Wednesday, 12 de December de 2018


Ya cooperé para el Teletón




Escrito por  Julian German Molina Carrillo
foto autor
A petición del Comité sobre los derechos de las personas con discapacidad (CDPD) de la ONU, el pasado 30 de abril se solicitó al presidente Enrique Peña Nieto un informe de las medidas adoptadas por su gobierno para supervisar y combatir las campañas, programas y mensajes en medios de comunicación de masas que atentan en contra de la dignidad de las personas con discapacidad y refuerzan los estereotipos , como en el caso de las campañas del Teletón.

El 3 de octubre se dio a conocer el Informe final, donde se señala que Teletón “promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad y no de derecho”; asimismo, recomendó al gobierno mexicano establecer una distinción clara entre el carácter privado de las campañas y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad.

 

De igual forma, el Comité de expertos recomienda al gobierno de Peña Nieto no entregar a una organización de carácter privado como Teletón los recursos financieros que el Estado dedica a la rehabilitación de personas con discapacidad.

 

El documento destaca que los especialistas se muestran preocupados porque buena parte del dinero para la rehabilitación de estas personas es administrada por un ente privado.

 

Amén de que el caso del Teletón ha suscitado controversia por lo que hace a la forma de obtener sus recursos económicos. La misma ONU señala que el modelo asistencialista que desarrolla no está de acuerdo con los mandatos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, instrumento ratificado por el Gobierno Mexicano en 2008.

 

El Informe, por su contenido, no fue bien recibido por la fundación Teletón, que lo tachó de no estar fundado en una investigación seria, descalificándolo al afirmar que se basó en notas informativas y comentarios de algunas organizaciones civiles para emitir su opinión.

 

Resulta evidente que les preocupó a los altos funcionarios de Televisa el impacto negativo que dicho informe puede traer a un evento que han llevado a cabo desde hace 16 años y que les ha redituado en un jugoso negocio, lucrando con el dolor, abandono y pobreza de las personas que en México sufren algún tipo de discapacidad.

 

Pero hay un factor más que yo agregaría al informe y que se refiere a la feria de las vanidades y de lucro político que le han sacado al evento funcionarios de todos los niveles, haciéndolos aparecer como los seres más caritativos y preocupados por la situación en que viven estos grupos vulnerables, donando dinero de los recursos públicos y no de su propio patrimonio; es decir, aprovechan el evento para acaparar reflectores y presentarse ante sus gobernados como benefactores, ya que el evento les proporciona publicidad gratuita ante millones de televidentes, por lo que desde 1997, asisten al mismo, altos funcionarios: desde el Presidente de la República, Secretarios del gabinete, Gobernadores y hasta Presidentes Municipales.

 

Pero los beneficios que recibe el Teletón se complementan con las aportaciones de los Gobiernos estatales, en efectivo y en inmuebles para la construcción de los llamados Centros de Rehabilitación Infantil.

 

Presentándose así otro concurso en el cual los mandatarios buscan quedar bien con Televisa para cuidar su imagen pública y obtener un trato privilegiado en sus contratos publicitarios.

 

En el caso del gobierno de Puebla, según la Ley de Egresos del ejercicio fiscal 2014, se destinará del pago de nuestros impuestos, a la Fundación Teletón la cantidad de 42 millones 500mil pesos, por lo que tanto usted, amable lector, como quien esto escribe, ya hemos dado nuestra aportación del año 2014, sin haber sido consultados y sin estar seguros que dichos recursos realmente llegarán a beneficiar a las personas que sufren algún tipo de discapacidad en el país o terminarán en las arcas de la televisora; tiene más rentabilidad política quedar bien con el Canal de las Estrellas y apoyar sus campañas, que cumplir con la Convención sobre los Derechos de las Personas con discapacidad de la ONU.

 

Total que en eso la fama del Gobierno Mexicano ha rebasado las fronteras y ya somos clientes asiduos de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus