Jueves, 15 de Abril del 2021
Jueves, 08 Abril 2021 03:31

Claudia tolera la violencia de género vs Liza

Claudia tolera la violencia de género vs Liza Escrito Por :   Arturo Rueda

Ha transcurrido toda una semana y es la hora en que Liza Aceves, candidata registrada ante el INE, no puede arrancar campaña ni preparar materiales audiovisuales. La furia de René se lo impide, que equivale a violencia política de género en el caso de Claudia que tolera los desplantes contra la que quería fuera su coordinadora de campaña


 

Lo supimos desde hace mucho, pero el caso de la violencia política de género que sufre Liza Aceves confirma de manera contundente que el feminismo, en Claudia Rivera y todo su equipo, es mera simulación, hipocresía.

 

 

Ya no sólo se trata del ocultamiento a los numerosos casos de acoso sexual del titiritero Andrés García Viveros, el ‘todas mías’ del Ayuntamiento.

 

De manera grotesca, el maltrato tolerado a Liza Aceves, candidata registrada por Morena para competir por el Distrito XII a manos del orangután Rene Sánchez Galindo, ha dejado a todos con la boca abierta cuando se supone que el #TeamClaudia remaría en la misma dirección.

 

La historia es más o menos la siguiente.

 

René Sánchez Galindo fue designado candidato a diputado federal por el Distrito XII de Puebla capital para sorpresa de casi todos. La designación fue entendida como parte de las prebendas que la dirigencia nacional le dio a Claudia Rivera.

 

Un preámbulo de su candidatura.

 

Pero en el cónclave preparatorio que los 300 candidatos a diputados federales tuvieron con Mario Delgado y el Comité Nacional, René se la pasó diciendo a sus compañeros poblanos que él se había ganado la nominación y que a Claudia no le debía nada.

 

Sobra decir que todo lo tiraron a loco.

 

Pero a unas horas de registrar candidatos, el cielo se le nubló a René: por acomodo de género tenían que cambiar a mujer en ese Distrito.

 

Por supuesto, le hablaron a la dueña de la candidatura y ella decidió que se inscribiera a Liza Aceves, quien fue registrada ante el INE.

 

Enterado de su bajada, René Sánchez Galindo se puso en modo simiesco: primero contra Liza, luego contra su jefa Claudia. Todos los improperios que soltó fueron pocos.

 

Claudia lo entendió como un berrinche normal y le pidió a Liza guardar las formas para que René se enfriara.

 

CAMBIO publicó la historia el mismo día del arranque de campaña, y los otros tres candidatos de la capital tuvieron que borrar el video debut.

 

Ha transcurrido toda una semana y es la hora en que Liza Aceves, candidata registrada ante el INE, no puede arrancar campaña ni preparar materiales audiovisuales. La furia de René se lo impide, que equivale a violencia política de género en el caso de Claudia que tolera los desplantes contra la que quería fuera su coordinadora de campaña.

 

No hay fecha, porque René sigue maniobrando en modo simiesco. Arguye que el CEN ya le dijo que sí, que se la regresarán, pese a que tendría que recaer un acuerdo de sustitución en el Consejo General del INE.

 

Liza, que se perfila como mejor rival de Mario Riestra, ya tiró el arpa y le dijo a Claudia que lo olvide, que mejor para la próxima. Que le firma a René la declinación sin problema.

 

René dice que Claudia no tuvo que haber tomado esa decisión, que la candidatura era suya y se la pudo dar a su esposa ‘Liz’ Vilchis.

 

Hace dos semanas, René y Liza eran el duo dinámico de Claudia.

 

Entre ellos se inventaron el Frente de Payasitos vs las Campañas Negras de los medios de comunicación.

 

Hoy los Payasitos ya no se reúnen ni hacen ruedas de prensa ni se quejan de los medios.

 

Hoy la discordia vive entre los Payasitos.

 

Los Payasitos están tristes.

 

Claudia no sabe cómo controlar a René y tolera la violencia política de género contra Liza Aceves.

 

El primero en festejar es Mario Riestra que hace campaña sin rival.

 

También hay festejo en la casa de campaña, que día a día se acerca un paso más a Palacio Municipal.

 

Total, ¿el Distrito XII será para Melón Aceves o Sandía Sánchez?

 

 

Ni tratando, René Sánchez nos hubiera dado tanto de reír.