Saturday, 14 de December de 2019


La otra cara de la ciudad de Iguala, Guerrero




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
NO PUDO SER MÁS OPORTUNA LA PRESENTACIÓN del libro Iguala: personajes y textos de su historia, cuyo autor es el ingeniero Julio López Uriza, en un acto efectuado en el Paraninfo del edificio Carolino de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, que en estos días en que dicha ciudad, una de las tres más importantes del vecino estado de Guerrero, ha cobrado notoriedad, pero no de la buena sino de la mala, a nivel nacional e internacional.

Como dijo el autor en su intervención ante un selecto auditorio reunido en dicho salón el pasado viernes en la tarde; en los últimos cinco meses se han ocupado de Iguala: el Papa Francisco, el dirigente de la ONU, el presidente Obama, directivos de Amnistía Internacional, de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos, etcétera.

 

 

Y es que el 26 de septiembre la ciudad de Iguala fue escenario de hechos lamentables, dolorosos e indignantes. Eso ha originado que la ciudad, cuna de nuestra Enseña Nacional, esté adquiriendo una mala fama, lo que es totalmente injusto.

 

 

Precisamente el libro del ingeniero López Uriza presenta la otra cara de Iguala, la de la ciudad que no sólo fue cuna de la Bandera Nacional, sino de la Independencia, pues fue ahí donde Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide firmaron el Plan de Iguala, para dar fin a la lucha insurgente y declarar a México como nación independiente y soberana.

 

 

También fue en Iguala, donde al fusionarse las guerrillas insurgentes de Guerrero con el Ejército realista de Iturbide, dieron origen al primer Ejército mexicano que con el nombre de Ejército Trigarante, entró triunfante a la Ciudad de México.

 

 

Iguala ha sido importante a nivel nacional. A nivel local, es la ciudad más industriosa de Guerrero.

 

 

Sus habitantes contribuyen en diversas actividades profesionales, industriales, comerciales, artesanales, a mantener un nivel de desarrollo importante. La ciudad tiene problemas, que el mismo ingeniero Julio César reconoce, pero es que las autoridades municipales pocas veces han estado a la altura de la ciudad que gobiernan.

 

 

El libro Iguala: personajes y textos de su historia, tiene una magnífica presentación, lleva al lector al conocimiento de una ciudad muy importante en los inicios de la vida independiente de la nación, desde sus orígenes hasta los tiempos actuales. Este libro fue escrito antes de los acontecimientos de septiembre, no fue hecho para contrarrestar la mala fama que mediáticamente se le está dando a esa ciudad, pero en la situación que se está viviendo en estos meses, contribuye a divulgar la historia de un pueblo laborioso y amable, que ha sabido estar presente y participar en los momentos más dramáticos de nuestro desarrollo histórico y contribuir positivamente a resolverlos.

 

 

La presentación fue organizada por el maestro Felipe Galván Rodríguez, catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP y tomaron parte en ella, además del autor, el ingeniero Roberto López Galván, de la tierra caliente guerrerense y este columnista originario de Chilapa, también de Guerrero.

 

 

Estuvieron presentes varios catedráticos de la universidad y familias de origen guerrerense, pero también muchos poblanos interesados en la llamada pequeña historia, esa que como dice el autor Julio César López Uriza: “porque el amor es hijo del conocimiento y sólo se ama lo que se conoce, conozcamos a Iguala y a su gente, su pasado, y su presente, para amarla y luchar por su futuro”.

 

 

Aquí en Puebla hubo un muy conocido abogado catedrático de la Universidad Autónoma de Puebla, el licenciado Francisco Castro Rayón, más conocido como “Panchote” por su altura y corpulencia y él ya nos decía a quienes fuimos sus alumnos que el federalismo nos daba dos nacionalidades, una interna y otra externa: la externa era la mexicana y la interna nos la daba el estado donde nacimos. Nos convocaba a estudiar la historia de nuestros pueblos y de nuestro estado (ese año ingresamos a primero de Leyes varios tlaxcaltecas, veracruzanos, chiapanecos, algunos guerrerenses y desde luego poblanos) pues era la mejor forma de identificarnos como lo que éramos y amando más a nuestra patria chica, amaríamos más a nuestra patria grande.

 

 

AYER DOMINGO ESTUVO EN IZÚCAR de Matamoros, Isabel Allende Cano, presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI. Fue acompañada de varios integrantes del comité estatal.

 

 

El objetivo fue reforzar la unidad de los priistas en el Distrito XIV con cabecera en Izúcar y tratar algunos asuntos relacionados a la estrategia que se seguirá en la próxima campaña electoral.

 

 

Fue el distrito de Izúcar, que comprende 31 municipios de la Mixteca baja, donde el candidato a la diputación federal, Jorge Estefan Chidiac, fue el único realmente candidato de unidad, es decir, no tuvo oponente en el proceso interno de selección, incluso el que había sido más mencionado, el líder cenecista Saúl Coronel Aguirre, se retiró de la contienda para dejar al paso libre a Chidiac.

 

 

Y es que Jorge Estefan ya fue diputado federal por la región mixteca en dos ocasiones y demostró que sí tiene interés real en promover el desarrollo de la zona. Para esta ocasión ya está trabajando en un proyecto que se compromete a gestionar, en coordinación con los gobiernos estatal y municipal, para entubar el río Nejapa que actualmente divide a la ciudad de Izúcar en dos, además de que por los basureros que se forman en las márgenes de dicho río, se provocan focos de infección que afectan a todos los habitantes, pero principalmente a la gente más pobre que habita en colonias, algunas de ellas improvisadas, a la orilla del río.

 

 

Está ya trabajando en otros proyectos para las regiones de Acatlán, Chiautla, Chietla, Tehuitzingo y todas las poblaciones importantes de la región.

 

 

Chidiac está trabajando en estos días sólo en el fortalecimiento de la unidad de su partido y en la reestructuración del mismo, para iniciar una campaña fuerte y bien organizada.

 

 

La reunión con la dirigencia priista se llevó a cabo en la casa del ex presidente municipal Rubero Galileo Suárez Matías, y asistieron invitados todos los dirigentes priistas de la región, ex diputados, ex presidentes municipales y militantes relevantes de la zona.

 

 

MARÍA EUGENIA OLIVA GARCÍA, ESPOSA del ex presidente municipal de Tepeaca, fue lanzada como candidata a la diputación federal por el partido Movimiento Ciudadano.

 

 

En ese distrito compiten por el PRI Alejandro Armenta, con un historial político y administrativo bastante interesante, pues fue dirigente estatal de su partido, diputado local y alto funcionario del gobierno estatal priista. También ocupó un importante cargo en el gobierno federal, al que renunció para venir a luchar por la diputación del distrito de donde es originario.

 

 

Por el PAN participa como candidato Mario Rincón González, secretario de Desarrollo Rural del Estado. Fue uno de los operadores del PRI más destacados hasta su paso al PAN hace aproximadamente cinco años.

 

 

La licenciada Oliva García, como presidenta del DIF municipal de Tepeaca durante el periodo en que su esposo fue presidente municipal, desarrolló una importante labor social que le fue ampliamente reconocida.

 

 

Es muy dinámica y buena oradora y su propósito es mover a la gente, principalmente a las mujeres de su distrito, para lograr una vida mejor.

 

 

LAS GRAVES FALLAS DE LOS VEREFICENTROS tienen muy alterados a los automovilistas en general y a los que no han podido verificar sus vehículos en particular.

 

 

Se hace necesaria una revisión de la forma de funcionamiento de dichos centros y ampliar el plazo para que tengan oportunidad de cumplir con ese requisito, el mayor número de propietarios de auto.

 

 

El descontento es real y hay que afrontarlo como tal mediante el diálogo y la adopción de medidas que beneficien al mayor número posible.

 

 

Medidas inadecuadas o imposiciones pueden agravar más la situación y el horno no está para bollos.

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus