Sábado, 27 de Noviembre del 2021
Martes, 16 Febrero 2021 02:47

Reelección = voto de castigo

Reelección = voto de castigo Escrito Por :   Arturo Rueda

La elección de 2021 ya se pudrió. La equidad no podrá ser garantizada por el IEE y se avecina el caos en la que cualquier alcalde, diputado, regidor o síndico podrá hacer lo que quiera o le permita su ambición. El único freno serán los escrúpulos personales


 

Lo señalé oportunamente: era previsible que el Tribunal Federal Electoral tumbara el reglamento del IEE que exigía a los aspirantes a reelegirse solicitar licencia de 120 días. Primero el TEEP lo redujo a 90 días y ahora la Sala Regional eliminó de plano el requisito de la licencia.

 

Es una resolución que cambiará el sistema político de México, no sólo de Puebla. El TEPJF validó que todos, así como lo lee, TODOS los que aspiren a reelegirse podrán mantenerse en sus cargos, y que el IEE tendrá que emitir unos nuevos lineamientos para garantizar la “equidad”, lo cual ya es imposible.

 

La elección de 2021 ya se pudrió. La equidad no podrá ser garantizada por el IEE y se avecina el caos en la que cualquier alcalde, diputado, regidor o síndico podrá hacer lo que quiera o le permita su ambición. El único freno serán los escrúpulos personales.

 

Pero los escrúpulos escasean. Ayer mismo Claudia Rivera comenzó a inundar teléfonos celulares en la capital con mensajes SMS para promocionar sus acciones como alcaldesa, promoción que sirve a la candidata. Ya es imposible de distinguir porque así lo quiso el TEPJF.

 

El PRIANRD calcula que esa decisión los beneficia. En sus encuestas, afirman, se señala que existe una amplia mayoría que rechaza la reelección, sin distingos de partidos. Así lo festejó Genoveva, tal como lo hizo el Jurídico del PRI que impugnó el reglamento.

 

Los datos son contundentes: la reelección sin solicitar licencia incentiva el voto de castigo. Apenas un 20 % de los que buscan otro periodo lo logra, según datos estadísticos que poseen.

 

Ellos creen que Morena, con esta resolución, no tiene otra que candidatear a sus actuales ediles: es decir, que Claudia se queda en Puebla. Y como carga tanto desprestigio, cualquiera del PRIANRD -aunque no se llame Lalo Rivera- la va a arrasar.

 

Que lo mismo pasará con Karina en San Andrés, con Arriaga en San Pedro, con Norma Layón en Texmelucan, Marisol en Tecamachalco, el Ecoloco Vargas en Huachi, Angélica Alvarado en Huejotzingo, Teutli en Coronango, Lupita Daniel en Cuautlancingo, Mario de la Rosa en Amozoc y Carlos Tentle en Serdán.

 

Calculan, creen, que su único destino es la derrota. Primero porque consideran que casi todos hicieron malos gobiernos, y dos, porque el chip de la gente es contra la reelección. El voto de castigo se potencializa.

 

¿Tienen razón?

 

Su optimismo parte de una teoría política de la reelección que se da en Europa: la reelección como un acto de rendición de cuentas. O el máximo acto de rendición de cuentas.

 

 

Según esta teoría, no puede haber mejor rendición de cuentas de un gobernante que someterse nuevamente a la voluntad popular. Y si es así, mucho que ocurra en el ejercicio del cargo, pues los electores no harán de su voto un ejercicio de memoria o de cooptación, sino votarán conforme a su experiencia en tiempo real.

 

Por eso, en Europa no es necesario pedir licencia al cargo ni separarse. Los primeros ministros continúan ejerciendo al mismo tiempo, sin que por ello eso signifique inequidad.

 

No quisiera extenderme mucho, pero creo que ese optimismo no tiene bases en nuestra cultura política. En nuestro sistema, mantenerse en el cargo es inequitativo por el precario manejo de recursos públicos.

 

 

Acepto, claro, que el fallo de la Sala Regional favorece el stato quo: serán candidatos aquellos que ya se encuentran en el cargo, pues sólo una decisión política del partido se las puede quitar. Y conforme avanza el tiempo, ya es más difícil.

 

Quizá en los búnkers de Claudia y compañía se abrieron las botellas de champaña porque consideran que ya amarraron su boleto y ni siquiera tendrán que pedir licencia. Van a seguir cobrando sueldote, y con todas las prerrogativas del cargo.

 

Algo se hizo muy mal en el legislativo para llegar a esto.

 

Ahora sólo falta averiguar si es cierto eso de que no pedir licencia potencia el voto de castigo.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto