Miercoles, 26 de Enero del 2022
Martes, 07 Diciembre 2021 03:20

El carnicero que se volvió res

El carnicero que se volvió res Escrito Por :   Arturo Rueda

Alejandro Gertz quedó herido, pues el ‘reportaje’ de El Universal sobre sus gastos sólo es la prueba de la UIF, bajo el mando de Santiago Nieto, fue una instancia para perseguir a sus fobias políticas. De él y de sus amigos o financieros. ¿Cuántas investigaciones semejantes se levantaron por encargos políticos o favores?


 

Como en el Viejo Oeste, dos archienemigos desenfundaron sus revólveres y dispararon al mismo tiempo. Santiago Nieto cayó muerto y el fiscal Alejandro Gertz quedó herido.

 

Los dos se exhibieron de corruptos estratosféricos: uno por reunir 40 millones en propiedades en sólo tres años, y el fiscal general por gastarse 109 millones de pesos en una década, con especial fascinación por los autos de lujo.

 

Alejandro Gertz quedó herido, pues el ‘reportaje’ de El Universal sobre sus gastos sólo es la prueba de la UIF, bajo el mando de Santiago Nieto, fue una instancia para perseguir sus fobias políticas. De él y de sus amigos o financieros. ¿Cuántas investigaciones semejantes se levantaron por encargos políticos o favores?

 

Es decir, utilizó la institución que dirigía para investigar a su enemigo político. O a los enemigos políticos de sus amigos. No es una cuestión menor, pues siempre se dijo que a Santiago Nieto lo movían intereses económicos y políticos. Los primero los confirmó la investigación de Reforma.

 

Lo segundo lo confirmó él mismo al filtrar al diario de su amigo Juan Francisco Ealy Ortiz sus propias pesquisas. Sí, el mismo empresario periodístico al que invitó a su boda en Antigua, Guatemala, y llevaba 30 mil dólares en efectivo.

 

Pero la nueva UIF, la de Pablo Gómez, desmintió la existencia de la investigación o informe sobre Gertz. En todo caso, queda la calumnia que no mancha pero tizna.

 

En el caso de Santiago Nieto, pues las cifras no dan para ese incremento de masa patrimonial de 40 millones de pesos en apenas tres años, pues según él mismo narró en su libro, al aterrizar en el gobierno de AMLO ‘estaba quebrado y lleno de deudas’.

 

Tampoco juntan su patrimonio con el de su ahora esposa, la consejera Carla Humphrey: en esos tres años compró una residencia en 25 millones con un supuesto crédito bancario, un departamento en Santa Fe por 8.2 millones, otra casa en Querétaro de 1.6 millones y un Audi.

 

El sueldo neto del ex titular de la UIF no supera los 110 mil pesos mensuales, por lo que en su período como funcionario habrá recibido un máximo de 3.8 millones de pesos. Previo, tenía un adeudo por otra casa en San Jerónimo.

 

¿Cómo, si ganó 3.8 millones de pesos en casi tres años, se hizo de bienes por diez veces esa cantidad?

 

Aduce créditos hipotecarios, pero en su declaración patrimonial simplemente no aparece ni el banco, ni el monto, ni el plazo que ayudarían a resolver el misterio del enriquecimiento inexplicable de Santiago Nieto.

 

El carnicero que se volvió res.

 

Así se llama esta historia.

 

Para tener acceso al crédito hipotecario, de acuerdo a cualquier simulador bancario, Santiago Nieto y Carla Humphrey debieron pagar un enganche de por lo menos 30 por ciento para que sus mensualidades quedaran en manos o menos 190 mil pesos.

 

Si el enganche fue del 20 por ciento, la pareja debió pagar de entrada 6.5 millones de pesos incluidos gastos notariales. Si cada uno aportó la mitad, Santiago Niego tuvo que pagar 3.2 millones. Pero antes ya había gastado su crédito Fovissste para una casa en Querétaro… Y antes había dado el enganche por el departamento de Santa Fe. Alrededor de 1.5 millones.

 

Y luego, se había comprado su Audi.

 

Ahora, la justificación para recibir todos esos créditos era que sumaron sus ingresos como funcionario, venta de libros, consultor y litigante.

 

Venta de Libros, pues ni que fuera Murakami.

 

¿Podía ser consultor y litigante mientras investigaba a la elite financiera y política del país?

 

Pues claro que no: es una prohibición expresa.

 

O el dinero de la corrupción le llegaba bajo esos conceptos: consultorías y litigios.

 

Ah, caray.

 

Para el crédito de la residencia de 24 millones, la pareja Nieto-Humphrey tenía que alcanzar casi 300 mil pesos mensuales.

 

¿En serio?

 

¿Y ahora que uno de ellos está en el desempleo?

 

Lo dicho: el carnicero se volvió res.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto