Lunes, 16 de Mayo del 2022
Martes, 18 Enero 2022 02:12

Lalo Rivera en franca campaña

Lalo Rivera en franca campaña Escrito Por :   Carlos Rocha

Apenas unos días antes acudió a su zona de confort que es la Central de Abastos y lo recibieron entre porras y abrazos. Ese día se le olvidaron los contagios masivos por Ómicron, aún no estaba el plan de difusión contra Covid que resultó improvisado y que fue reglar las mascarillas.


 

Exactamente hace un año, en enero de 2021, Claudia Rivera Vivanco se dispuso a buscar la candidatura de Morena para la presidencia municipal de Puebla. Estaba a la caza de tener una soñada reelección, que únicamente consiguieron 49 buenos alcaldes de los 99 que lo intentaron en los comicios del año pasado.

 

Para elevar su perfil, dispuso una estrategia mediática que consistía en ofrecer conferencias de prensa prácticamente todos los días para dar a conocer programas, proyectos, acciones en general de su gobierno.

 

Entre las 8 y 9  de la mañana, Rivera Vivanco salía ante la prensa en la sede del Ayuntamiento y después lo hacía el gobernador del estado, Miguel Barbosa, que en más de una ocasión reviró los dichos que minutos antes dijo la alcaldesa.

 

Así lo hizo Claudia durante las últimas semanas del mes de enero, todo febrero y casi todo el mes de marzo, hasta que fue designada como candidata de Morena para repetir en el cargo.

 

Los meses subsecuentes, ya como candidata, continuó con la táctica diaria de difusión pero ahora en su casa de campaña junto al CENHCH, y que antes operaba como un Oxxo.

 

Ahora bien, esta misma estrategia mediática es replicada precisamente por Eduardo Rivera que desde que inició su gobierno se ha dedicado a hacer giras por la ciudad para difundir su imagen.

 

Lo hace con una idea más clara: salir en los noticieros radiofónicos y televisivos que terminan a las 9 de la mañana y de esa forma se mantiene en el radar de la información y en la agenda diaria.

 

El más claro ejemplo de la campaña en que se encuentra Lalo Rivera lo dio este día cuando repartió cubrebocas, tal como lo hicieron durante la campaña pasada decenas de aspirantes a un puesto de elección popular.

 

A Rivera Pérez  se le hizo fácil pararse en la estación del metrobus para regalar mascarillas, de las que valen 5 pesos. Incluso mucha gente apenas y lo recibía pues tenía prisa de abordar el camión.

 

Tener a los medios enfrente, que lo captaran en foto y video cómo regalaba un cubrebocas de manufactura china, en bolsa de celofan y que lo entregaba como una muestra de la estrategia anticovid del Ayuntamiento de Puebla.

 

Pero una maniobra que no concuerda, pues apenas unos días antes acudió a su zona de confort que es la Central de Abastos y lo recibieron entre porras y abrazos. Ese día se le olvidaron los contagios masivos por Ómicron, aún no estaba el plan de difusión contra Covid que resultó improvisado y que fue reglar las mascarillas.

 

Ahora bien, Eduardo Rivera está iniciando su pre pre pre campaña con dos años de antelación, la exposición mediática que busca tener puede resultar contraproducente, pues dos años son demasiado largos y seguramente llegarán a cansar a más de uno.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto