Saturday, 08 de August de 2020


Todo está consumado




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
FUNCIONÓ COMO SIEMPRE LA ESTRATEGIA priista de hacer el destape de dirigentes o candidatos, descontrolando a los opositores internos, como en los viejos tiempos de los dinosaurios.

Fue en un desayuno efectuado en la ciudad de México, con asistencia de senadores, diputados federales y locales y dirigentes de los sectores y agrupaciones pertenecientes al partido tricolor, donde dirigentes nacionales dieron a conocer el resultado de sus sesudas y profundas meditaciones sobre el perfil que deberían tener los dirigentes estatal y municipal del Revolucionario Institucional.

 

 

Llegaron a la conclusión de que, como ya lo habíamos comentado en medios de difusión local, la dirigencia estatal sería para la diputada federal Ana Isabel Allende Cano, y la dirigencia en el municipio de Puebla capital para el diputado local José Chedraui.

 

 

Fue una sorpresa, sí, la designación del secretario general del comité estatal que recayó en Víctor Gabriel Chedraui.

 

 

Estuvieron presentes los dirigentes de todas las corrientes o tribus priistas que aceptaron la decisión cupular, de grado o por fuerza.

 

 

La intención de doña Ivonne Ortega, secretaria nacional del PRI, de colocar al frente del comité estatal a la joven e inexperta política Isabel Allende, poniendo a su lado a un viejo lobo de mar como Gabriel Chedraui, fue la de evitar que las tribus o corrientes que se disputaban el mando se la coman viva, pues la diputada ahora dirigente estatal es ajena a los grupos que se disputan dirigencias y candidaturas, al igual que el secretario general y el presidente del comité municipal. Es un mensaje claro: el PRI no puede ser como el PRD, un partido de corrientes, grupos o tribus, porque si se sigue permitiendo eso, ese partido estará perdido, además de desorientado.

 

 

Siempre ha habido diferencias entre los grupos priistas, pero a la hora de la verdad, todos se unen, dialogan y llegan a acuerdos. Sin embargo, en los últimos años los grupos o tribus tenían el comportamiento de los del Sol Azteca, pues no sólo no llegaban a acuerdos, sino que había pleitos y rivalidades entre ellos, con el agravante de que los que no se salían con la suya, amenazaban y muchas veces lo hacían, se salían del partido.

 

 

Después del destape hecho la mañana del jueves en un desayuno, los adustos rostros de los descontentos, de los inconformes, que eran muchos, empezaron a suavizarse al comprender que la decisión ya estaba tomada y que no tenían nada que hacer sino someterse a la voluntad omnímoda de la cúpula partidista, como en los viejos tiempos. Pues da la casualidad de que el gobierno federal está en manos de los priistas y ya no de los panistas y que el PAN, después de su derrota, tuvo una baja en su militancia nacional del 80 por ciento, ni más ni menos. El chantaje político, pues, ya no funcionaría.

 

 

Aquí en Puebla, como en los viejos tiempos, grupos de jóvenes tricolores convocaron a una conferencia de prensa para expresar su apoyo a los nuevos dirigentes y pregonar a los cuatro vientos que eran los mejores. Tan tan.

 

 

Y HABLANDO DE PARTIDOS POLÍTICOS, ayer el Partido del Trabajo celebró su congreso estatal para recomponer su descompuesta Comisión Estatal, integrada por 38 miembros y que es la dirigencia colegiada de dicho partido.

 

 

Resulta que ya no funcionaban ocho de los comisionados y tuvieron que ser sustituidos por Zeferino Martínez, Sergio Téllez Orozco, Filomeno Romano, Mariano Hernández Reyes, Nelson Beristain, Alfonso Rodríguez Periañez y Manuel Hernández Vargas.

 

 

Aunque usted no lo crea, el PT acordó en esta reunión efectuada ayer en la mañana, con la asistencia de 300 congresistas en el salón Misión del bulevar Valsequillo, que en las elecciones del 2015 no se aliarán a ningún otro partido. Sus alianzas serán sólo con agrupaciones de la sociedad civil y habrá paridad en las candidaturas entre hombres y mujeres al 50 por ciento, como establece la ley.

 

 

También fueron designados delegados al congreso nacional, que será en septiembre próximo. Entre ellos están Eligio Lozada, Yesenia Jiménez, Marcelino Calzadilla, José López Martínez, Esther Martínez, Elfego Martínez, Rafael Ramírez, Nelso Beristain, Mónica Castillo, Carlos Camarillo y María Francisca González Fernández.

 

 

Presidió la reunión el representante del comité nacional petista, Gonzalo Gómez Alarcón.

 

 

BUENA DECISIÓN LA DE REGRESAR A LAS JUNTAS AUXILIARES las oficinas del Registro Civil, como lo acordó la Secretaría General de Gobierno.

 

 

Nos dice un viejo político amigo nuestro que en casos de crisis, como la que vive el gobierno poblano, debe restablecerse el diálogo entre autoridades y organizaciones civiles y los funcionarios públicos deben iniciar la distención, atendiendo los reclamos que hacen los ciudadanos.

 

 

Si eso no se hace, si se mantienen posiciones irreductibles, el enojo crece y se radicaliza y eso es lo peor que podría pasar.

 

 

No hay que olvidar que atrás de un reclamo popular válido, se mueven intereses de políticos y partidos que quieren llevar agua a su molino. La autoridad está obligada a ser más flexible para resolver el problema, pues la dureza y la intransigencia de ambas partes, llevará a crear un problema de consecuencias impredecibles.

 

 

Los opositores al gobierno han convocado a una cadena humana para el sábado 30 del actual y así, van a ir subiendo sus actos de presión, a medida que las autoridades no respondan sus reclamos. Así ha ocurrido en otros movimientos similares, tanto en Puebla como en otras entidades.

 

 

El primer paso, el de dejar en las juntas auxiliares las oficinas del Registro Civil que tengan, es una acertada medida.

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus