Martes, 15 de Junio del 2021
Martes, 18 Mayo 2021 01:43

¡Cuidado con el crédito!

¡Cuidado con el crédito! Escrito Por :   Anabel García Morales

El crédito es una herramienta que puede ayudarte a apuntalar tu negocio, siempre y cuando sea deuda buena, pero para saber utilizarlo debes tener un amplio conocimiento de finanzas; sin embargo, hoy te hablaré de algo que sí es dañino para tu negocio, que puede convertirse en un lastre y que, por querer hacerlo crecer, puede hundirte: dar crédito excesivo a tus clientes.


 

¿Has escuchado ese dicho que versa: no presto ni fío porque me quedo sin dinero y sin clientes? Pues es una realidad en muchos de los casos.

 

Existen empresas que manejan líneas de crédito y tarjetas porque, aparte de ser sólidas, tienen un extraordinario departamento jurídico que estructura cada cuenta a modo que el interés simple o el moratorio y el manejo de cuenta, paga el remanente, sin embargo, en los negocios pequeños eso no funciona igual.

 

Mucha gente en el afán de querer vender rápido y terminar su inventario, aplican la estrategia de vender a quincenas o fiado y eso pone en riesgo el negocio, no sólo porque tienes el riesgo de perder al cliente y la mercancía, sino que también pierdes liquidez para volver a reinvertir y eso te cuesta directamente a ti.

 

Para evitar esta situación, ten clara la dinámica de pago desde el principio. Puedes pedir un anticipo del 50 por ciento si es que vendes productos por pedido, si eres proveedor de varios negocios asegúrate de que te liquiden o si quieres dar una línea de crédito has que te firmen un pagaré y sólo maneja una semana o hasta 15 días de tolerancia; recuerda que los plazos extensos generan un incremento en el costo de tus operaciones y puede resultar más complicado.

 

Vender y cobrar en pequeños abonos puede resultarte más caro a ti, si es que vas personalmente a recoger el recurso y no tienes rutas trazadas.

 

Si te hacen transferencias o depósitos asegúrate de tener un registro muy puntual de cada movimiento, no sólo para que tengas tus cuentas en orden, sino para que puedas reportar tus impuestos y no te compliques tú solo.

 

Para incentivar al pago puntual maneja un esquema de cliente VIP, bonos, puntos, regalos o descuentos para que tus cuentas estén al corriente.

 

Nunca mezcles los negocios con las relaciones afectivas, ya que existen personas que confunden la amistad con los temas empresariales y eso no es correcto, puesto que muchas veces con tal de no perder una buena relación o por evitar un problema te quedas con el déficit.

 

Ten un control de tu inventario, no tengas tantos excedentes porque eso puede orillarte a tomar decisiones desesperadas con tal de vender y puede que no recuperes ni lo que invertiste.

 

Toma en cuenta que un alto porcentaje de negocios en México y América latina no cuentan con un sistema de profesionalización y eso hace que se tomen malas decisiones o no se obtengan los resultados que esperamos.

 

Mejor invierte en estrategias para generar más ventas y maneja promociones que inviten a comprar en combo o por adelantado, genera esquemas de recompensas y no bajes el ritmo, es mejor tener ventas seguras y sanas, que sólo promesas de pago, es así como crece un… UNIVERPRESARIO.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto