Wednesday, 18 de September de 2019


Nay Salvatori: Estás Carbón




Escrito por  Jose Luis Ramirez
foto autor
Advertencia: El siguiente blog será escrito en un lenguaje  vulgar para los que son fans de Nay Salvatori y con un poco de educación para los que son fans de Brahim Zamora (o leen su blog) , si usted se siente ofendido por los comentarios que hago en este blog,  Perdón, pero no mame ¡YO DIGO MENOS GROSERIAS QUE NAY SALVATORI Y ESO QUE NO TRABAJO EN UNA ESTACIÓN DE RADIO! .Si usted está apunto de leer este blog y no entiende ni porque estoy escribiendo sobre Nay Salvatori y Brahim Zamora, lea cualquier nota del día de miércoles 28 de enero que hable sobre ellos, en los periódicos Diario Cambio o Central y después comience a leer este blog porque el tema es interesante.

La primera vez que escuché a Nay Salvatori en la radio, pude darme cuenta que la “vieja” tenía talento para estar detrás de un micrófono, no solo por su voz ronqui-“sexy” (típica de la mayoría de las locutoras de radio en Puebla), sino porque era capaz de hacerme reír, cosa que ningún locutor de radio en Puebla había logrado en mí, ni si quiera mi papá (que también fue locutor de radio en sus dorados años 90as). A mi papá le hablaba por teléfono a la cabina de radio donde trabajaba y le decía ¡Pá me pones la canción de Vuela Vuela de Magneto!  Y después de 6 canciones que sus fans (en su mayoría señoras de 40 años) le habían pedido, ponía la mía.

 

 

Tal vez si le hubiera hablado por teléfono a Nay Salvatori nunca hubiera puesto mi canción de Vuela Vuela de Magneto, pero eso no me importaba, lo que me importaba era escuchar sus vulgaridades, por fin las personas vulgares  teníamos a nuestra representante y ¡era mujer! y eso lo hacía más sexy aún, porque la imaginabas con una cara de pervertida sexual, cabello negro, 1.75 de estatura, cuerpo perfectamente moldeado, una cinturita sabrosa, bubis torneadas y un trasero formidable (algo así como Martha Devayle).

 

 

La primera vez la vi, fue en una foto de su Facebook, definitivamente no era como Martha Devayle,  pero se me hizo una muchachona guapa, (aquí van los comentarios que todas las mujeres harán referente a que acabo de escribir que está guapa)

 

 

¡No mames José Luis pinche vieja está bien fea!

 

¡No mames pinche voz culera que tiene y pones en tu blog que tiene voz ronqui-“sexy” PINCHE PENDEJO!

 

¡No mames esa vieja se maquilla con donitas Bimbo y a sus fotos ni los pinches filtros de Instagram le ayudan!

 

¡Pinche vieja como te puede hacer reír, es una pinche naca-corriente!

 

¡Pinche vieja naca escribe como EmOxHiTa su nombre en Twitter!

 

¡Pinche vieja naca escribe como EmOxHiTa su nombre en Twitter!

 

Pero bueno muchos hombres sabemos que entre mujeres la envidia está cabrona (y aquí no faltara la mujer que diga) ¡Qué le voy a envidiar a esa pendeja estúpido, no envidio que ande con un empresario ni mucho menos su anillo de compromiso, que te quede claro imbécil!

 

 

Con el paso del tiempo Nay Salvatori, se robó mi corazón pero también el de muchos dueños de pulcatas, billares, choferes de los camiones Mayorazgo, de los de la ruta 10, los de los Rápidos de San Antonio y hasta los checadores de cualquier camión antes mencionado la sintonizábamos, después se convirtió en un personaje “famoso”, por su forma de hablar, y por su groserías (en lo personal me gustaría saber ¿qué la hace ser la única locutora de radio en Puebla con ese privilegio? ) .

 

 

Sin embargo puedo decir que desde aquel  Ultra 92.5 de finales de los noventas y principios del siglo con locutores como Sofia Pezzat y Michel Zepeda, o la época dorada de José Luis Ramírez Sánchez  en Stereo Hits 89.3, y el muy rescatable Abel Tovar con su buen gusto musical, no hubo ningún locutor de radio en Puebla que te entretuviera como Nay Salvatori.

 

 

Sofia Pezzat y Michel Zepada hacían buena mancuerna en el Ultra 92.5 de aquel entonces y Sofia Pezzat tenía un programa que se llamaba “Oldisc” que era muy bueno. José Luis Ramírez Sánchez  ponía buenas canciones después de las 9 de la noche y era seguro que iba a poner Whithout You de Mariah Carey o Iris de Goo Goo Dolls y Abel Tobar pondría canciones de The Strokes y seguro te recomendaría un buen disco.

 

 

Pero Nay Salvatori a diferencia de los locutores de radio que acabo de mencionar no se centraba en canciones para armar un programa de radio, si no en su “talento” para armar un sketch que ya sea copiado de Facebook y adaptado a la radio era entretenido y hay que ser sinceros (en Puebla todos la hemos escuchado para reírnos con lo que dice o  para criticarla y no bajarla de una vulgar). “Nay Salvatori es como cualquier canción de Garibaldi porque es un gusto culposo para muchos”.

 

 

Recientemente el activista Brahim Zamora escribió un blog en el que crítica uno de los programas de radio de  Nay Salvatori (que por cierto no escuchó, si no que se lo contaron) por su falta de ética y por exhibir los problemas de una señora que sufría maltrato físico por parte de su pareja, todo esto durante una llamada telefónica en su programa de Radio. Nay Salvatori “trató” de ayudar a la señora como pudo y como Dios le dio a entender y esa fue la gota que derramó el vaso para los de mucha moral en Puebla (y me refiero a esos que van al tabledance el sábado, pero que el domingo están en misa, o a las que tienen novio y juran amarlo, pero también tienen amigos cariñosos)

 

 

Hasta las 11:30 de la noche del 28 de enero de 2015 pensaba apoyar a Nay Salvatori y criticar la postura de Brahim Zamora como el típico poblano moralista…

 

 

¿Y qué fue lo que me hizo cambiar de idea?

 

 

Ayer por la tarde “la locutora” le dio el derecho de réplica a Brahim Zamora, y lo que pasó en la Cabina de Radio estoy seguro que esta vez (mi querido Brahim Zamora) este guion si fue escrito por el equipo de producción de Laura Bozzo,  porque Nay Salvatori fingió como la víctima y tú tuviste el papel de ¡Que pase el desgraciado!

 

 

Lo peor es que no solo estabas peleando con una Nay Salvatori altanera y que no te dejaba hablar como Adela Micha al “Peje” si no que te echó a todo su equipo de producción y hasta los abogados que supuestamente contrataron para ayudar a la señora que sufría violencia por parte de su pareja.

 

 

¡Ah! Y también te puso en el teléfono a la supuesta señora con la que había hablado en su programa del lunes, pero ¿qué creen?

 

 

 Tal vez a Brahim Zamora se lo chamaqueo Nay Salvaori y todo el equipo de EXA.fm porque no se dio cuenta de algo muy importante, la voz de la señora con la que habló el lunes Nay Salvatori no coincide con la voz de la supuesta señora que hablo cuando Brahim fue a la estación de radio.

 

 

Escuchen con atención el siguiente audio.

 

 

 

¿Saben una cosa? No critico la moral “bien definida” que pueda tener Brahim Zamora, ni lo vulgar que pueda ser Nay Salvatori, porque este blog lo escribo con la poca moral que me queda. Lo que me molesta es que la producción de EXAfm haya inventado que tenían a la señora en el teléfono, cuando se escucha perfectamente que esa voz es de otra mujer, pero bueno si alguien nos puede dar una cátedra de la doble moral en Puebla esas son las estaciones de radio ¡qué fácil es engañar al poco público radiofónico que queda en Puebla! Ahora ya sé porque es mejor comprarte una suscripción a Spotify que escuchar la radio.

Valora este artículo
(2 votos)
comments powered by Disqus