Domingo, 03 de Marzo del 2024
Lunes, 12 Febrero 2024 00:12

Eduardo Rivera provoca fracturas en todo el estado

Eduardo Rivera provoca fracturas en todo el estado Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

Ahora en 2024 como si fuera el mismo guion preestablecido, Rivera resucita al impresentable Saturnino con todo lo que representa: corrupción, actitudes atrabiliarias y nexos con grupos criminales. La indignación en la zona de Tecamachalco es mayúscula.


 

Todo indica que el alcalde con licencia Eduardo Rivera Pérez va a una derrota estrepitosa. Sobre todo, porque en varios municipios sus arbitrarias decisiones están causando profundas fracturas.

 

Como Rivera se conduce en base a información que le entrega el Comité Directivo Estatal del PAN toma acciones inapropiadas y erróneas.

 

El gran problema de la actual dirigencia es que está más cerca de la revista ‘Rostros’ que de la realidad social de los municipios poblanos.

 

Como lo apuntamos en una entrega anterior la organización sinarquista Yunque se formó y desarrolló en base a las tesis y preceptos de un grupo de ideólogos e intelectuales de la derecha. Pero todo ese acervo se fue al caño cuando entró al mando la actual generación panista.

 

Hoy son simples mercaderes de la política; figuritas frívolas y banales; piensan que la función pública se hace en reuniones propias de revistas de sociales.

 

Estas personas le están entregando a Rivera Pérez diagnósticos completamente fuera de la realidad. Por eso vemos expresiones y declaraciones que quedarán ahí para los archivos de la ignominia como la defensa de Inés Saturnino.

 

La sola mención del misógino panista causó escozor e indignación en Tecamachalco y toda la zona. En una decena de municipios saben que el referido ex alcalde era protector de grupos criminales. Así quedó constancia en varios operativos fallidos.

 

Misteriosamente los capos del huachicol siempre eran “alertados” de movilizaciones policiacas.

 

Por supuesto Inés Saturnino se conducía de esa forma porque era la línea no escrita que se toleraba desde el gobierno morenovallista a través de Facundo Rosas y Víctor Carrancá Bourget.

 

Ahora en 2024 como si fuera el mismo guion preestablecido, Rivera resucita al impresentable Saturnino con todo lo que representa: corrupción, actitudes atrabiliarias y nexos con grupos criminales. La indignación en la zona de Tecamachalco es mayúscula.

 

Algo semejante ocurre en Tehuacán donde Eduardo impuso al locutor René López Cárdenas quien en dos ocasiones ya perdió la alcaldía.

 

En 2018 René fue abanderado del blanquiazul a la presidencia municipal e hizo campaña al lado de Martha Erika Alonso; ese año perdió la contienda de manera garrafal.

 

Empero continuó con su obsesión. En 2021 se volvió a postular, pero por el partido Pacto Social de Integración (PSI) y sumó su segunda derrota.

 

Ahora Rivera lo resucita, lo vuelve a designar candidato y el pleno de los miembros activos del albiazul se levanta en una protesta generalizada.  

 

La misma escena se repite en una decena de municipios en los que se está incubando un resentimiento contra Rivera Pérez.

 

A este paso los propios panistas le darán un tajante voto de castigo.

 

ENCUESTAS TENDENCIOSAS SOBRE LA GESTIÓN PEDRO TEPOLE

 

En días recientes circularon encuestas en las que supuestamente Pedro Tepole mantiene una “amplia ventaja” para alcanzar la reelección a la presidencia municipal de Tehuacán.

 

La lectura de la realidad está muy lejos de los porcentajes mostrados.

 

Esas encuestadoras están haciendo una presentación tendenciosa porque solamente muestran el índice de conocimiento, pero ocultan la intención de voto.

 

La primera pregunta es ¿Conoce a Pedro Tepole Hernández? El 95 por ciento de los ciudadanos responden que sí.

 

A la segunda pregunta ¿Votaría por él? Los números se desploman. De un 90 por ciento de conocimiento la intención de voto baja y no supera un 15 por ciento.

 

Solo uno de cada diez electores votaría por el fallido alcalde.

 

Repetimos, los números que presentan esas firmas no corresponden a la realidad.

 

Solo basta escuchar a los ciudadanos en un recorrido por microbús o colectiva; solo hay que atender los reclamos de estudiantes afuera del Instituto Tecnológico de Tehuacán o del Campus BUAP; solo hay que dar voz a las amas de casa en cualquier mercado para percibir el rechazo.

 

El repudio contra Tepole es enorme, descomunal.

 

Los grandes sectores sociales lo aborrecen por su incapacidad ante la ola delictiva; una crisis de inseguridad y violencia que no tiene precedente.

 

El desastre de la basura es otro tema que agravia a los ciudadanos. En los últimos dos años son constantes las protestas de colonos que con bolsas de basura bloquean avenidas y calles por el incompetente servicio.

 

La obra pública causa más perjuicios que beneficios. La sociedad acaba de salir de una pandemia y el comercio local apenas se está recuperando cuando Tepole cierra calles de manera compulsiva para realizar obras que durante meses permanecen en trabajos y tienen colapsada a la ciudad.

 

Si esos encuestadores dialogaran unos minutos con los ciudadanos de Tehuacán se sentirían avergonzados de presentar cifras tendenciosas.

 

El tema de fondo es que Tepole tiene padrinos que son poderosos empresarios poblanos y que tomaron a Tehuacán como su negocio personal. Ellos hacen la obra pública y manejan las compras y adquisiciones.

 

Por eso sostienen a la marioneta que firma contratos a modo.

 

El dirigente de facto de Morena, Samuel Aguilar Pala conoce la situación del municipio; sabe que los amplios sectores aborrecen a Tepole.

 

Desde hace meses se declaró que en esta nueva etapa de Puebla no habrá venta de candidaturas. Si la premisa se sostiene será imposible la reelección de Pedro.

 

La única forma en que podría llegar sería comprando encuestadoras y a la dirigencia estatal de Morena. Solo así.

 

Veremos qué sucede.

 

Como siempre quedo a sus órdenes.

 

X @CupulaPuebla

cupula99@yahoo.com

 

Google News - Diario Cambio