Jueves, 17 de Junio del 2021
Martes, 08 Junio 2021 02:58

Dos palurdos haciendo el ridículo en la elección 2021

Dos palurdos haciendo el ridículo en la elección 2021 Escrito Por :   Arturo Rueda

En sus obsesiones enfermizas, Manzanilla sólo desciende de nivel cada día y se llena de más resentimientos. Pero su camino fue claro desde que traicionó a su amigo y cuñado Rafael Moreno Valle, a quien ‘apuñaló’ hasta cansarse sólo porque no lo hizo candidato a la alcaldía en 2013. Se confirma lo que pensaba Barbosa de él y por eso prescindió de sus servicios en Segob


 

Las campañas electorales, como la política, se juzgan a partir de los resultados. Se gana o se pierde, pero siempre hay espacio para grandes ridículos porque, al fin y al cabo, al desenvolverse en público, la política no deja de ser circo, show.

 

El circo es, precisamente, la maximización de lo ridículo, lo grandioso y lo grotesco.

 

 

En el proceso electoral que llega a su fin, no hay mayor ‘ridículazo’ que el protagonizado por Gerry Islas y el candidato fake, Eduardo Rivera Santamaría, quienes hicieron una de las apuestas electorales más absurdas de los últimos tiempos: apostarle a que el electorado poblano es pendejo.

 

Así, literal: pendejos.

 

Tonto es el que piensa que el pueblo es tonto.

 

Apostarle a que una homonimia iba a conducir al partidito Fuerza Social México (FSM) a un buen resultado electoral que los llevara arriba del 3 por ciento para sobrevivir, y a un gran resultado político al ayudar a Alejandro Armenta y a Claudia Rivera Vivanco a ganar la alcaldía poblana.

 

De refilón, ‘Gerry’ quería hacer diputado ‘pluri’ a su tío, el impresentable Víctor Hugo Islas pese a que esa posición se había comprometido a alguien cercano al gobernador.

 

Ni lo uno, ni lo otro: la gran estrategia de ‘Gerry’ Islas fue un fiasco porque ‘Lalo’ Fake no llegó ni al 3 por ciento. Se quedó en el 1.65 por ciento. No obtuvo ni 10 mil votos según el PREP.

 

‘Lalo’ Fake se embarcó en esa aventura de buscar la alcaldía solito, supuestamente respaldado por operadores de Barbosa. Pero conforme avanzó el proceso, ningún partido quiso adoptarlo y todo indicaba que se iba a quedar fuera de la contienda hasta que Gerry Islas decidió traicionar la alianza que había pactado con el gobernador.

 

‘Gerry’ ya había ideado su apuesta de buscar confundir al electorado con una homonimia, pues su primer candidato era Rafael Moreno Valle Buitrón para que, al ver su nombre en la boleta, los poblanos pensaran que el ex gobernador había regresado de los infiernos para buscar la Presidencia Municipal…por un partidito pinchurriento.

 

Porque ese es el nivel de FSM: un partidito pinchurrinto. A nivel federal, no va a obtener su registro porque tampoco llegó al 3 por ciento.....van en 2.48 por ciento y no se ve forma de que lleguen aunque se asuman como aliados de la 4T.

 

Por supuesto que eso significan muy buenas noticias: que Pedro Haces no llegará a diputado federal ni tendrá un negocio extra para extorsionar empresarios ni a gobiernos con el fin de tener más contratos para su CATEM. Y eso significa que tampoco Islas será su suplente.

 

¿Se imaginan si el tío Tony llega a pagarles los 50 millones de pesos por la primera plurinominal? Hoy sería un tío arruinado.

 

Al mismo nivel de alcornoque se encuentra Fernando Manzanilla, quien alguna vez fue titán.

 

Su empeño en hacer ganar a Claudia Rivera para fastidiar a Barbosa sólo culminó en que su partidito PES no tendrá registro ni a nivel federal ni a nivel local. Segundo fracaso consecutivo porque ni en 2018, de la mano de AMLO, lo lograron.

 

Toda una calamidad para quien tiene una obsesión enfermiza por ser gobernador. Y claro, no ve a nadie a su nivel en la vida, aunque todos ya lo superaron en crecimiento político.

 

Manzanilla ya se sentía candidato del PES a gobernador en 2024, a un pasito de Casa Aguayo. Hasta lo destapó el otro pelmazo llamado ‘Paco’ Ramos, quien no llegará al Congreso. Ahora no tiene partido ni para ser regidor de Coxcatlán.

 

 

En sus obsesiones enfermizas, Manzanilla sólo desciende de nivel cada día y se llena de más resentimientos. Pero su camino fue claro desde que traicionó a su amigo y cuñado Rafael Moreno Valle, a quien ‘apuñaló’ hasta cansarse sólo porque no lo hizo candidato a la alcaldía en 2013.

 

Se confirma lo que pensaba Barbosa de él y por eso prescindió de sus servicios en Segob: que además de güevon profesional, es profesional de la traición.

 

 

‘Gerry’ y ‘Fer’ Manzanilla son un par de fantoches que, elección con elección, sólo dan de reír.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto