Miercoles, 27 de Octubre del 2021
Martes, 21 Septiembre 2021 01:21

CELAC: ni OEA sin EE UU, ni TCL con EE UU, sino seguridad nacional militar sin EE UU

CELAC: ni OEA sin EE UU, ni TCL con EE UU, sino seguridad nacional militar sin EE UU Escrito Por :   Carlos Ramirez

Sin que existieran negociaciones previas, la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en Palacio Nacional el 18 de septiembre mostró la debilidad de los países regionales ante el dominio de Estados Unidos vía la OEA y otros mecanismos de control.


 

Las relaciones de EE UU con los países latinoamericanos y caribeños se basan en cinco vínculos de dominación hegemónica de Washington: el político (OEA), el geopolítico (Doctrina Monroe), el económico (la diplomacia del dólar y de los tratados comerciales), el ideológico (Cuba) y el militar (Escuela de las Américas).

 

Aunque el vínculo militar se tejió con hilos finos, el inicial radicó en el hecho ―reconfirmado en Afganistán, por si hubiera duda― de que la política exterior imperial de la Casa Blanca es militar y no diplomática. Ahora mismo Washington ha fortalecido las evidencias de que la estrategia de lucha contra el crimen organizado dentro de EE UU se basa en la persecución de capos y cárteles en sus países de origen, con el dato adicional de que el eje del modelo está en manos del Departamento de Defensa, no del Departamento de Estado.

 

En la actualidad, el vínculo militar de EE UU con América Latina y el Caribe se mueve dentro de tres instituciones con funciones de defensa controladas por EE UU y en función del american way of life o modo de vida estadunidense que depende de la exacción de recursos de los países de la región y del alejamiento del comunismo como forma de gobierno, aún con las complicaciones tipo Cuba: el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca para asistir a países que luchan contra el comunismo, la Junta Interamericana de Defensa, y la Conferencia de Ejércitos Americanos que agrupa a los jefes de las fuerzas armadas con relación directa con el Pentágono hoy militarizado.

 

Y hasta ahora la doctrina militar estadunidense sigue dominando el pensamiento y la educación de militares a través de cursos en la reformada Escuela de las Américas, antes localizada de manera estratégica en el Canal de Panamá y hoy asentada como Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad en Fort Benning, en Columbus, Georgia. Policías y militares de la región hicieron cursos bajo el enfoque de seguridad nacional estadunidense en clave de ‘guerra fría’ ante la competencia con la Unión Soviética.

 

El otro vínculo clave para la dominación hegemónica de la Casa Blanca se localiza en el mecanismo de los tratados comerciales en mercados globales articulados, pero siempre bajo las necesidades de producción y consumo de Estados Unidos. En este sentido, la propuesta de un tratado comercial de los países latinoamericanos y caribeños con el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica ―México, Estados Unidos y Canadá― no representaría ninguna conquista de espacios autonómicos en materia económica y de consumo, sino que subordinaría las economías regionales a la dinámica estadounidense.

 

Lo que quedó claro en la reunión de la CELAC fue la necesidad de encontrar nuevos mecanismos y formas de diálogo político entre los países de la región para negociaciones conjuntas con Estados Unidos. La idea quedó abierta cuando se anunció que la reunión de la CELAC sería el inicio de la construcción de una OEA sin EE UU.

 

Con más expectativas no amarradas ni negociadas con anticipación, la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) pudo haber quedado en un mecanismo político regional para construir discursos de negociación ante Estados Unidos. La confrontación entre presidentes y representantes de Uruguay, Paraguay y Colombia contra Cuba, Nicaragua y Venezuela probó la necesidad de construir un enfoque político y geopolítico diferente al de Washington. Los reclamos fijaron lo que pudiera llamarse una mentalidad OEA en las relaciones entre los países de la región que deben superarse.

 

En este sentido, la CELAC pudiera ser el fermento de un organismo regional sin el control militar y comercial de Estados Unidos y la oportunidad para construir un nuevo pensamiento ideológico latinoamericano con respecto a las definiciones ideológicas nacionales. El colapso del enfoque imperial de Estados Unidos en Afganistán abrió la oportunidad de construir una organización internacional sin la ideología capitalista de mercado.

 

-0-

 

Política para dummies: La política es lo que hay.

 

Novedad editorial: adquiera el libro “El shock neoliberal en México”, Editorial Indicador Político, escrito por Carlos Ramírez, Samuel Schmidt y Rubi Rivera; disponible en Amazon en versión eBook digital o impresa: https://www.amazon.com/dp/B09919C13V

 

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

 

http://indicadorpolitico.mx

[email protected]

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto