Saturday, 05 de December de 2020

Escándalos que marcaron el papado de Benedicto XVI

Lunes, 11 Febrero 2013 10:46
  Abusos sexuales contra niños cometidos por miembros de la Iglesia y su pasado en las juventudes hitlerianas marcaron sus siete años de papado.  



Fueron siete años de papado que estuvieron marcados por el cuestionamiento a la fe católica.



El Papa Benedicto XVI hará efectiva su renuncia el próximo 28 de febrero, y con eso pone fin a casi una década de escándalos que involucran los abusos sexuales a menores cometidos por miembros de la Iglesia, su pasado en las juventudes de Hitler y sus conflictos con el mundo islámico.



Los abusos sexuales a niños afectaron profundamente buena parte de su pontificado. Ordenó una investigación oficial sobre casos en Irlanda que llevó a la renuncia de varios obispos.



El escándalo a partir de una fuente mucho más cercana se produjo en el 2012, cuando el mayordomo papal, responsable por vestirlo y servirle sus alimentos, fue encontrado culpable de filtrar documentos que denunciaban actos de corrupción en los asuntos del Vaticano, lo que generó irritación a nivel global.



Benedicto XVI confrontó el propio pasado de su país cuando visitó el campo de concentración nazi de Auschwitz.



Describiéndose como "un hijo de Alemania", oró y se preguntó por qué Dios estuvo silencioso ante la muerte en el campo de 1,5 millones de personas, en su mayoría judíos, durante la Segunda Guerra Mundial.



Ratzinger fue parte de las Juventudes Hitlerianas durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la participación era obligatoria. Nunca integró un partido nazi y su familia se opuso al régimen de Adolf Hitler.



Pero su viaje a Alemania también desató una de las mayores crisis de su pontificado. En un discurso en una universidad, citó a un emperador bizantino del siglo XIV al decir que el Islamismo sólo trajo maldad al mundo y que había sido propagado a punta de espadas.



Tras protestas que incluyeron ataques a iglesias en Oriente Medio y la muerte de una monja en Somalia, el Papa dijo más tarde que lamentaba el malentendido causado por su discurso.



En una medida que fue vista como ampliamente conciliatoria, a fines del 2006 el Papa realizó una visita histórica a la Turquía mayormente musulmana, donde rezó en la Mezquita Azul de Estambul.



Sin embargo, meses más tarde el ex presidente iraní Mohammad Khatami se reunió con el líder católico y dijo que las heridas entre cristianos y musulmanes todavía eran "demasiado profundas" tras el discurso polémico en Regensburg.



Fuente: 24horas

Rate this item
(0 votes)