Saturday, 16 de December de 2017

Feliz día de Reyes: Baltazar no era negro, como se cree

Lunes, 06 Enero 2014 10:50
La escena de la adoración de los Magos ha dado pie a lo largo de la historia a diversas representaciones



Con el paso del tiempo la historia de quiénes son los Reyes Magos en realidad, ha ido cambiando, las primeras imágenes que se conservan sobre ellos se remontan al siglo III, en las catacumbas romanas.



La historia vincula a los reyes con el nacimiento de Jesús de Nazaret, tal y como narra el evangelio se expone que con el nacimiento Del Niño Jesús la Virgen recibió la visita de los Reyes Magos y, cada uno de ellos portaba un obsequio por el nacimiento.



En sus cofres transportaban mirra, oro e incienso para simbolizar la riqueza.



La primera representación conocida corresponde a la catacumba de Priscila, en la que varia la presencia de los Reyes Magos, pues aparecen dos, tres y cuatro.



Sin embargo, si avanzamos en la historia tres siglos después los "Magos del Oriente", aparecen en los mosaicos de San Apolinar el Nuevo de Rávana, tres hombre conocidos como Balthassar, Melchior y Gaspar.



Tres figuras que van a pie para llevarle presentes al Niño Jesús, que de acuerdo con ABC, Melchor se representa como el más joven; Gaspar, el anciano con barba blanca y Baltasar con barba castaña y aún de tez blanca.



Respecto a su aspecto y edad los tres Reyes Magos han sufrido cambios, pero el que más a tenido una transformación es Baltasar, que al final de gótico resulta ser de raza negra.



Baltasar es representado en el siglo XV como un hombre de raza negra proveniente de Etiopía.



Los tres regalos que ofrecieron a Jesús llevaron a pensar en que fueron tres los Magos de Oriente, un número muy apropiado para relacionarlo con la Trinidad, con las tres Edades del hombre o con las tres partes del mundo que se conocían en la Edad Media: Asia, África y Europa, de forma que se correspondían con las tres razas del género humano, descendientes de Sem, Cam y Jafet, los hijos de Noé.



El descubrimiento de América vino a tambalear esta idea e incluso hubo intentos de sumar un cuarto rey americano a la terna, aunque sin éxito, según explica Virginia Seguí en Alenarte. Vasco Fernandes incluyó en el retablo que hizo para la catedral de Viseu a un cacique con plumas y jabalina de Brasil.



Fuente: El Gráfico

Rate this item
(0 votes)