Sábado, 18 de Mayo del 2024
Martes, 25 Octubre 2022 00:53

Todo se dispara

Todo se dispara Escrito Por :   Irma Sánchez

Ejercicio que hay que resaltar que le hace más daño al presidente que da la impresión de que en su comparecencia habla de otro país, con todo y que todas las naciones están enfrentando el mismo problema


 

En materia de pecios, hasta los de ingresos más altos y situación desahogada ya comienzan a incomodarse con el ritmo que lleva la inflación y que pulveriza todos los presupuestos.

 

Los reportes mañana con mañana van en el sentido de que tal producto no había registrado un alza similar desde hace más de 2 décadas. La inflación rebasa los niveles registrados el último cuarto de siglo.

 

Este panorama contrasta brutalmente con los datos que cada día en su famosa ‘Mañanera’ da el presidente, y que confirma que “él tiene otros datos” que le entregan en tarjetas sus colaboradores, que no escatiman en maquillar los números para que el ‘jefe’ no se enoje.

 

Ejercicio que hay que resaltar que le hace más daño al presidente que da la impresión de que en su comparecencia habla de otro país, con todo y que todas las naciones están enfrentando el mismo problema, producto de factores internacionales como la semiparalización de las economías los dos años de la pandemia y la repercusión de guerra que le tiene declarada Rusia a Ucrania.

 

El peso de la inflación ya ahoga a muchas familias que se reporta que comienzan a sortear la pobreza alimentaria, que tratan de atender instituciones como el Banco de Alimentos que no se da abasto y quisiera multiplicar sus posibilidades para no dejar con hambre a nadie.

 

En este contexto llegan las fiestas de fin de año, y muchas familias se quedarán sin pantalla, sin licuadora, hasta sin argolla de matrimonio, pero no le fallarán a sus muertos, es de honor ponerles su altar y su ofrenda con los platillos, aunque sea con poquitos.

 

Entre el honor y la realidad económica, por todos los medios se recomienda no hacer gastos de más. No comprometer los ingresos de fin de año.

 

Pobres, pero al día, sin deudas, es el mejor homenaje a los vivos para disfrutar con austeridad estas fiestas, tal vez las más pobres del último medio siglo.

 

Así la realidad.

 

Usted nada más cheque que después de 22 años por ejemplo, se encarecen licores y cervezas que siempre se ofrendan a los muertos.

 

Y ahora hasta para llorarlos, el alcohol dejará de cumplir con su función de ‘sacapenas’.

 

Google News - Diario Cambio