Martes, 13 de Abril del 2021
Miércoles, 17 Marzo 2021 03:15

El PRIANRD hará el ridículo gracias al Geno-cidio

El PRIANRD hará el ridículo gracias al Geno-cidio Escrito Por :   Arturo Rueda

Todo parece una estrategia de derrotas en efecto cadena. El repudiado Ray Cuautli no podrá ayudar a la ignota Aurora Sierra, y ambos no le darán votos a Humberto Aguilar Coronado. El resultado final es que Karina se reelegirá, Tonantzin igual y, para desgracia de México, Nay Salvatori seguirá en San Lázaro.


 

Desde las gradas, Morena aplaude rabiosamente el Geno-cidio que vive Acción Nacional en Puebla. Entre eso y el efecto milagroso de las vacunas a cuentagotas, ha revivido en las encuestas.

 

Los Garmendia, Evangelista y compañía no tienen palabras para agradecerle a Geno-cida por regalarles triunfos importantísimos en San Andrés Cholula y Tehuacán, bastiones en riesgo.

 

Todo parece una estrategia de derrotas en efecto cadena. El repudiado Ray Cuautli no podrá ayudar a la ignota Aurora Sierra, y ambos no le darán votos a Humberto Aguilar Coronado.

 

El resultado final es que Karina se reelegirá, Tonantzin igual y, para desgracia de México, Nay Salvatori seguirá en San Lázaro.

 

El efecto es multiplicador en todo el estado.

 

El cuñadazo Kevin no dará ni un voto en la Sierra Norte que se volverá a perder. En Tehuacán se temía por el efecto Patjane, pero ahora el PAN tendrá que temer el efecto Jacobo Aguilar, su candidato que ocupa el lugar 9 entre los aspirantes panistas a ese municipio.

 

No es exageración, pero el PRIANRD comienza a desangrarse en el Geno-cidio.

 

En su caída a los avernos, Genoveva Huerta amenaza con arrastrar a un encuestador serio como Manuel Martínez Benítez, del Centro de Estudios Consultivos, y a otro de muy bajo nivel porque nunca le atina a nada, Alex Durán, de Strategia Consulta.

 

Los va a arrastrar porque parece que se ‘amafió’ con ellos para que recibieran el dinero de los aspirantes, pero nunca les mostró el resultado de las encuestas. Los dueños de los instrumentos son ellos, los aspirantes, pero Genoveva ordenó que no se entregaran ni se hicieran públicos.

 

Eso, obviamente, es un fraude. Hasta podrían interponer denuncia penal.

 

La acusación es grave y en ella coinciden los aspirantes de Tehuacán, San Pedro Cholula y en Tecamachalco. Se indagan todavía más casos. En el caso en el que se acusa venta de candidaturas, San Andrés Cholula, ni siquiera llegaron al fraude de las encuestas.

 

Ayer CAMBIO mostró las fichas de depósito. Entre todos los aspirantes juntaron alrededor de 200 mil pesos. En encuestas espejos del BEAP el puntero era René López Cárdenas, que ahora señala a Genoveva de vender la candidatura a cambio de 8 millones de pesos a Jacobo Aguilar.

 

Los 8 millones por Tehuacán, más de los 3 por San Andrés, habrían engordado los bolsillos de Genoveva con 11 millones de pesos. Nada mal.

 

Pero también hay rumores en Teziutlán, porque Gerardo Macip Ríos dice que hubo muy buenos “acuerdos” para colocar al impresentable de Toño Vázquez, ex edil de ese municipio.

 

Hasta Inés Saturnino narró ayer el mismo modus operandi en Tecamachalco: acuerdo entre los aspirantes, pago a los mismos encuestadores y negativa a entregar los resultados.

 

Entiendo la colusión de Alex Durán, pues ese ‘encuestador’ sólo aparece en procesos electorales para vender espejitos. Pero conozco a Manuel Martínez Benítez de hace tiempo por tipo serio. ¿Para qué prestarse a esas jugarretas? Valdría la pena una postura pública.

 

Total, Acción Nacional en Puebla vive un Geno-cidio y tomo la expresión prestada del columnista Javier Arellano.

 

El Geno-cidio es la dirigente estatal acosada por la militancia de varios municipios que no se resignan a ver a impresentables con sus siglas. Ya de por sí cedieron muchos espacios en la alianza PRIANRD. Ya de por sí les tocará hacer campaña con priistas y perredistas.

 

Pero las noticias son malas. Ayer la encuestadora de Jorge Buendía reveló que la coalición Morena-PT-PVEM tiene una intención de voto de 54 puntos y se perfila para retener la mayoría en la Cámara de Diputados con más de 340 curules.

 

En la mesa del PRIANRD, Néstor Camarillo y Carlos Martínez Amador tiene que sentar en la silla de los acusados a Geno-cida para que explique el desastre que trae.

 

Y que se anote desde hoy: si el PRIANRD hace el ridículo frente a Morena en Puebla, si las opciones de Lalo Rivera comienzan a diluirse, todo fue culpa de Geno.

 

Del Geno-cidio del PAN que arrancó con acusaciones de venta de candidaturas, y la imposibilidad de justificarlas con argumentos en público ante la rebelión de la militancia.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto