Wednesday, 17 de July de 2019

Trazo original del teleférico no violaba Ley de Monumentos: tardía victoria jurídica de RMV

Viernes, 30 Enero 2015 02:36
El gobierno de Rafael Moreno Valle se alzó con una nueva victoria jurídica en los tribunales federales en el amparo de revisión 319/2014 interpuesto en contra de la construcción del teleférico en su trazo original, de acuerdo con el fallo del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito, por lo que el proyecto del gobierno estatal no violó la Ley de Monumentos ni dañó ningún inmueble, e hipotéticamente podría recuperarse el trayecto original y llegar a un costado de la Casa del Torno, o Casa Roja.
  • Héctor Hugo Cruz Salazar @hectorhugo_cruz



El gobierno morenovallista obtuvo una victoria definitiva en el amparo en revisión interpuesto en contra de la construcción del teleférico en su trazo original, de acuerdo con el fallo del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito, toda vez que el proyecto del gobierno estatal no violó la ley de monumentos ni dañó ningún inmueble, por lo que hipotéticamente podría recuperarse el trayecto original y llegar a un costado de la Casa del Torno o Casa Roja.



El proceso legal fue iniciado por académicos integrados en la fundación Manuel Toussaint AC, y el Comité Defensor del Patrimonio Histórico Cultural y Ambiental de Puebla AC, a principios del 2013 y el 23 de enero del mismo año lograron la suspensión definitiva de la obra, luego de que acreditaron que no se tenían permisos de construcción ni de parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además de que el inmueble de la Casa del Torno, una de las dos torres de ascenso y descenso del teleférico, estaba catalogado como histórico.



Tras dos años de pleito jurídico, el pasado 15 de enero los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito resolvieron por unanimidad sobreseer el juicio de amparo en revisión 319/2014 promovido por Montserrat Gali Boadella y Rosalva Loreto López, confirmando la sentencia emitida por el Juzgado Cuarto de Distrito con sede en Puebla relativo a los juicios de amparo indirecto 1962/2012y sus acumulados 423/2013 y 1391/2013 (490/2013), que también sobreseyó los recursos interpuestos contra la instalación del teleférico.



La determinación del Colegiado en Materia Administrativa señala que “las inconformes omitieron combatir los fundamentos y motivos torales del fallo recurrido, en lo conducente, ya que no impugnan con razonamientos jurídicos las consideraciones en que se sustenta y, por las cuales se estimó la acreditación de la causa de improcedencia; sin que la sola cita de las tesis que invoca, lo relevara de la carga que tiene de formular los motivos de inconformidad que controviertan lo argumentado en la sentencia impugnada, de ahí que los agravios deben estimarse inoperantes”.



El proceso jurídico iniciado por Montserrat Gali y Rosalva Loreto obligó al gobierno morenovallista a detener en 2013 la construcción del teleférico e incluso a modificar hasta en cuatro ocasiones su ruta de trasladado, quedando finalmente la que actualmente se construye, que va del Centro Expositor a un costado de la iglesia Cristo Rey, sobre la calzada Zaragoza, con un trayecto de poco más de 500 metros.



 



Cuatro rutas



Las cuatro rutas que fueron en su momento proyectadas por el gobierno estatal tenían como punto de partida el Centro Expositor y originalmente llegaría a la Casa del Torno, sobre el bulevar 5 de Mayo. A raíz del proceso jurídico se hizo una primera modificación del trazo para llevar la torre de ascenso-descenso a la 12 Oriente, posteriormente se desechó la idea y se hizo una nueva ruta teniendo como terminar el estadio Cuauhtémoc VIP, pero al final se optó por dejar la que hoy se construye.



 



Los Prida fracasaron con la obra



Además, en un principio la administración morenovallista había concebido que el teleférico fuera construido a través de un Proyecto de Prestación de Servicios, con un costo de 200 millones de pesos y se entregó de manera directa la obra a AyPP Constructores —propiedad de los hermanos Armando y Paul Prida Noriega—.



A la empresa AyPP Constructores se le adjudicó la destrucción de la Casa del Torno y tras ser suspendida la obra por la justicia federal, en el cambio del proyecto comenzaron a construir la torre de ascenso y descenso en la estación Valdez —ubicada en la 12 Oriente y privada 6 Norte—.



 



Mejor licitaron el proyecto



El fracaso total en las primeras tres rutas orilló a que el gobierno estatal desistiera de su idea de construirlo mediante PPS y por ello en junio se lanzó la licitación LPF-PRO-2014 013 para la construcción del mismo. Un mes después, el 27 de julio se declaró desierto el proceso pues ninguna de las cuatro propuestas recibidas fue solvente y finalmente el 20 de agosto de 2014 la empresa “fantasma” CEMS Constructora SA de CV arrancó los trabajos de construcción del miniférico, cuya inversión será de 166 millones 430 mil 259 pesos y tenía que haber sido concluido desde diciembre del año pasado. 



Valora este artículo
(2 votos)
Modificado por última vez en Viernes, 30 Enero 2015 03:44