Domingo, 13 de Junio del 2021
Martes, 08 Junio 2021 02:08

¡Dale valor a tu negocio!

¡Dale valor a tu negocio! Escrito Por :   Anabel García Morales

Uno de los más grandes problemas a los que nos enfrentamos todos los emprendedores o empresarios al salir al mercado es sin duda, ponerle precio a nuestro producto o servicio.


 

Podemos pecar de sobrevaluar lo que ofrecemos porque creemos que es un súper producto o irnos al extremo por temor a que la competencia nos quite nuestros clientes.

 

Esto no sólo pasa con negocios de productos o servicios, incluso sucede cuando sales al campo laboral y, al creer que no tienes experiencia, cobras por debajo del salario promedio porque no cuentas con un determinado tiempo de práctica.

 

El no tener un tabulador real de lo que debemos cobrar o basarlo en la oferta, demanda o en el promedio del mercado puede que no sea la mejor forma de establecer tus precios.

 

Quizá si tu negocio es de productos tangibles sea mucho más fácil calcular tus números; ya que sólo debes sumar el costo de la materia prima, el de producción, empaques, personal de operación, venta, reparto, depreciación de vehículos, maquinaria, publicidad, sueldos, gasto corriente y cuando lo dividas entre el número de piezas puedes sacar un estimado.

 

Pero si tu empresa vende servicios o si lo que ofreces es tu talento… entonces tienes que considerar muchos otros elementos.

 

En varias columnas te he mencionado que competir por precio es el peor error, puesto que estás expuesto a que un día la competencia por cualquier circunstancia ofrezca un producto similar al tuyo más barato y la gente se vaya con ellos.

 

Por ello debes ofrecer una experiencia y todo un concepto alrededor de lo que vendes.

 

Para poder calcular el costo debes considerar el precio base de lo que ofrece la competencia, calcula lo que has invertido en aprender todo lo que sabes para hacer lo que hoy ofreces, calcular el precio de la hora hombre es complicado porque tiene distintos factores.

 

Calcula cuánto tiempo tardas en elaborar con calidad lo que ofreces y mide tus alcances o resultados para que puedas estandarizar tu nicho de mercado, recuerda que para todo hay clientes pero tú no eres opción para todos los mercados.

 

Si apenas estás abriendo cartera de clientes, proyecta tus precios a mediano plazo, puesto que si por asegurar ventas ofreces un precio de introducción, acostumbras al mercado y cuando quieras ajustarlos puedes provocar una sensación de engaño con tus clientes y eso no es bueno, mejor planea una campaña de lanzamiento en la que obsequies degustaciones o pruebas gratis como lo hacen las aplicaciones, suscripciones u otros servicios para generar apegos.

 

Si tu servicio contempla una experiencia completa, entonces puedes considerar proyectar una ganancia amplia porque tu cliente no percibirá el costo como un exceso si queda satisfecho, por el contrario sentirá que está consumiendo algo de calidad, con prestigio y exclusivo.

 

No tengas miedo de cobrar bien por lo que haces, por lo que vendes o por lo que sabes, desde ahí comienza una estandarización de marca y de selección de tu nicho, por ello mejor enfócate en aumentar los beneficios que tus clientes pueden recibir por lo que pagan y entonces la ecuación será justa.

 

Con estos tips, dejarás de preocuparte por el margen de ganancias y comenzarás a posicionarte mejor, recuerda que en la vida hay cosas cara y cosas costosas… pero eso te lo explicaré en próximas columnas; mientras tanto pon esto en práctica para que seas identificado entre tu mercado como un exclusivo… UNIVERPRESARIO.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto