Wednesday, 18 de September de 2019


Lo inútil institucionalizado




Escrito por  Irma Sánchez
foto autor
A usted qué le atrapó el fin de semana, ¿el informe de alguno de los 217 alcaldes de Puebla?

¿La celebración por el Día del Amor y la Amistad?

 

¿Algún grupo de huehues?

 

Cualquiera de las tres, o las tres, a mi juicio muy personal, tienen una razón de ser, pero no logran cambiar el curso de nuestras vidas.

 

El informe de los alcaldes, se ha dicho hasta el cansancio, se convierte en el día del munícipe que termina fortalecido con tantos halagos.

 

Este ejercicio, ¿sirve de algo?

 

Al final de cuentas en estos todo es miel sobre hojuelas y los informantes casi casi terminan depositándose besitos con sus propios dedos sobre sus mejillas frente a espejos que sin preguntarles les dicen “tú eres el mejor, el más guapo, el más inteligente, el fregón”.

 

En tiempos en los que se exige y se promete transparencia, ¿en verdad transparentan el manejo y las aplicaciones de los recursos que manejan?

 

“Todos” durante su ejercicio lo juran y lo perjuran, luego al término de su periodo vienen las sorpresas y resulta que en sus días de gloria nos vieron la cara, se rieron de nosotros y en fin, sólo basta con remitirse en estos días a casos como los de los ex gobernadores, el oaxaqueño José Murat o el guerrerense Ángel Aguirre, a los que les han salido tanto en forma directa como con prestanombres más propiedades que a la chía o el vinagre, hoy también están de moda.

 

La fiesta de San Valentín —que no existió tal santo como Cupido— promovida por los comerciantes y prestadores de servicios para mover las ventas en los días de los estragos de la famosa cuesta de enero cuando las ventas se estancan.

 

Con el homenaje al amor y a la amistad hoy obligan desde los jardines de niños llevar regalos para un intercambio entre amigos secretos.

 

El regalo tiene que ser a partir de determinado monto.

 

Dulces para intercambiar entre todos y algún alimentos para un convivio, lo cual sumado representa un gasto extra, que no está contemplado por la SEP en el compromiso de los paterfamilias.

 

¿No se trata de un gasto inútil?

 

Y el festival de los huehues, si bien es parte de nuestro bagaje cultural, hay que sugerirles que hagan su fiesta en plazuelas y jardincitos porque cierran calles del domingo al miércoles de ceniza y además de obstaculizar el tráfico sobre todo a las horas pico, suelen ponerse impertinentes y hasta agresivos escondidos debajo de las máscaras de cartón cuando uno no colabora para su fiesta.

 

¿Cuál de las tres son verdaderamente necesarias?

 

¿A usted le cambia el curso de su vida?

 

Para mover un informe de gobierno, las administraciones le inyectan respetables recursos que podrían tener mejor aprovechamiento.

 

Celebrar el amor y la amistad ¿es necesario para aprender a amarnos?

 

Y los huehues, bueno, son parte de nuestra tradición, pero que no se conviertan en una pesadilla que dicho sea de paso, ya bastante tenemos, el alza de los básicos, la resta en logar de la suma y multiplicación en la economía. Y en el ámbito internacional así como hay esperanza con los nuevos vientos que sopla la Iglesia católica con el papa Francisco, hay pesadillas como las ejecuciones en el medio oriente, los resabios de guerras y movimientos pasados, casos de pederastia, de trata de personas, hambre, enfermedades, violencia, y un largo etcétera.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
comments powered by Disqus