Monday, 24 de June de 2024

A nueve años del caso Lydia Cacho, detienen a uno de sus torturadores

Jueves, 18 Diciembre 2014 00:38
La escritora de “Los demonios del edén” dio a conocer que el pasado 11 de diciembre fue aprehendido el ex comandante José Montaño Quiroz, quien en 2005 dirigió el operativo en su contra “orquestado por el gobernador de Puebla, por la procuradora (Blanca Laura Villeda Martínez) y por Kamel Nacif”, tuiteó Cacho Ribeiro 
  • Elvia Cruz / @cruz_elvia



Nueve años después que encabezó el grupo de judiciales que detuvo y presuntamente torturó a la periodista Lydia Cacho Ribeiro, fue aprehendido en la ciudad de Puebla el comandante José Montaño Quiroz y trasladado a una cárcel de Cancún, Quintana Roo.



La noticia de que uno de los empleados del exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres, quedó encarcelado por esos delitos en el mismo lugar en donde en diciembre de 2005 dirigió el operativo contra la autora de “Los demonios del edén”fue dado a conocer a través de las redes sociales de la propia escritora.



“Hoy 16 de diciembre, fecha en que se cumplen exactamente nueve años de mi secuestro legal orquestado por el ex gobernador de Puebla, por la procuradora (Blanca Laura Villeda Martínez) y por Kamel Nacif, fue arrestado el comandante del grupo que me llevó por carretera y torturó durante veinte horas”, escribió Cacho en un texto, aparte de cuatro tuits en su cuenta oficial de microblogging.



Aquí algunos de sus comentarios en la red social:



"1) Hoy hace 9 años los policías de Mario Marín efectuaron mi secuestro legal. Hoy me avisan que 1 de mis torturadores fue detenido en Cancún".



“2) El16 diciembre 2005 comenzaron las 20 horas de tortura y tentativa de homicidio, la solidaridad y reacción social me salvaron la vida”.



“3) Sólo porque llevamos mi caso a la ONU en octubre la PGR decidió arrestar al policía torturador J.Montaño, faltan Marin, Gamboa, Nacif, 10+”.



“@lydiacachosi: @Cintyalizbeth / Mario Marín no fue a la cárcel xque el Congreso se negó a hacerle juicio político y unos jueces de la SCJN lo protegieron”.



 



“Falta Marín”



Fue desde el pasado 11 de diciembre cuando el excomandante poblano fue aprehendido en la capital por agentes de Cancún y fue llevado a esa ciudad en donde quedó a disposición del Juzgado Segundo de Distrito a partir del 15 de este mes, y un día después fue notificada la víctima, en este caso, Cacho Ribeiro que fue quien demandó por los delitos de secuestro y tortura.



La periodista acusó que la Fiscalía reaccionó hasta que ella reactivara el caso en octubre pasado ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por violación a sus garantías individuales.



También acusó que faltan otros autores responsables de los delitos que sufrió a raíz de la publicación de su libro “Los Demonios del Edén” en el que sacó a la luz una red de pornografía infantilque al parecer actuaba con el conocimiento y la protección de políticos y empresarios de los estados de Quintana Roo y Puebla, y señaló a Marín Torres, a otros 10 policías, así como al empresario mezclillero y compadre del ex gobernador de Puebla, KamelNacif.



 



Los antecedentes



Los problemas de Cacho iniciaron en 2005 con la publicación de su libro “Los demonios del edén”, texto en el que saca a la luz una red de pornografía infantil que al parecer actuaba con el conocimiento y la protección de políticos y empresarios de los estados de Quintana Roo y Puebla.



La escritora señaló directamente a Kamel Nacif Borge, el llamado “Rey de la mezclilla”, como uno de los implicados, junto con Jean Succar Kuri. El primero la demandó por difamación, lo que derivó en la aprehensión de la periodista en Cancún, Quintana Roo.



En ese entonces, ella acusó haber sido secuestrada por elementos policiacos de Puebla que la trasladaron de manera ilegal a esta entidad para enfrentar los cargos durante el tiempo en el que era procuradora Blanca Laura Villeda Martínez, conocida como la “Procuradora de hierro”.



De acuerdo con los archivos periodísticos, el 14 de febrero de 2006 el diario La Jornada a través de la periodista Blanche Petrich se dio a conocer una serie de conversaciones telefónicas que revelaron las intenciones de Nacif, en supuesta colaboración con Marín, para actuar en contra de la escritora.



De ahí se originó el apodo del “Góber precioso” y del “héroe de la película”.Como parte de un pago por los favores hechos al empresario, Marín habría recibido dos botellas de coñac, según revelaron los propios audios que fueron difundidos. A partir de esa fecha, Puebla fue la tierra del escándalo.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Jueves, 18 Diciembre 2014 01:59