Monday, 17 de May de 2021

Martes, 03 Enero 2017 09:38

Los casos de feminicidios más escandalosos del 2016

El feminicidio fue el talón de Aquiles del morenovallismo, ya que el Gobierno del Estado temió que se emitiera una Alerta de Género ante la presión mediática

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


Los feminicidios en Puebla alcanzaron su punto álgido este 2016. En el recuento realizado por CAMBIO de las 68 mujeres asesinadas, los casos de Samai, Tania Verónica o Lili Marlén encendieron la indignación de los poblanos y organizaciones sociales por la sangre fría con la que sus parejas les arrebataron la vida por celos, venganza y furia sinrazón.


Sus historias significaron el parteaguas para que la Conavim obligara al morenovallismo a atacar el problema de la violencia feminicida, por lo que a modo de homenaje CAMBIO hace un recuento de las historias que más tocaron el corazón de los poblanos en el año.



Samai y su entrenador


El caso de Samai Alejandra Márquez Salgado, de 25 años de edad y dos meses de embarazo, comenzó a gestarse desde su desaparición el 17 de febrero. Las similitudes con las historias de Paulina Camargo y Karla López Albert llamaron la atención de propios y extraños hasta que tres días después fue hallada sin vida en Valsequillo.


La Fiscalía concluyó que Samai fue asesinada y torturada por dos sujetos contratados por su pareja, Rafael Portillo Abundis, quien le recriminaba haberse embarazado dado que estaba casado y no quería encarar dicho compromisp.



Tania conoció a su asesino en Tinder 


La historia de la estudiante de Sociología, Tania Verónica Luna, tuvo un trágico desenlace cuando el sujeto que conoció en Tinder y con quien sostuvo una relación sentimental tóxica, la asesinó estrangulándola con una cadena para mascota en su departamento.


El argumento del Ministerio fue que el feminicida de nombre Luis Humberto, la atacó porque meses antes le dio hot cakes con marihuana sin decírselo, desatando la polémica sobre el peligro de permitir que una persona violenta con quien había sostenida una relación tóxica se le acercara, así como el peligro de las redes sociales para conocer parejas.



Lili Marlén: asesinada y robada por su novio


La familia de Lili Marlén Guevara recibió una terrible noticia dos meses después de reportar su desaparición, esto cuando su novio confesó que tras matarla, abandonó sus restos bajo un puente del Periférico en Clavijero, donde se halló una osamenta que correspondía a la mujer de 27 años de edad y madre de dos hijos.


Su madre descartó que la joven estuviera embarazada como se especuló en un principio, sin embargo, reveló el historial violento del feminicida de su hija: David Lobato Clemente, quien además de matarla, fingió un robo y logró esconderse con un familiar.



Diana Berenice: terminar con Jesús, le costó la vida


Uno de los feminicidios más violentos fue sin duda el de Diana Berenice Aldana Lugo en donde un acosador que se ostentaba como su pareja sentimental, la asesinó y decapitó para después arrojarla al Río Atoyac.


Por estos hechos se detuvo a Jesús Hernández Martínez, quien en su defensa ha argumentado que el cruento asesinato de su compañera de trabajo a la que acosaba se debió a un ataque de ira por los constantes rechazos.



Gizeh Castelán hallada en el Atoyac


El asesinato de la empleada del Issstep, Gizeh Castelán Castro, causó gran indignación en este 2016, pues fue privada de la vida de una forma deleznable al ser golpeada, apuñalada y mutilada antes de ser arrojada desde el puente de la 11 Sur y el Río Atoyac el 2 de octubre.


Más de dos meses después de hallarla sin vida, la Fiscalía detuvo a una mujer de nombre Ana Karen quien según testigos, estuvo con la víctima en un bar la noche previa a su muerte. Aunque no se ha revelado el motivo del feminicidio, se sabe que dos hombres más y una mujer habrían participado en este violento delito.



Masacre en Coxcatlán


Siete mujeres fueron víctimas en la masacre en Coxcatlán. Las hermanas Alejandra e Isabel Hernández; su madre, Plácida Sánchez; sus tías Silvia y Belén Sánchez, así como las niñas María Monserrat y Carolina fueron ejecutadas por Carlos y Adán la noche del 10 de junio.


Entre las hipótesis de este caso se encuentra que Silvia denunció que Adán la había violado años atrás, motivo por el que volvió para matar a sangre fría a todos los presentes para no dejar cabos sueltos y poder darse a la fuga exitosamente, pues hasta hoy no ha sido detenido.



Sandra Nava: asesinada por su ex pareja y frente a su hijo


Un ex policía estatal identificado como Eliseo Teresa Castañeda se ganó el repudio de los poblanos este 2016 cuando a sangre fría disparó contra su ex esposa, Sandra Nava Flores, mientras llevaba a la escuela a Donovan, hijo de ambos.


De acuerdo con los familiares de la víctima, Eliseo tenía en su contra varias denuncias por violencia familiar debido a las constantes golpizas que le propinaba a Sandra, aún como policía adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).



Mata a su mamá, tía y hermana, estaba enojado con ellas


En Cañada Morelos se suscitó un triple feminicidio controversial, pues las víctimas eran la madre, hermana y tía del asesino, un joven de apenas 15 años que enfurecido tras ser reprendido por las mujeres, decidió asesinarlas con una pistola.


A su tía Jazmín, de 25 años y su hermana Carmen R., de 18 años intentó sepultarlas en el patio, mientras que a su mamá, Lorena de 38 años, la arrojó a un pozo de aproximadamente tres metros de profundidad.



Angélica Zárate: hallada en Valsequillo  


La muerte de Angélica Zárate Buentello será uno de los feminicidios que llegará al 2017 sin ser esclarecido, pues a pesar de ser identificada casi un mes después que vecinos de Valsequillo reportaron que la hallaron desnuda, golpeada y con un mecate atado al cuello, los responsables siguen sin ser identificados.


La violencia empleada para matarla impactó a los poblanos, del caso sólo se conocen versiones de sus familiares, que solía salir de su casa y desaparecer por varios días, sin que se conozca una hipótesis sobre su asesinato.



Bebé Valentina, su padre terminó con su vida


Valentina, una bebé de 15 días de nacida, es la víctima de feminicidio más pequeña de este 2016 luego que su padre, Esteban Vargas Cuautle de 19 años de edad la asfixió pues se sentía frustrado y desesperado, ya que supuestamente la pequeña le imposibilitaba continuar con sus estudios.


El filicida fue detenido el 12 de abril, horas después que intentó disipar las sospechas acusando que una banda de robachicos le había arrebatado a la bebé a las afueras de la clínica 12 del IMSS en Cholula, sin embargo, terminó por confesar que él la mató y después abandonó el cuerpo cerca del relleno sanitario de Calpan.