Martes, 26 de Enero del 2021
Viernes, 08 Enero 2021 03:25

RMV era el dueño del Agusta: helicopterazo versión 2.0

RMV era el dueño del Agusta: helicopterazo versión 2.0 Escrito Por :   Arturo Rueda

La única explicación posible es que el helicóptero era de Rafael Moreno Valle, adquirido a través de triangulaciones financieras de los contratos entregados a los Torre Mendoza, quienes la hicieron de prestanombres para evitar ataques mediáticos por la propiedad del Agusta Grand. Repito: ¿por qué Coppe pilotaba un helicóptero de los Torre Mendoza si él trabajaba para el hangar del gobierno estatal?


 

En algunos círculos del barbosismo crece la certeza de que si la Fiscalía General del Estado (FGE) revivió el tema del helicopterazo con la detención de los cinco chivos expiatorios de Rotor Flight Services es porque la muerte de Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso se va a convertir en bandera electoral del PRIANRD en el proceso electoral.

 

No tienen dudas, vaya, de que el helicopterazo será tema de campaña.

 

Tienen dudas de porqué el fiscal Higuera Bernal se habría prestado a esta jugarreta, pero como no hay culpas, tampoco frenaron la reactivación del accidente. Ni lo objetaron.

 

Es decir, con efecto retardado, Genoveva Huerta y los panistas van a lucrar con la muerte de su jefe político y de la gobernadora. Lo harán así porque dos años después, por fin, se ha disipado la mentira de que los Moreno Valle no murieron, sino que se fugaron a Dubai a disfrutar su riqueza malhabida.

 

A Luis Miguel Barbosa el tema no le quita el sueño, ni sufre ni se acongoja, porque sabe que una investigación va a llegar al tema del que nadie ha querido hablar en estos dos años: que el Agusta Grand en realidad era propiedad de Rafael Moreno Valle, y los hermanos Torre Mendoza, sus prestanombres.

 

En efecto, nunca nadie explicó por qué el capitán Roberto Coppe, piloto del gobierno estatal, operaba una aeronave de una empresa privada de aerotaxis Servicios Aéreos del Altiplano (SAASA), de los hermanos Torre Mendoza.

 

Está bien que los Moreno Valle fueran clientes frecuentes de SAASA, y que durante su gobierno los hiciera beneficiarios con contratos millonarios a través de Grupo Providencia.

 

¿Pero una empresa privada iba a dejar que volara su helicóptero Agusta Grand -de varios millones de dólares- un piloto que no trabajaba para ellos, sino para el gobierno estatal?

 

La única explicación posible es que el helicóptero era de Rafael Moreno Valle, adquirido a través de triangulaciones financieras de los contratos entregados a los Torre Mendoza, quienes la hicieron de prestanombres para evitar ataques mediáticos por la propiedad del Agusta Grand.

 

Repito: ¿por qué Coppe pilotaba un helicóptero de los Torre Mendoza si él trabajaba para el hangar del gobierno estatal? ¿Sólo porque los Moreno Valle eran clientes frecuentes?

 

 

Si la Fiscalía quería o quiere llegar al fondo del helicopterazo, a los que debe detener es a los hermanos Torre Mendoza, a los que se tragó la tierra, quienes de plano desaparecieron a Servicios Aéreos del Altiplano.

 

Ya ni página de internet tienen, dejaron de prestar servicios de taxi aéreos, no se sabe qué hicieron con el resto de las aeronaves y oficialmente son ilocalizables.

 

Los empleados de Rotor Flight Services son chivos expiatorios porque encubren a los verdaderos conocedores de la trama: José Antonio y Rafael Torre Mendoza.

 

No se puede olvidar que el 6 de diciembre, 18 días antes del accidente, Coppe entregó al ex gobernador Antonio Gali Fayad un Certificado de aprobación del Sistema de Gestión de la Seguridad Operacional Aérea, durante un acto oficial en el aeropuerto Hermanos Serdán al que asistió Rafael Torre Mendoza.

 

En esa dirección es que debe observarse la respuesta que dio el gobernador Luis Miguel Barbosa a Mario Alberto Mejía en su larguísima entrevista: son los propios panistas los que rodeaban y controlaban el mantenimiento del helicóptero.

 

¿En dónde desaflojaron los dos tornillos que provocaron el alabeo a la izquierda que los pilotos no pudieron recuperar? ¿En dónde tomaron los pilotos el Agusta Grand?

 

 

Si alguien mató a los Moreno Valle, pues es claro que fue quien conocía el teje maneje del helicóptero, el vínculo con los Torre Mendoza y administraba la relación con ellos.

 

En ese sentido, Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso fueron traicionados desde dentro de su propio grupo político. Recibieron una puñalada por la espalda que los liquidó.

 

¿Alguien duda que esto puede ser posible?

 

Ahora, por supuesto, se trata de especular QUIÉN.

 

¿Quién tenía interés, desde adentro, en matar a los Moreno Valle?

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •