Martes, 21 de Septiembre del 2021
Viernes, 10 Septiembre 2021 03:42

Que Ardelio sí se va con Lalo

Que Ardelio sí se va con Lalo Escrito Por :   Arturo Rueda

No es un secreto que Ardelio Vargas es un personaje que encaja a la perfección con el modelo PRIAN, ya que lo mismo trabajó como comisario de la Policía Federal en tiempos de Felipe Calderón, fue titular de Seguridad Pública de Moreno Valle y luego titular del Instituto Nacional de Migración (INM) con Peña Nieto.


 

Rumores palaciegos consistentes en el primer círculo de Lalo Rivera insisten en que la salida ortodoxa de Ardelio Vargas Fosado de la Subsecretaría de Gobernación es el preámbulo de su llegada a la Secretaría de Seguridad Pública municipal en sustitución de Lourdes Rosales, quien vive su último mes al frente de la dependencia.

 

Esos rumores, dicen, toman fuerza porque si el control de la seguridad pública fue la causa eficiente de la ruptura entre el gobernador Barbosa y Claudia Rivera, el acuerdo del gobernador con el edil electo es la causa eficiente de la cercanía y solidez de la relación institucional entre ambos.

 

No es un secreto que Ardelio Vargas es un personaje que encaja a la perfección con el modelo PRIAN, ya que trabajó como comisario de la Policía Federal en tiempos de Felipe Calderón, fue titular de Seguridad Pública de Moreno Valle y luego encabezó el Instituto Nacional de Migración (INM) con Peña Nieto.

 

Ese encaje perfecto en el modelo PRIAN, afirman, es también la causa de que sea mal visto en Morena y de que el ex titular de Seguridad Pública y hoy gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, alimentara la postura de Claudia Rivera Vivanco de rechazar la llegada de Carla Morales a la SSC el año pasado.

  

Sin embargo, ahora Ardelio encaja perfecto con Eduardo Rivera Pérez, quien comandará el primer gobierno PRIAN en Puebla capital. Y si el gobierno responde a ambos partidos, ¿quién mejor para sustituir a Lourdes Rosales que Vargas Fosado?

 

Aunque la rumorología palaciega en Casa Aguayo dice que Ardelio se fue en medio de un berrinche por designaciones en las delegaciones de SEGOB, al final su renuncia fue cubierta de una manera ultra ortodoxa por el gobernador Barbosa, quien le dijo adiós con las mejores maneras en su conferencia mañanera.

 

Dicen que Ardelio no se quería ir, al final se fue, con la palabra de que el edil electo consideraba su incorporación a la SSC como una forma de cerrar la pinza en el modelo de seguridad metropolitana que se busca. Ardelio es padrino de Rogelio López Maya, el titular de Seguridad Pública estatal, y ahora controlaría la municipal. Combo total.

 

Por supuesto que tal movimiento no sólo tendría el visto bueno del gobernador, sino hasta su agrado, ya que sería otra cachetada con guante blanco a Claudia, pues Lalo le daría lo que ella le negó.

 

O mejor dicho, primero aceptó y luego se echó para atrás quesque porque Alfonso Durazo le exigió que no permitiera la intromisión de un cuadro vinculado a García Luna y la Seguridad Pública de la época de Calderón.

 

A su vez, Lalo Rivera también ganaría no sólo un titular de Seguridad Pública con toda la experiencia del mundo, sino que le demostraría al gobernador Barbosa que su postura colaborativa no es una simulación sino total realidad.

  

De consumarse la llegada de Ardelio a SSC, una vez más, el gobernador de Puebla se saldría con la suya. Rió al último, y rió mejor.

  

Y todo esto viene a cuento porque la opción más real de Lalo para asumir su Seguridad Pública era Gilberto Loya, quien era el segundo de Amadeo Lara Terrón en el trienio 2011-2014 y luego regresó su natal a Chihuahua con bastante éxito.

 

Era la opción primaria del alcalde electo y se le cayó porque tan bien le fue a Gilberto Loya que Maru Campos, ahora gobernadora de Chihuahua, lo designó hace dos días secretario de Seguridad Pública de ese estado.

 

Así que todo indica que Ardelio sí va.

 

O eso dice la gente cercana de Lalo.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto