Martes, 03 de Agosto del 2021
Miércoles, 07 Julio 2021 01:40

Movimiento vs autoritarismo y corrupción en la BUAP

Movimiento vs autoritarismo y corrupción en la BUAP Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Un movimiento surgido desde hace algún tiempo y ya consolidado, se lanza contra el neoliberalismo que ha prevalecido en la BUAP desde hace años y que ha provocado una crisis académica y de corrupción. La BUAP, es actualmente, dijeron académicos que encabezan la organización, una institución empobrecida en valores humanos y en el terreno académico.


 

              Tiene un gobierno, que viene de hace más de dos décadas, autoritario y corrupto, que en mucho ha contribuido a la privatización de la enseñanza superior en Puebla, promoviendo la creación de universidades particulares, muchas de ellas propiedad de ex rectores y ex funcionarios universitarios, hacia las que son enviados con becas pagadas con dinero público, jóvenes que han sido rechazados en la UAP, donde se ha limitado el ingreso para propiciar el crecimiento de las universidades privadas que llegan en el estado a 217, ocupando el segundo lugar en número de este tipo de instituciones, después del Distrito Federal.

 

             “No estamos a favor de ninguno de los precandidatos a la rectoría, que han sido ya lanzados por diversos grupos de interés, porque aunque se disfracen de progresistas o de izquierdistas, van a seguir con el mismo modelo, antidemocrático y alejado de la realidad nacional y estatal”.

 

            “Pugnamos por una institución democrática y científica, que produzca profesionistas comprometidos con la sociedad toda, no solo con gentes de poder político y económico.”

 

            “Las universidades oficiales deben comprometerse a formar profesionistas con sentido democrático y humanitario, que sean factor importante para la transformación social de nuestros pueblos; para que sirvan con el mismo entusiasmo a la solución de los problemas de campesinos, obreros, clases populares de las ciudades y también a empresas privadas y organismos empresariales, pero siempre con una visión de mejoramiento y beneficio para todos”.

 

           En el diálogo que sostuvimos con los académicos Lilia Vázquez Martínez, Rufino Márquez y Servando Galindo Ríos, se habló de que está por resolverse, ellos esperan que favorablemente, una solicitud de amparo indirecto contra la violación, la ilegalidad, la falta de transparencia, de autenticidad, así como de acciones fraudulentas y amañadas, en que fueron designados los representes de 17 unidades académicas. Las 43 unidades académicas que existen en la institución rechazan las elecciones virtuales y se pronuncian por una elección de nuevo rector, de forma presencial de acuerdo con los principios constitucionales.

 

              Están convocando a un Congreso Universitario para el 2022, a fin de discutir el modelo del futuro, que debe ser democrático y científico y de compromiso social. Debemos abandonar el modelo académico actual, que es de sometimiento para beneficio de un pequeño grupo.

 

             “Dijeron no oponerse a que se practique una auditoría a la BUAP, porque el manejo honesto de los fondos universitarios, debe ser supervisado por los gobiernos federal y estatal que aportan los fondos y eso no constituye ninguna violación a la autonomía. Hay que tener en cuenta que desde hace algunos años a la fecha, la más importante universidad oficial del Estado, manejó 137 mil millones de pesos, de los que nadie sabe en que fueron invertidos, y es necesario que se sepa. Las universidades oficiales deben ser ejemplo de instituciones honestas, eficientes y encaminadas a formar profesionistas enfocados a servir a la sociedad toda”.

 

            El modelo virtual de elección de rector, es legal, pero no ‘legítimo’, dijeron. “En la elección de rector deben participar todos los que conformamos la comunidad universitaria y no solo unos cuantos”.

 

           El proyecto que proponen es un proyecto de transformación, “no solo de la vida universitaria, sino un proyecto de transformación de la sociedad. No es cambiar a un individuo por otro, sino de compromiso por formar profesionistas que contribuyan a constituir una sociedad más justa y democrática. Esa es la visión que tenemos de una universidad oficial”.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto