Sábado, 21 de Mayo del 2022

Leyenda de la Fuente de los Muñecos: niños deambulan por la noche

Viernes, 08 Abril 2022 15:41
Leyenda de la Fuente de los Muñecos: niños deambulan por la noche

La Fuente de los Muñecos se convirtió en un lugar emblemática de Puebla, al ser una leyenda que todo poblano conocer y todo turista debe visitar.

Paola Sánchez Rodríguez

@Diario_Cambio



¿Te has llegado a preguntar el por qué existen ciertas edificaciones en la capital poblana? Muchas de ellas llevan consigo una historia, desde amor como tristeza. Tal como la Fuente de los Muñecos.


FUENTE DE LOS MUÑECOS.jpg


La fuente ubicada en el Barrio Xonaca, donde se ve la figura de dos niños parados, quienes a pesar de lo bien que lucen, detrás de su creación guarda la triste historia.


El barrio de Xonaca, cercano a unas calles del Centro Histórico de Puebla, se le conocía por ser una de las colonias para la gente más adinerada de México, pues además de encontrarse con pequeñas casas, había fincas, las cuales se usaban como lugar de descanso para ellos.


En este lugar, vivía el ex gobernador de Puebla, Maximino Ávila Camacho, quien tenía una propiedad, administrada por un hombre y sus dos hijos. Era un niño y una niña, que todo el barrio los conocía por su carácter alegre y amables.


Los niños estudiaban, por lo que un día salieron de la casa en plena lluvia rumbo a la escuela. El niño, llevaba un paraguas, quien abrazó en todo momento a su hermana, y a la par la protegía de la tempestad que caía, sin embargo, al parar de llover, nadie supo más de ellos. Desaparecieron de manera inexplicable, donde lamentablemente fue inútil la búsqueda de los hijos.


Algunas personas aseguran que habrán caído a un pozo, pero realmente nadie conocía lo ocurrido. Cuando dicha noticia llegó a oídos del gobernador en turno, él decidió colocar una fuente con la figura de dos niños en homenaje a ellos.


Con el paso de los años, esta fuente provocó terror en los vecinos. Ya que, señalaban que las figuras de los niños cobraban vida y corrían por las calles. Mencionaban que se escuchaban risas y llantos de aquél lugar.


Otros lugareños, aseguran que logran ver sucios los zapatos y sus rodillas de los muñecos, tal como si en verdad habrían ido a jugar.


Quizás no sepamos lo que realmente pasó a esos hermanos, pero si siguen penando todavía, será cuestión de que te decidas y lo compruebes algún día.


Información obtenida de: Lo que quieres saber de Puebla

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto