Martes, 17 de Mayo del 2022
Viernes, 21 Enero 2022 02:06

Lalolandia

Lalolandia Escrito Por :   Arturo Rueda

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’: no importa que la percepción de inseguridad reflejada en la ENSU del INEGI se haya elevado un 13 por ciento. No importa porque Claudia empezó peor su administración. Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque no ve el riesgo de la comparación con Claudia: terminar igual que ella.


 

En el día 97 de su gobierno, Eduardo Rivera Pérez comienza a sufrir el síndrome de ‘Lalolandia’: sólo su opinión, así como la de sus cercanos, cuenta e importa. Los demás están equivocados o sus análisis son irrelevantes.

 

En ‘Lalolandia’, va súper bien.  Así se lo dicen todos los que lo tienen encerrado en la burbuja de ‘Lalolandia’.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’: un municipio en el que los ciudadanos están aferrados a pagar el alumbrado público porque quieren mejores servicios. Es decir, quieren un golpe más a sus bolsillos.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque para hacer realidad el sueño de esos poblanos, pagar el alumbrado público, analiza interponer una acción de inconstitucionalidad en contra del Congreso local que le negó el cobro de ese derecho, aunque sí lo autorizó para otros municipios.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’: no importa que la percepción de inseguridad reflejada en la ENSU del INEGI se haya elevado un 13 por ciento. No importa porque Claudia empezó peor su administración.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque no ve el riesgo de la comparación con Claudia: terminar igual que ella.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque, según él, los poblanos queremos pagar el DAP para que los funcionarios como Adán Domínguez, que lleva toda la semana desaparecido, puedan ganar sus 90 mil pesos o más.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque sus funcionarios describen ahora un estado crítico de la seguridad, como la carencia de patrullas o la caída del sistema de videovigilancia, hechos que no fueron denunciados en su oportunidad.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque cree que la sola idea de plantear una acción de inconstitucionalidad en la Suprema Corte no tendrá connotaciones políticas en su relación con Casa Aguayo.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque cree que las fotografías en la que es jardinero, pintor, policía y un largo etcétera sustituyen un trabajo real.

 

Eduardo Rivera vive en ‘Lalolandia’ porque cree que los poblanos le van a perdonar seguir la misma ruta de Claudia.

 

**** Ni sufre ni se acongoja. Si usted cree que el tío ‘Tony’ se encuentra preocupado por la detención de Bernardo Fernández Tanús, la orden de aprehensión vs el sobrino Albizuri, otras capturas de funcionarios cercanos a su gobierno o incluso los señalamientos de sus relaciones con empresarios factureros, descártelo.

 

El tío ‘Tony’ dedica sus días a las dos mejores cosas que sabe hacer: cantar y hacer negocios inmobiliarios en la zona de San Andrés Cholula.

 

El ex gobernador vio en la llegada de Edmundo Tlatehui la oportunidad de acrecentar sus edificios, desarrollos inmobiliarios y plazas comerciales. Por fin un amigo panista, dijo para sus adentros.

 

Pero las cosas no salieron como esperaba, porque Tlatehui se ha negado reiteradamente a entrar en corruptelas o hechos ilegales. Es un experto del tema y sabe de las consecuencias legales de caer en esos negocios.

 

Entonces, el tío ‘Tony’ se ha dedicado a hostigarlo y golpearlo en su medio de comunicación, El Universal Puebla, que dirige su ex director de comunicación Social.

 

Un día sí y otro también le pegan ahí con singular alegría.

 

Titulares escandalosos: “prevalece la corrupción inmobiliaria en San Andrés” cuando lo que el tío quiere es que prevalezca pero en su beneficio.

 

No le va a funcionar al ex gobernador.

 

No es su estilo. Lo suyo es cantar al oído…cuando lo quieren escuchar.

 

Es cuánto.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto