Martes, 03 de Agosto del 2021
Martes, 06 Julio 2021 01:34

La reconstrucción de Morena en Puebla capital

La reconstrucción de Morena en Puebla capital Escrito Por :   Arturo Rueda

Pero Claudia le echa la culpa a Biestro de su derrota, y sus aliados y algunos allegados a Mario Delgado juguetean con la posibilidad de encausarle un proceso de expulsión para, por lo menos, congelarle sus derechos partidarios tres años, de aquí al 2024. O sea, quieren desaforar a Biestro para que no represente ningún riesgo.


 

Conformado por retazos provenientes de otros partidos políticos, más la suma de activistas de diversas causas, una de las cosas buenas que obtuvo Morena en la elección que terminó es encontrar su voto duro en Puebla, su piso, luego de las cuatro elecciones en las que ha participado: 2015, 2018, 2021 y la extraordinaria 2019.

 

El voto duro de Morena a nivel estatal es de 600 mil votos, que es la misma cantidad de votos que tuvieron los 217 candidatos a alcaldes.

 

Y el voto duro en Puebla capital son 190 mil votos, la misma cantidad que obtuvo Claudia Rivera Vivanco.

 

De ahí, para arriba. Pero ese es su piso, y de ahí arrancan rumbo a la elección de 2024.

 

Por supuesto, la parte más trágica ocurre en Puebla capital y se entiende en la zona conurbada, con claras fronteras: de un lado Amozoc y del otro San Martín. Ahí paró el efecto Chernobyl de Claudia.

 

Atender 2024 parte de reconocer la realidad de Puebla capital, Barbosa dix it, y yo coincido: con un voto duro de 190 mil sufragios no son competitivos frente al PAN y mucho menos frente al PRIAN. Para la siguiente elección, de mínimo, tienen que sumar otros 100 mil votos para meterse en competencia.

 

¿Quién va a sacar esos 100 mil votos?

 

Del grupo de Claudia todos han quedado eliminados por la brutal derrota, específicamente Liza Aceves y René Sánchez Galindo. El único que queda vivo de ese grupo es Leobardo Rodríguez Juárez que encabezará la oposición en el cabildo de Lalo.

 

El candidato natural para 2024 en la alcaldía es Gabriel Biestro. Era el mejor posicionado, el más competitivo, según las encuestadoras, pero la cúpula de Morena le cerró el paso. En esa cúpula se encuentra Gabriel Hernández, caído en desgracia, que manipuló la encuesta en su sociedad con Bertha Luján y el grupo de los fundadores.

 

Pero Claudia le echa la culpa a Biestro de su derrota, y sus aliados y algunos allegados a Mario Delgado juguetean con la posibilidad de encausarle un proceso de expulsión para, por lo menos, congelarle sus derechos partidarios tres años, de aquí al 2024.

 

O sea, quieren desaforar a Biestro para que no represente ningún riesgo.

 

Jurídicamente no hay elementos ni pruebas, pero un proceso de expulsión es un arma de doble filo: o lo sacan del partido o sólo lo engrandecen estilo AMLO cuando lo desaforaron. Es una ruta arriesgada que no abona a la reconstrucción de Morena en Puebla capital.

 

Pero la diputación local se le acaba a Biestro, quien deberá definir desde dónde intenta la reconstrucción de Morena en la capital. ¿Cómo un luchador social, un activista que señale los errores de Eduardo Rivera? ¿Desde la dirigencia estatal del partido? ¿O desde alguna posición en el gobierno de Barbosa para tener estructura y presupuesto?

 

Aunque Biestro es el líder natural tras el fracaso de Claudia, no son pocos los que lo van a querer sacar de la jugada, abonando solamente a un mayor desgaste de Morena.

 

Otra figura emergente que puede sumar en la reconstrucción es Nora Merino, quien ganó su reelección en una jugada difícil, entrando de relevo, para enfrentar a un peso pesado como Jesús Zaldívar.

 

Nora continuará como diputada, aunque se ve difícil que repita como presidenta de la Junta de Coordinación, aunque tendrá un lugar en la mesa de decisiones pues se perfila a coordinar la fracción del PT en el Congreso. Es muy joven y podría asumir una posición para disputar la alcaldía o una diputación federal en 2024.

 

Otros dos que se sumarán a la disputa son el empresario Toño López, quien le ganó a Antorcha Campesina, o el diputado federal Alejandro Carvajal que ganó su reelección en el Distrito federal VI y tendrá más protagonismo en San Lázaro.

 

Si Morena no se reconstruye en la capital y la zona conurbada, prepárense para perder otra vez en tres años.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto