Tuesday, 10 de December de 2019


¿Alguien sabe dónde están los colegios de abogados poblanos?




Escrito por  Julian German Molina Carrillo
foto autor
Después de las elecciones a gobernador del estado y con el triunfo de la alianza de partidos —integrada por el PAN, PRD, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano— que derrotó al candidato del PRI que participó en alianza con el PVEM, y una vez que tomó posesión el Poder ejecutivo de su cargo, tal parece que desaparecieron de la entidad, los Colegios, Barras y Asociaciones de Abogados, que por décadas tuvieron una importante y destacada participación.

No sólo en la procuración y administración de justicia, sino también en otro ámbitos como la función notarial, las actividades académicas y, sobre todo, el ejercicio del litigio que hoy atraviesa una de sus más severas crisis ante la ineficiencia y baja en los salarios de los funcionarios encargados de dichas tareas y que hoy están más preocupados por cuidar su trabajo, que por dar un buen servicio a la ciudadanía que cada vez crece más, en demanda de que se cumpla lo establecido por el artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el sentido de que la justicia debe ser pronta y expedita, situación que no se cumple de ninguna forma, por la lentitud del trámite de los juicios y por la falta de personal en varias de las áreas encargadas de estas tareas.

 

 

Muchos integrantes del foro poblano se preguntan: ¿dónde está la Asociación de Abogados de Puebla AC? que es la más antigua y cuya fundación se remonta a los años sesenta en que nace en la BUAP con destacados abogados que después ocuparon cargos muy importantes como funcionarios públicos, como el ex gobernador Melquiades Morales Flores y el ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, licenciado Guillermo Pacheco Pulido, entre otros, cuya lista sería muy larga para citarla en este espacio.

 

 

La respuesta es que la Asociación está desaparecida, es decir, no ha sabido continuar con su importante labor en lo que va de la presente administración, las razones de ello pueden ser muchas y prestarse a la especulación, pero lo único cierto es que perdieron el liderazgo y respaldo que muchos abogados les reconocieron por décadas y hoy sólo queda de ella el membrete que nadie ha sido capaz de retomar.

 

 

La otra asociación importante, lo fue el Ilustre Colegio de Abogados del Estado de Puebla AC que también se encuentra desaparecida y sus miembros diseminados en diferentes tareas, pero que hoy por lo que sabemos no se reúnen y menos aún han fijado una postura sobre las reformas legales aprobadas por el Congreso del estado y por el Congreso de la Unión; tal pareciera que los integrantes de ambas asociaciones se quedaron sordos, ciegos y mudos para opinar y señalar los problemas que afectan el estado de derecho y que la justicia sea una realidad en los tribunales.

 

 

Podríamos citar a otras asociaciones y barras que se han pronunciado en diferentes momentos, para apoyar a candidatos a consejeros electorales, magistrados del Tribunal Electoral del Estado o al presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, pero son personas morales que sólo participan en estos procesos y después no vuelven a tener vida orgánica, ni presencia.

 

 

¿Qué sucederá con las Asociaciones de Abogados Poblanos?

 

 

Considero que nada; seguirán en el ostracismo y lejos de las causas de los ciudadanos, quizás esperando tiempos mejores o bien que venga una asociación o barra a nivel nacional que aglutine a los abogados independientes y que por no tener intereses en el Estado, pueda convertirse en un factor que venga a enriquecer el debate legislativo y a plantear nuevas ideas y propuestas de leyes que eliminen los rezagos que aún tenemos en diferentes leyes e instituciones.

 

 

Quizás ello permita que temas tan relevantes como la implementación de los juicios orales en la entidad cobren fuerza y que los abogados retomen el papel tan trascendental que tiene el ejercicio profesional para alcanzar una sociedad más justa y equitativa, pero sobre todo, abogados actualizados en todos los temas de las reformas constitucionales que regirán al país en los próximos años.

 

 

Mientras tanto, no hay presupuesto, ni organización gremial que festeje el Día del Abogado en el Estado; total, creo que mis colegas ya hasta se olvidaron en qué día se celebra.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus