Sábado, 21 de Mayo del 2022

¡Terrorífico! Hallan huesos de fetos y mujeres embarazadas en el Hospital de San Roque

Viernes, 04 Febrero 2022 15:32
¡Terrorífico! Hallan huesos de fetos y mujeres embarazadas en el Hospital de San Roque

El Instituto Nacional de Antropología e Historia encontró en el antiguo Hospital de San Roque restos humanos que correspondían a mujeres embarazadas, nonatos y de un hombre.

Paola Sánchez Rodríguez

@Diario_Cambio



El pasado 23 de enero de 2022, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontró nueve esqueletos y huesos dispersos en el antiguo Hospital de San Roque, ya que se encuentran las obras de restauración para el nuevo Museo de la Talavera y Arte Popular de Puebla.


san roque3 san pedro 2.jpg


Pero, ¿por qué encontraron restos humanos en aquel lugar?


Los panteones en Puebla se crearon después del siglo XVIII, uno de ellos, fue el panteón en Xanenetla, fundado el 6 de mayo de 1791, con el objetivo de que los hospitales ya no enterraran a los pacientes dentro los inmuebles.


El Obispo de aquel año, Don Salvador de Biempica y Sotomayor, consideró que era necesario publicar un decreto en el que se estipulara que los cadáveres existentes a partir de esa fecha, fueran colocados en el nuevo cementerio en Xanenetla.


Durante esa época, existían dos hospitales en Puebla, Hospital del San Pedro y posteriormente San Roque.


san roque3 san pedro.jpg


En 1590 se crea el Hospital de San Roque, el cual se fundó principalmente para los viajeros que llegaban de España hasta la capital. Sin embargo, ante la existencia del Real Hospital de San Pedro, San Roque pasó a ser una clínica para atender únicamente a enfermos mentales.


 


Con el paso del tiempo, surgieron epidemias en la ciudad, como la viruela, el sarampión, paperas, tosferina y varicela, la única enfermedad que en ese entonces sólo se transmitía directamente de hombre a hombre.


san roque2.jpg


Ante dicha situación, San Roque retomó sus labores iniciales y atendió a enfermos de las epidemias. Hasta que, en 1821, quienes estaban encargados de este hospital “Los Hermanos de la Caridad” fueron suprimidos por el Estado, pasando a manos del gobierno aquel inmueble.


Para 1869, el gobierno tomó la decisión de retomar nuevamente el cuidado de enfermos mentales, mandando a los hombres al Ex-convento de Santa Rosa y a las mujeres en San Roque. Pasando al mandato en 1877 de la Dirección de Beneficencia Pública.


A pesar de ser una clínica para el estudio y cuidado de la salud mental, realmente no se hacía nada al respecto, pues en estos lugares se encontraban mujeres que eran abandonadas por sus familias, olvidadas y abusadas por la sociedad.


Pero, retomando lo que hacía el Hospital de San Pedro de enterrar en los patios centrales, así como los muros a los que morían dentro de la clínica, y algunos eran arrojados a la fosa común. En San Roque se hacía la misma práctica.  Sin embargo, esto no justifica que los restos humanos encontrados recientemente excluyan el verdadero motivo de su muerte.


san roque.jpg


De acuerdo con lo informado por el INAH, algunas osamentas corresponden a la época virreinal y otros del siglo XX. Los huesos encontraron se han identificado que son de mujeres embarazadas, de nonatos (fetos) y el de un hombre.


Historia de los restos óseos


Dos osamentas que fueron localizadas por arqueólogos del INAH identificaron que en el área de las costillas contenían huesos de nonatos con diversos estados de gestación. Mientras que, en otro sedimento, se ubican restos de fetos, lo que indica que existieron abortos al interior del lugar y eran arrojados a las fosas.


En San Roque los restos se han encontrado debajo de los pisos en patios, cuartos, detrás de escaleras o en los arranques de columnas.


Aunque, por otra parte, también se han hallado a dos metros de profundidad, lo que señala que fallecieron por la crecida del río San Francisco.


Los restos del masculino pertenecieron a alguien que murió entre los 40 y 45 años de edad, por un traumatismo craneoencefálico, ya que en la parte central del hueso frontal presentaba una lesión que no mostró recuperación.


Para finalizar, cabe resaltar que, a pesar de mostrar un lado oscuro de aquella época en los hospitales, demuestra que antes era realmente importante pertenecer a una familia conocida. Pues, aquellos que eran familia adinerada o de gran renombre, podían enterrar a sus muertos al interior de las distintas iglesias ubicadas en la ciudad, ya que para ellos garantizaba tener una muerte digna.


Mientras que para la gente indígena o de bajos recursos, solían darles una parte del atrio o bien, dentro del mismo hospital donde morían.


Información obtenida de: INAH, Dialnet, Medigraphic y David Ramírez Buitron

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto