Viernes, 03 de Diciembre del 2021
Viernes, 22 Octubre 2021 03:57

Polvos de viejos odios

Polvos de viejos odios Escrito Por :   Arturo Rueda

La designación de nuevos funcionarios tiene jiribilla, pues “puños de oro” Alcántara salió a decir lo que se discutió en la Junta de Coordinación Política: que todos estaban de acuerdo en “barrer” a los perfiles vinculados a Gabriel Biestro, ex hombre fuerte del barbosismo.  ¿Qué fue de la misión histórica de la 4T de borrar al morenovallismo de la vida pública de Puebla?


 

Hay días en que las geometrías de la real politik poblana son confusas y difíciles de entender. Ayer fue uno de esos días luego de que Congreso local reestrenó la película “el regreso de los muertos vivientes”. José Norberto Rodríguez Medina fue designado, otra vez, secretario general del Poder Legislativo, así como Edgar Sánchez Farfán —también otra vez— como director jurídico.

 

Se trata de dos personajes enquistados en el Congreso local, no se sabe si por su profesionalismo excelso o por dones que los comunes mortales ignoramos.

 

No parece ser la primera razón, pues nos enteramos por Gabriel Biestro —presidente de la anterior legislatura— que ambos fueron denunciados penalmente en Fiscalía por una serie de delitos, entre ellos porque tenían aviadores y robaban los bonos de los empleados del Congreso.

 

Los calificó de “pillastres” en un tuit, en el que responde una columna ágata que advierte de la limpia de funcionarios identificados con Biestro y la Junta de Coordinación que presidió, acusando que tenían ‘aviadores’ y hubo diversos actos de corrupción.

 

Entonces, tanto Norberto Rodríguez Medina como Edgar Sánchez Farfán —a quien conozco y reconozco como un excelente profesional del derecho, contemporáneo de la ELDP— no son blancas palomas, sino todo lo contrario.

 

Es decir, funcionarios que en el pasado fueron denunciados, pero hoy son ‘rehabilitados’ en su imagen pública al regresarlos en sus cargos, al costo de desacreditar lo que hicieron Biestro y compañía en la anterior legislatura “histórica”, designada así en su despedida por diferentes actores.

 

¿Quién logró esa rehabilitación y “el regreso de los muertos vivientes”?

 

No puede ser otro que Sergio Salomón, quien como diputado de la LVIII Legislatura coincidió con ellos cuando fue diputado por el tricolor y luego saltó al morenovallismo.

 

Los conoce, avala su desempeño profesional, y seguramente abogó por ellos, ruego que fue concedido.

 

 

El problema de la geometría política es que ambos, Norberto Rodríguez Mediana y Sánchez Farfán, tienen un pasado común en el morenovallismo, pues fueron amos y señores del Congreso local en las dos legislaturas de Moreno Valle.

 

De hecho, el apodado ‘Cheche’ incluso viene de antes, pues fue designado secretario general del Congreso desde 2008 en sustitución de Jorge Mora Acevedo. Es decir, el personaje en cuestión ostentó el cargo….¡Desde el marinismo!

 

¿Qué de plano no hay otros?

 

Pues parece que no, nadie más que le llenara el ojo a Sergio Salomón Céspedes.

 

La designación de nuevos funcionarios tiene jiribilla, pues “puños de oro” Alcántara salió a decir lo que se discutió en la Junta de Coordinación Política: que todos estaban de acuerdo en “barrer” a los perfiles vinculados a Gabriel Biestro, ex hombre fuerte del barbosismo.

 

¿Qué fue de la misión histórica de la 4T de borrar al morenovallismo de la vida pública de Puebla?

 

Cualquier día de estos Marcelo García regresa a manejar las redes sociales y los bots, o Trauwitz a manejar el turismo.

 

El polvo de viejos odios puede ser olvidado, siempre que las circunstancias lo requieran.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto