Domingo, 09 de Mayo del 2021
Viernes, 16 Abril 2021 02:56

El sobrino le pidió al tío 50 millones de pesos

El sobrino le pidió al tío 50 millones de pesos Escrito Por :   Arturo Rueda

Gali se veía con la primera pluri del nuevo partido e ingresando a San Lázaro porque, además, ayudó a la conformación y puso algunos dineros. Todo fríamente calculado y sin miedo al éxito. Pero a tío cabrón toca sobrino re cabrón. El sobrino fue muy directo con el tío Gali: 50 millones de pesos por la primera pluri


 

Para nadie es un secreto que Tony Gali se quedó con ganas de más. Más tiempo en la gubernatura, más aplausos a sus canciones, más negocios desde el poder. Pero sólo le duró un año ocho meses, y casi todo ese tiempo, maniatado por su jefe político Moreno Valle.

 

A su muerte y a la de Martha Erika, Gali maniobró con cierta ingenuidad en la Secretaría de Gobernación para poder convertirse en gobernador interino pese a que ya había sido constitucional. Era imposible y aun así se entercó. Por supuesto no prosperó.

 

El ex gobernador esperó paciente una nueva oportunidad que eran estos comicios de 2021, pues la buena fortuna le sonrió luego de que uno de sus sobrinos favoritos se convirtió en presidente nacional de un nuevo partido político liderado por un sindicalista-empresario a quien le otorgó la concesión del palenque en sus dos años.

 

El mismo sobrino a quien quiso hacer gobernador interino en una jugada de último momento tras estrellarse en sus gestiones en la SEGOB.

 

Gali se veía con la primera pluri del nuevo partido e ingresando a San Lázaro porque, además, ayudó a la conformación y puso algunos dineros. Todo fríamente calculado y sin miedo al éxito.

 

Pero a tío cabrón toca sobrino re cabrón.

 

El sobrino fue muy directo con el tío Gali: 50 millones de pesos por la primera pluri y así poder evitar la persecución del gobierno barbosista.

 

¡Tómala tío, 50 millones de pesos nada más!

 

Claro que el ex gobernador no aceptó pagar esa cantidad y con el dolor en el corazón por la traición mercantil de su sobrino, volvió a caminar sus pasos con un partido naranja que a nivel local también preside otro de sus sobrinos.

 

A lo mejor le ven el símbolo de pesos, pero este sobrino le pidió solamente 10 millones para dialogar con los jerarcas nacionales.

 

Otra vez, el tío Gali salió decepcionado del sobrinaje y mejor tomó un nuevo camino: si no era él, impulsar a otros que pudieran defenderlo en el Congreso Federal.

 

Geno-cidio le cerró el paso, pero con mucha maniobra logró colar a Chucho Morales por el Distrito federal de Tepeaca y conseguir el camino para la reelección del sobrino Osvi.

 

 

Ante tanto movimiento, cierto gobernador mandó a llamar a cierto ex gobernador para desayunar en Casa Aguayo, y le pidió que le entregara un mensaje a Gali: preguntarle si quería trato de candidato o de ex gobernador.

 

El tío Gali, claro, pidió trato de ex gobernador. Y así iba a transitar.

 

Pero al mismo tiempo los movimientos de la compra de la franquicia de El Universal Puebla ya estaban avanzados, pues el ex gobernador decidió que necesitaba defensa mediática ante cualquier ofensiva legal o política.

 

Para disimular y que nadie sospechara, puso al frente a las dos personas que condujeron la comunicación social de su gobierno: Ricardo Gutiérrez y Xóchitl Rangel.

 

 

El Universal Puebla lleva un mes al aire y no deja de ser una paginita de noticias sin reporteros, columnistas o contenido relevante. Hundidos en la irrelevancia.

 

Fue diseñado como un muro contra cualquier ofensiva, pero un mes después ese muro es de paja.

 

Dijo el ex gobernador Gali en un comunicado, para responderle al gobernador Barbosa, que no se encuentra apoyando a ningún candidato ni participa del proceso electoral.

 

Tiene razón: todos le quisieron cobrar millonadas por dejarlo volver a aparecer en la escena pública.

 

Y mejor prefirió pagar una franquicia para una paginita de internet.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto