Viernes, 16 de Abril del 2021

De vendedora en conciertos a sacacopias afuera del CESSA: así es como María Luisa sobrevive la pandemia

Miércoles, 07 Abril 2021 14:35
De vendedora en conciertos a sacacopias afuera del CESSA: así es como María Luisa sobrevive la pandemia

En entrevista para CAMBIO, María Luisa contó cómo fue que tuvo la idea de sacar copias en las afueras del CESSA Tlaxcalancingo tras la vacunación de abuelitos y así saca adelante a sus hijos.

Fernanda Escobedo

@mf_escobedo



De vendedora en conciertos y eventos masivos, pasó a colocar un puestecito de saca copias en las afueras del CESSA Tlaxcalancingo, con tal de poder sobrevivir a la crisis por la pandemia. Esta es la historia de la señora María Luisa, una mujer que se levanta todos los días a las 4 de la mañana, recorriendo los centros de salud aprovechando la jornada de vacunación con tal de sacar a sus hijos adelante.




Mediante un recorrido realizado por CAMBIO, este día con tal de documentar la jornada de vacunación contra el COVID para adultos mayores en las instalaciones de dicho centro de salud, se pudo constatar que las largas filas y aglomeraciones como la primera vez cuando fue la aplicación de la primera dosis de Pfizer ya no existían, debido a que, la Secretaría de Salud tomó el control de este evento.


Sin embargo, en el CESSA Tlaxcalancingo existen dos panoramas, el de los abuelitos que tienen la esperanza de recibir su segunda dosis para tener inmunidad a esta enfermedad y el de los vendedores ambulantes, que buscan salir adelante ofertando sus productos como cubrebocas, caretas, sombrillas y hasta copias.


Prueba de ello es la señora María Luisa, madre de dos jóvenes y una adolescente que actualmente estudia la preparatoria, pues ella decidió emprender algo nuevo e innovador para poder repuntar sus ganancias económicas ante la falta de negocios que venden copias en los alrededores de este sanatorio.


La historia de esta mujer emprendedora inició desde la primera jornada de vacunación, cuando a los abuelitos se les aplicó la primera dosis de Pfizer en Cholula, ella decidió acudir para poder vender refrescos y sombrillas, pero, notó que muchas personas estaban más preocupadas y hasta corrían para buscar una papelería y sacar copias de CURP y comprobantes de domicilio.


Ante ello, con la ayuda de su hija menor, María Luisa decidió colocar un puestecito de copias rodante, utilizando la copiadora que su hija utiliza para la escuela y con su ayuda, decidieron colocar este micro negocio en las afueras del CESSA Tlaxcalancingo con tal de poder llevar el sustento a su hogar.


“Nos llevó la necesidad económica por toda esta situación, llevo un año sin trabajar y ahorita como empezó las vacunas vimos que mucha gente requiere copias, pero, no hay negocios de esto o alguna escuela cerca, entonces un día venimos a vender puro refresco y sombrillas, vimos que mucha gente corría porque buscaban copiadora”, confesó para CAMBIO María Luisa.


Reveló que ella se traslada desde la capital poblana, exactamente desde la colonia Resurrección y todos los días se ha levantado a las 4 de la mañana para poder llegar a buena hora con tal de obtener una buena clientela.María Luisa comentó a CAMBIO que sus copias las da en 2 pesos y ha tenido la fortuna de que muchas personas le han agradecido por pensar en esta idea.


Sin embargo, las ventas no han sido como ella y su familia quisieran, pues han estado bajas, confesó que ella siempre ha sido comerciante, asistía a vender en conciertos, bailes u otro tipo de eventos masivos, pero con su suspensión debido a la contingencia se ha quedado sin trabajo.



“Nosotros siempre hemos sido comerciantes, íbamos a eventos masivos como conciertos, partidos de fútbol, bailes, siempre hemos salido fueras, pero por la pandemia llevamos ya un año sin trabajar, la economía está muy baja y un hogar siempre pide, más los hijos que estudian, ni modo de dejarlos sin nada”, lamentó.



Por último, María Luisa mencionó que han recurrido otros puntos de vacunación junto con su puesto de saca copias a otros municipios como Tehuacán, Izúcar de Matamoros y ahora en San Andrés Cholula con tal de llevar el sustento a su casa, pese a todas las adversidades se mostró optimista con su sonrisa presente, pues señaló que para todo mal siempre habrá algo bueno.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto