Martes, 02 de Marzo del 2021
Martes, 23 Febrero 2021 01:49

Ambiente laboral sano = mejores ingresos

Ambiente laboral sano = mejores ingresos Escrito Por :   Anabel García Morales

¿Te ha pasado que un día te levantas tarde y de malas, te metes a bañar y se te acaba el agua caliente, ya vas de salida y se te riega el desayuno, no encuentras las llaves del auto o te deja el transporte y al llegar a la oficina o a tu negocio pareciera que sigue la enorme avalancha de cosas negativas?


 

Esto parece broma pero nos sucede a menudo en todos los aspectos de nuestra vida, y si lo traducimos a nuestros negocios, podemos estar ahorcándonos nosotros solos.

 

El clima laboral entre nuestros colaboradores o si sólo eres tú quien opera el negocio en esta primera etapa, es elemental para que todo fluya.

 

Tal vez te suene demasiado romántico esto, pero es el principio de la prosperidad.

 

Te hemos contado en otras participaciones que el dinero es energía y por ende, vibra en un cierto nivel, si tú no vibras en el mismo canal, no te sorprendas por no atraerlo.

 

Imagina que llegas a un lugar donde la persona que te atiende lo hace de mala gana, notas uno relación no tan amigable entre compañeros, o de plano la vibra del vendedor con quien estás a punto de cerrar un importante negocio no es la mejor, ¿Qué haces? Muy simple: te vas.

 

El tema de la buena actitud, el orden, el compañerismo y empatía generan mayores oportunidades de crecimiento de tu negocio.

 

Si tienes varias personas al frente atendiendo a tus clientes es importante que cada determinado tiempo los integres y puedas liberar tensión, tengas claro el rol de cada uno y  no marques distingos entre ellos para evitar roses innecesarios.

 

Piensa que un cliente interno satisfecho generará ventas, nuevos prospectos, cierres interesantes para tu empresa y que al exterior del negocio generarás buena reputación.

 

Pocas veces atendemos esos detalles intangibles que resultan en tangibles, la dirección de positivos o negativos depende de ti.

 

Desarrolla tus habilidades blandas en materia de inteligencia emocional y liderazgo para que todo fluya adecuadamente y harás equipos más sólidos y productivos.

 

Puedes comenzar por gestionar adecuadamente tu tiempo, ese elemento tan básico puede evitar que cosas urgentes pero no importantes te absorban la energía, genera un organigrama donde definas cada área y las tareas a realizar, planifica a futuro para que si en algún momento llega un imprevisto tengas plan B, puedas resolverlo y eso no te desenfoque de tus metas.

 

Reconoce a tu personal, hay muchos estímulos que no necesariamente deben ser económicos y  pueden generar lealtad entre tu equipo de trabajo, incluso entre tus clientes para asegurar vínculos con la marca, eso te hará más liviano el proceso.

 

Y lo más importante, mantente positivo ante cualquier situación, ya te hemos mencionado que cuando la emoción sube, la inteligencia baja; y tomar decisiones cuando estás envuelto en el problema, puede que no te de buenos resultados como esperas.

 

Si tienes alguna duda con gusto podemos darte tips de forma específica para que puedas fortalecer esa área y mejorar tus ingresos, recordando que todos podemos ser… UNIVERPRESARIOS.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto