Lunes, 12 de Abril del 2021

Mafia de jueces corruptos de CDMX desestabiliza cooperativa Cruz Azul (VIDEOS)

Martes, 06 Abril 2021 01:55
Mafia de jueces corruptos de CDMX desestabiliza cooperativa Cruz Azul (VIDEOS)

Un nuevo escándalo de la cooperativa Cruz Azul está a punto de estallar e implica, entre otras, a una planta ubicada en Palmar de Bravo, Puebla. Puesto que una mafia de jueces de la CDMX sigue desestabilizando y dictando resoluciones que ponen en peligro cientos de fuentes de empleos en cuatro plantas y a quince mil familias.

Arturo Rueda

@NigromanteRueda



Falta poco para que el nuevo escándalo de la cooperativa Cruz Azul, que tiene una planta en Palmar de Bravo, llegue a Puebla. Puesto que una mafia de jueces de la CDMX sigue desestabilizando y dictando resoluciones que ponen en peligro cientos de fuentes de empleos en cuatro plantas y a quince mil familias.



cementos cruz azul


El pleito legal en la cooperativa Cruz Azul parece interminable pese a que el anterior presidente, Guillermo Álvarez Cuevas, es perseguido por lavado de dinero con el uso de siete empresas factureras para desviar más de 114 millones de pesos.




En esta mafia de jueces de la CDMX se ubica al sexagésimo de lo civil, José Manuel Salazar Uribe; al 8 Alejandro Torres Jiménez -ahora magistrado- de la misma adscripción y juez 24 Roberto Yañez Quiroz, así como diversos jueces de control en materia penal.


Este último, en un acto extremo y fuera de cualquier legalidad, dictó medidas cautelares a todas las autoridades “que se abstengan de emitir alguna resolución que impida a Marín y Velázquez seguir al frente del Consejo de Administración”, lo que abogados consideran una aberración.


El juez 60 de lo civil, José Manuel Salazar Uribe, volvió a desconocer a los legítimos administradores encabezados por Federico Sarabia pese a que este fue votado por una asamblea legal y mayoritaria de cooperativistas realizada el 26 de agosto de 2020.



En esa fecha un grupo de 555 socios de la Cooperativa Cruz Azul aprobaron "por mayoría" designar a Federico Sarabia como presidente del Consejo de Administración de la empresa, así como a Alberto López como encargado del Consejo de Vigilancia, en una asamblea general que tuvo el aval del notario 47 de la Ciudad de México, Alfredo Miguel Durango.


Desde entonces, el juez 60 de lo civil de la CDMX junto con el juez 8 Alejandro Torres Jiménez de la misma adscripción han tomado numerosas determinaciones para favorecer a un grupo disidente al que le dio la posesión de las plantas de Aguascalientes y de Palmar de Bravo.


Ese grupo disidente beneficiario de las resoluciones de la mafia de jueces lo encabezan José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez.


Las resoluciones del juez sexagésimo de CDMX


Previo a la asamblea realizada el 26 de agosto, José Manuel Salazar Uribe, Juez Sexagésimo Civil de esta capital, ordenó a la fuerza pública la posesión y entrega de instalaciones de la Cooperativa Cruz Azul localizadas en Periférico Sur 5550-5, como parte de un juicio mercantil relacionado con Afianzadora CBL Fiducia, empresa con la que la directiva de Guillermo Álvarez Cuevas presuntamente arrendó bienes de la cementera.


La medida precautoria fue dictada por el juez sobre las Plantas Cruz Azul Hidalgo y Lagunas, la primera localizada en la carretera Tula-Tepejí, en la Ciudad Cooperativa Cruz Azul de esa entidad y la segunda en el barrio de la Soledad, en Lagunas, Oaxaca.


En los tres casos, el juez autorizó hacer uso de la fuerza pública y el rompimiento de cerraduras, con el propósito de que sea tomada la posesión de todos los bienes, maquinaria y equipos.


Pero previo a la asamblea, el mismo juez la canceló ilícitamente. El Juzgado 60 de lo Civil de la Ciudad de México notificó la orden de cancelación de la Asamblea de socios convocada para el miércoles 26 de agosto, por lo que en acatamiento a dicha indicación quedó suspendida supuestamente por no contener medidas sanitarias antiCOVID lo cual fue considerado una “argucia jurídica”.


El Juez José Manuel Salazar Uribe, en su resolución notificada al Consejo de Administración y Vigilancia, les ordena la cancelación de la Asamblea, al no cumplirse los requisitos legales ordenadas en las Bases Constitutivas de la Cooperativa.


Luego exigió a los notarios y corredores evitar inscribir y legalizar esos actos en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de la CDMX.


Ahora, luego de exigir a autoridades regístrales que no incluyeran los resultados de la asamblea, autorizó la celebración de una asamblea extraordinaria para el 5 de abril de 2021 con el aval del 45% de los cooperativistas.