Tuesday, 24 de September de 2019


Felices y seguras fiestas 2014 y un gran año 2015




Escrito por  Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras
foto autor
Pues bien, todo principio tiene un fin y cada ciclo se cumple eventualmente y esta vez no es la excepción, en un mundo tan convulsionado, en mi México tan tristemente golpeado, en nuestro Estado a veces bien y a veces confundido y que decir de nuestro municipio de Puebla Capital que nos encontramos de mal en peor en materia de Seguridad Pública solo nos resta rogarle a Dios que nos ayude, darle las gracias por el año que está terminando, pedirle a Santa Clause, Claus, Clos, o como lo quiera escribir y también a los Reyes Magos por que nos traiga de verdad fuerzas y decisión, voluntad y sabiduría, esperanza y comprensión de manera tal que podamos todos juntos y de una vez por todas, gobierno y gobernados traer la tan ansiada tranquilidad que hace un tiempo se nos ha distanciado.

Cosas van y otras vienen, sin embargo aun con todas las penalidades y momentos difíciles por los cuales pasamos en nuestra Tierra, en nuestra Patria, en nuestro querido y amado México, seguimos bregando, luchando, estudiando y preparándosenos para el futuro, que a ciencia cierta en ocasiones y a veces no lo comprendemos, sin embargo lo tenemos que afrontar y entender a fin de lograr una vida acorde a lo que hemos soñado.

 

 

En lo particular me ha pasado de todo incluso traiciones de supuestos amigos que uno en un momento apoyo y que han perdido toda ideología de lealtad y principios, bueno todo menos dos principios, su gran ambición y amor por el dinero y tal vez solo su lealtad por quienes les conviene y ponen a venta su cabeza y dignidad, con tal de no perder lo que ellos piensan que es lo que vale la pena en la existencia, aun con traiciones hasta a sus raíces con tal de lustrarse y hacerse conocer, aun con traiciones a su propia tierra y gobernantes, pero de eso la les comentare el año que entra en el mes de enero si Dios nos presta la vida.

 

 

Cosas que en ocasiones nos cuesta trabajo comprender, sin embargo debemos (pienso yo), de hacer un alto para la reflexión y el encuentro con nosotros en nuestro interior y con los demás, con nuestras ideas y nuestras esperanzas, con nuestros sueños y con nuestras pesadillas.

 

 

Un paso, que en estas fechas al menos, nos hagan entender la importancia que tienen las personas que nos rodean para nosotros y nosotros para ellos, también por supuesto, para entendernos con las personas que aun siendo cercanas a nosotros no se encuentran físicamente cerca, pero que de alma y corazón están justo ahí en nuestra, mente, en nuestros recuerdos y en las más bellas de nuestras realidades.

 

 

Pienso, si me lo permiten que debemos de darnos una tregua entre tanto marasmo de lucha, de ataques y de defensas, para comunicarnos con nosotros mismos y pensar si lo estamos haciendo bien, porque si esto no es así, si la comunicación interna no se está dando, entonces como podremos comunicarnos con los demás.

 

 

Deberemos de igual manera, y tal vez como lo hacemos cada año por estas épocas, de revisar nuestros recuerdos y analizar lo que nos pusimos como metas y anhelos, y ver que tanto hemos logrado y que nos falló, y no sentirse triste si no logramos lo que queríamos, tal vez nos faltaba esa comunicación interna y simple y sencillamente no se dio, sin embargo, si logramos identificar el problema, este, ya tiene un 50 % de solución y entonces, ahora si, desde el primero de Enero, o desde mañana, ¡o por que no¡, desde hoy, es seguro que lograremos lo que no se realizado.

 

 

En fin que la principal razón de esta columna que entrara en unas vacaciones como dijera el Teacher López Dóriga “no sé si merecidas, pero si necesarias vacaciones” es importante para mi quienes sin ninguna censura ni cortapisa, me dan la oportunidad de usar este espacio por el cual me puedo comunicar con todos ustedes.

 

 

Quiero desearles a todos los habitantes de este nuestro Estado, a todos los que habitan y hacen su casa de este nuestro bello país, y a todos los del mundo ¡por qué no?, que puedan lograr el vivir en una esencia de dicha plena, completa y total en compañía de sus seres queridos, y también por qué no, con los más bellos recuerdos de los que ya no están, que logren lo que desean, pero y si no fuere así, que cada día Dios nuestro Señor, cualquiera que sea su idea de la divinidad, los provea de más fuerza y decisión para emprender cada vez con más ganas sus sueños.

 

 

Y sobre todo, que estén contentos con ustedes mismos, y que tengan la suficiente compasión y amor para repartirlo por todo el mundo y a todos sus habitantes.

 

 

En fin, que su misión en esta vida, sea cual sea que les haya preparado Dios, sea gratamente compartida con todos y sean ustedes mismos motivos de felicidad para sí y para quienes les rodean

 

 

Que Dios los bendiga a todos y nos vemos, oímos o leemos el año que entra Feliz Navidad y Prospero año nuevo 2015

 

 

¿O, No?

Juzgue Usted

[email protected]

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus