Lunes, 12 de Abril del 2021
Jueves, 18 Marzo 2021 03:58

Les pusieron a Eukid de ejemplo… y funcionó

Les pusieron a Eukid de ejemplo… y funcionó Escrito Por :   Arturo Rueda

Los residuos del morenogalismo han desertado de la batalla. Gerry Islas se clavó en su tema de Fuerza por Mexico. Marcelo no quedó bien en ningún lado. Trawitz tuvo una reaparición paranormal. Moya no quiere saber nada de Puebla. Eukid, que casi casi entró por su propio pie a la cárcel por líos de faldas y no entender que su tiempo había caducado, sirvió como ejemplo para el resto de los morenogalistas que captaron adecuadamente el mensaje: no desafiar al gobernador.


 

Un año después de la detención, la receta de Eukid Castañón surtió efecto: casi todos los integrantes del morenovallismo que tenían intenciones de competir en 2021 pusieron pies en polvorosa para evitar verse en el mismo trance que el Señor del Valle de las Calacas: preso, con alud de procesos penales, abandonado por todos y con riesgo de pasar varios años en la cárcel.

 

El mejor ejemplo es el ex gobernador Gali y toda su familia: ante los rumores de que sería postulado como candidato a diputado federal por el distrito IX por el PRIANRD, la amenaza de escándalos mediáticos y cárcel fue suficiente para que retirara sus aspiraciones.

 

Gali, que ahora estrena otro medio de comunicación, mandó a decir que quería seguir recibiendo trato de ex gobernador y no de candidato. Le fue concedido.

 

Otro que escarmentó en cabeza ajena fue Jorge Aguilar Chedraui. El ex secretario de Salud y ex presidente del Congreso andaba ‘muy león’ preparando una eventual candidatura a la alcaldía de Puebla capital.

 

Los expedientes de su dependencia, así como los gastos del Congreso, le indicaron que el mejor camino que podía tomar era quedarse en su casa haciendo el menor ruido posible. Las aspiraciones de JACH se difuminaron.

 

Otro desaparecido en acción es Luis Banck. El ex edil que suplió a Gali al frente del Ayuntamiento agarró valor al día siguiente de la muerte de Rafael y Martha Érika, pero las consecuencias de la gritoniza a la secretaria de Gobernación lo hicieron desaparecer de la faz de la tierra. No ha regresado desde entonces y sabe que está mejor ahí

 

El miedo no anda en burro, pues de los 64 integrantes de la Estructura Maya -descubierta en los archivos contables y los cateos a las oficinas de Eukid-, casi todos han abandonado la arena electoral y apenas unos tres o cuatro necios le quieren jugar al valiente.

 

Esos valientes son Genoveva Huerta, Jesús Giles, Rubén Garrido, Mercedes Aguilar y Maiella Gómez.

 

Genoveva ya sabe que fue denunciada por enriquecimiento ilícito. Por eso se empeñó tanto en convertirse en diputada federal, pues sabe que llegar a San Lázaro es su único escudo.

 

Aunque hay algo raro en todo esto. Algo que huele mal en sus designaciones y quizá tiene que ver con una negociación subterránea en la que ella abona al debilitamiento estructural de Acción Nacional a cambio de que una familiar cercana no pise la cárcel.

 

El ex dirigente Giles quería ser candidato a diputado local, pero después de su proceso por falsificación de título lo bajaron a buscar la alcaldía de Ocoyucan. Veremos en qué tono hace campaña.

 

Al aceptar la candidatura a la diputación, Rubén Garrido solito se metió en problemas que no necesitaba. Ya había transitado abajo del radar.

 

Mercedes Aguilar va en una suplencia en la planilla de Lalo Rivera, lo que no es nada, y Maiella acabó en Fuerza Social por México ante la imposibilidad de reelegirse como diputada federal. Le habían prometido la primera pluri al Congreso local pero no le van a cumplir.

 

Los residuos del morenogalismo han desertado de la batalla. Gerry Islas se clavó en su tema de Fuerza por Mexico. Marcelo no quedó bien en ningún lado. Trawitz tuvo una reaparición paranormal. Moya no quiere saber nada de Puebla.

 

Eukid, que casi casi entró por su propio pie a la cárcel por líos de faldas y no entender que su tiempo había caducado, sirvió como ejemplo para el resto de los morenogalistas que captaron adecuadamente el mensaje: no desafiar al gobernador.

 

Tan entendieron bien que ellos siguen libres y Eukid acumula cinco procesos penales por diversos delitos, lo que pone en riesgo de quedarse ahí más de una década.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto