Saturday, 02 de July de 2022

Despiden a 400 policías por reprobar control de confianza y luego le dan pa´tras

Martes, 30 Septiembre 2014 01:09
Luego del despido de 400 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) al no aprobar los exámenes de confianza —que ayer provocó un paro de labores en las instalaciones de la Policía estatal— el estado de fuerza de la dependencia estatal quedó con 2 mil 600 efectivos aproximadamente, pues hasta el pasado fin de semana contaban con poco más de 3 mil elementos.
  • Antonio Rivas



Sin una notificación previa, 400 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) fueron dados de baja al no aprobar las exámenes de confianza, lo que provocó un paro de labores en las instalaciones de la Policía estatal. “La barredora” alcanzó no sólo a policías, sino también a custodios, personal de Vialidad y de Bomberos.



Tras la inconformidad de los despedidos, la SSP por la noche envió un boletín para aclarar que los despidos estaban congelados y que se revisaría caso por caso en las áreas administrativas, pero que los derechos laborales se encontraban a salvo, es decir, continúan formando parte de la corporación.



A través de WhatsApp, mensajes de texto y llamadas telefónicas, los uniformados fueron citados en las oficinas de la Dirección de la Policía Estatal para tratar asuntos relacionados con el desempeño en sus áreas de trabajo.



Los elementos llegaron al inmueble mediante engaños y se les dio a conocer que debido a que reprobaron las pruebas de confianza tenían que dejar la corporación de manera inmediata, por lo que sólo tenían derecho de firmar su renuncia voluntaria para que fueran acreedores a un finiquito. De lo contrario no recibirían algún pago económico.



Esta determinación causó indignación a los elementos, pues en caso de aceptar su baja tendrían que ser liquidados por antigüedad y conforme a la ley, situación que les fue negada.



En conferencia de medios, los policías explicaron que su movilización correspondía a la solicitud de indemnizaciones, homologación salarial, legalidad laboral y respeto a sus jornadas de trabajo, por lo que evitaron abordar otros temas y carencias.



Entre los cientos de despedidos se encuentran policías, custodios, personal de Vialidad estatal y de Bomberos.



Uno de los uniformados que encabezó la rueda de prensa comentó que tiene casi 20 años de servicio y que en ese lapso estuvo sujeto a varios exámenes de confianza, los cuales aprobó. Ante tal panorama pidió una explicación a sus superiores para evitar especulaciones sobre un despido injustificado, pues dijo que el cese de policías era “raro”.



Otros uniformados aseguraron que fueron amenazados por sus superiores para que firmaran su baja, ya que habían cometido un delito al entregar documentación apócrifa cuando se reclutaron en la SSP.



Incluso les dijeron que en los alrededores del inmueble había elementos ministeriales, quienes podrían detenerlos, pues habían cometido un delito.



Toda la mañana y la tarde de ayer, los aquejados estuvieron en espera de que el titular de la SSP, Facundo Rosas Rosas, arribara a las instalaciones para formar una mesa de trabajo a fin de que se aclararan sus dudas, sin embargo la llegada del funcionario estatal nunca se dio.



Hasta el cierre de edición de este medio, algunas versiones periodísticas refirieron que los 400 elementos que fueron cesados fueron puestos a disposición del área de Recursos Humanos, donde se les ofrecerá otra alternativa laboral, pero no una plaza de policía.



 



SSP pierde fuerza



Hasta el fin de semana pasado la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) contaba con un poco más de 3 mil elementos, tras el cese de 400 elementos la dependencia se quedó con 2 mil 600 efectivos aproximadamente, informó el área de Comunicación Social de dicha dependencia.



Con este estado de fuerza, la dependencia encargada de garantizar la seguridad en la entidad tendrá que atender cualquier tipo de incidente en vialidades, penales, entre otros lugares.



A pesar de que los quejosos aseguraron que su paro de labores no afectó la seguridad de los poblanos así como sus demás tareas, decenas de patrullas permanecieron más de siete horas en las inmediaciones de la Dirección de la Policía estatal como parte del paro de labores, por lo que la seguridad quedó a la deriva.



Se prevé que este martes los uniformados cesados continúen con “la huelga” hasta que reciban una respuesta favorable a sus peticiones, a pesar de que algunos ya firmaron su renuncia voluntaria.



 



Sin fuente de empleo



Al cuestionar a los afectados sobre su posible fuente de trabajo, algunos comentaron que lo más viable sería integrarse a una empresa de seguridad privada, sin embargo lo pensarían más de una vez, debido a que este tipo de firmasno otorgan prestaciones de ley.



Los más preocupados son quienes tienen entre 15 y 20 años de servicio, ya que por su edad dichas empresas les niegan el empleo.



A pesar de ello, mencionaron que agotarán el diálogo con el personal de la SSP con la intención de que sean liquidados conforme a derecho, pago que les permitirá tener un respaldo económico, con lo que incluso podrían emprender un pequeño negocio.



 



Posible marcha



Ayer tras fijar su postura algunos inconformes pretendieron realizar una marcha hacia Casa Aguayo para exigir se evite su baja, no obstante la movilización fue aplazada porque están en espera de una respuesta por parte del encargado de la seguridad en Puebla, Facundo Rosas Rosas.



Ante tal advertencia, la manifestación podría llevarse a cabo este martes o miércoles, a la que en solidaridad también se sumarían más elementos que aún permanecen en la corporación.



 



Amparos



Durante una plática los elementos comentaron que analizan recurrir a un amparo a fin de que su salida se postergue y no pierdan su trabajo de manera inmediata. Explicaron que el juicio ante la autoridad federal será por despido injustificado, por lo que prevén que en unos meses puedan ser reinstalados en sus áreas.



No obstante, esta figura legal sería su última alternativa si el gobierno del estado no les regresó su fuente de trabajo.



 



No hay convocatoria para nuevos elementos



Tras dicha determinación, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) no ha informado cómo resarcirá el vacío que deja tan significante baja, pues al menos en los últimos meses no se ha difundido alguna convocatoria para nuevos cadetes.



Incluso la dependencia tiene conocimiento que los despidos continuarán, debido a que las pruebas de confianza seguirán implementándose.













Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Martes, 30 Septiembre 2014 11:22