Sábado, 21 de Mayo del 2022
Jueves, 21 Abril 2022 02:07

Consejos para negociar del Rey de los Moches

Consejos para negociar del Rey de los Moches Escrito Por :   Arturo Rueda

Contrastes de la política: mientras que el máximo logro de Estefan Chidiac en la política nacional fue presidir la Comisión de Hacienda, Mier Velazco ha sido líder de la fracción mayoritaria en dos legislaturas diferentes. Claro, no son lo mismo. El Rey del Moche utiliza su nuevo medio, Hipócrita Lector, para descargar la obsesión enfermiza vs Mier Velazco que proviene de una mezcla equilibrada de envidia y despecho.


 

Cuando alguien del PRIAN dice que hay que sentarse a negociar, el primer reflejo es cuidarse la cartera. Es así porque durante los últimos 30 años la retórica de la negociación política tenía como objetivo ‘moches’, dinero en efectivo en maletas, o el intercambio de espacios de poder como gubernaturas.

 

Una retórica de la concertacesión a espaldas de la sociedad, siempre en lo oscurito. La especialidad de la casa PRIAN.

 

Y cuando el Rey de los Moches, Jorge Estefan Chidiac, dice que Ignacio Mier Velasco fracasó y le hizo falta negociar, en realidad lo que dice es que le faltó entregar ‘moches’, dinero en efectivo, o negociar algunas de las seis gubernaturas en juego este año.

 

No es un consejo a tomar viniendo de un personaje con tan escasa calidad moral que, después de ocupar por tercera ocasión una diputación federal, fue enviado de regreso a la política aldeana para hacerse cargo de una fracción minoritaria en el Congreso. Los corruptos lo desecharon por maxi corrupto.

 

Contrastes de la política: mientras que el máximo logro de Estefan Chidiac en la política nacional fue presidir la Comisión de Hacienda, Mier Velazco ha sido líder de la fracción mayoritaria en dos legislaturas diferentes.

 

Claro, no son lo mismo.

 

El Rey del Moche utiliza su nuevo medio, Hipócrita Lector, para descargar la obsesión enfermiza vs Mier Velazco que proviene de una mezcla equilibrada de envidia y despecho.

 

Envidia porque él nunca llegó a la élite de la toma de decisiones de México, sino que se quedó en el nivel de maletero, y despecho porque Mier ha rechazado todas las peticiones de Estefan para reunirse y ‘negociar’.

 

Con Estefan no se puede ‘negociar’ porque, al igual que los ‘Alito’ Moreno, Moreiras y compañía, lo único que les interesa son beneficios económicos, los moches, el dinero en maletas.

 

La lógica de Andrés Manuel, que no de la 4T, es totalmente opuesta: no se concede nada, no se negocia nada, no se entrega dinero ni gubernaturas, y que la gente juzgue. Que se quiten la máscara.

 

Esa política ha llevado a que el PRI, como marca partidaria, siga cuesta abajo. Va en camino a convertirse en una franquicia que valga seis por ciento y unos cuantos diputados.

 

Eso, en el mejor de los casos. En el peor, será un satélite permanente de Acción Nacional.

 

Veamos el otro lado: Eduardo Rivera es un político elogiado por Estefan Chidiac porque sí negocia. O sea, sí reparte dinero.

 

El alcalde de la ciudad exprime a los poblanos con multas y parquímetros para concederle ‘aviadurías’ a los pocos priístas que quedan como a Víctor Giorgana y Germán Sierra, quienes cobran 50 mil pesos al mes por no hacer nada.

 

O las 15 plazas que entregó a Estefan Chidiac y cuyos nombres serán revelados oportunamente para evidenciar como es que el PRIAN se entiende gracias al abuso del erario.

 

No todos los negocios del PRIAN prosperan, como el que tramaron el Rey del Moche y ‘Lalo’ Rivera para cobrarle a los poblanos el alumbrado público. Aunque fue propuesta de Estefan, al final tuvo que comerse su iniciativa y votarla en contra en la total indignidad.

 

Al final, esa es la diferencia: Mier Velazco trabaja directamente para el Presidente de la República.

 

Y Estefan, pues, para quien sea que le aviente unos pesos. Así tenga que recogerlos del fango.

 

Porque quien lo negocia todo, lo único que no conoce es la dignidad.

 

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto