Lunes, 02 de Agosto del 2021
Martes, 22 Junio 2021 01:15

Un monstruo de resentimiento recorre Puebla

Un monstruo de resentimiento recorre Puebla Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

En horas recientes, CAMBIO dio a conocer la grabación que circula en forma de llamadas masivas en Puebla capital. Es un episodio más de la guerra sucia contra el gobernador Barbosa Huerta y el alcalde electo Eduardo Rivera Pérez. Trata de presentar un supuesto acuerdo político y contrapuntear al mandatario poblano con la esfera nacional.


 

En Cúpula lo apuntamos desde hace días; hay una candidata fallida que está llena de un descomunal resentimiento; todo el despecho, rencor y malquerencias se están ‘licuando’ en su interior.

 

La señora está enferma de aversión por sus adversarios políticos. El término no es inadecuado o inexacto; al contrario, es muy preciso. Llevó sus malquerencias a un nivel enfermizo.

 

Es de esperarse que ese ‘monstruo de resentimiento’ continúe realizando acciones hasta mediados del mes de octubre cuando ya no tendrá aliados, ni presupuesto para seguir operando.

 

Ya conoció el sabor de la derrota; pero lo que sigue es conocer el rostro del abandono. Al día siguiente de concluido este periodo, su celular dejará de sonar y cuando ella quiera llamar, todos le darán la espalda.

 

Aún no lo sabe y tampoco se da cuenta, pero está destinada a ser olvidada y negada por quienes hoy se dicen sus amigos.

 

Está envuelta en una vorágine de encono y tirria. Mal hacen sus asesores en llevarla por un pozo que sólo la hunde más y más, no sólo como figura pública, sino como persona.

 

Escuela indígena de Puebla aún no recibe premio de la rifa del avión

 

El portal SDP Noticias, dio a conocer una nota sobre las escuelas poblanas que ganaron uno de los premios de la llamada rifa del avión presidencial, pero que no han recibido ni un peso.

 

En la lista se menciona a la escuela comunitaria indígena de Quiaptepec en Zoquitlán. Es una pequeña y pintoresca institución a la que asistían niños que en su gran mayoría hablan náhuat; por la pandemia está cerrada.

 

Solo son tres aulas que tienen techo de lámina. Esa es toda la escuela. 

 

El 16 de octubre de 2020 en Palacio Nacional se mencionó que el pequeño centro educativo recibiría uno de los premios de 20 millones de pesos. Pero hasta la fecha nada les han entregado.

 

La escuela indígena se encuentra cerrada por la contingencia sanitaria y, aunque en Zoquitlán los índices de contagio son mínimos, se respetan los lineamientos del sector salud.

 

Con 20 millones de pesos, aquella modesta institución podría construir todo un preescolar, una primaria, secundaria y un bachillerato.

 

Pero todo quedó en el vacío.

 

Ni un peso les han entregado.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en [email protected]

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto