Tuesday, 20 de August de 2019


Los delegados federales, hacen su “chamba”




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
LOS DELEGADOS FEDERALES INVOLUCRADOS en la Cruzada contra el Hambre están haciendo bien su chamba, pues no sólo trabajan en los programas que tienen encomendados sus dependencias, sino además, divulgan la obra que al respecto realiza el gobierno federal.

La semana pasada le dijimos que, encabezados por el subsecretario de Sedesol, Juan Carlos Lastiri Quirós, han visitado varias poblaciones de la entidad, explicando en qué consiste la Cruzada contra el Hambre y qué es lo que al respecto están haciendo los diferentes niveles de gobierno, en especial el gobierno federal de Enrique Peña Nieto.

 

 

El sábado pasado estuvieron en Izúcar de Matamoros, tierra natal del delegado de Sedesol, Juan Manuel Vega Rayet, ahí Lastiri Quirós explicó que la lucha contra el hambre no es un programa paternalista, sino por el contrario, un programa que pretende que las personas que se encuentren en situación de pobreza y de pobreza extrema, aprendan el sistema de autogestión de recursos, principalmente alimenticios, para que no hereden la pobreza a sus hijos, sino que éstos sean ya independientes.

 

 

El gobierno federal expresó que tiene programas de inversión para la Mixteca poblana por más de 47 millones de pesos, con lo que se pretende beneficiar con obras de drenaje y alcantarillado, agua potable, huertos familiares, mejoramiento de vivienda, reconstrucción y mejoramiento de escuelas, etcétera, a más de 3 millones de habitantes de esa zona, que es una de las que padecen mayor grado de marginación y de la que sale el mayor número de poblanos hacia los Estados Unidos en busca de trabajo.

 

 

Ante el presidente municipal del lugar, Manuel Madero, y de las diputadas locales Maritza Marín y Evelia Rodríguez, así como del diputado federal Filiberto Guevara, los delegados federales Vega Rayet, el anfitrión, de Sedesol; Alberto Jiménez Merino, de Sagarpa; Alberto Jiménez Arroyo, de Corett; Isabel Merlo Talavera, de la Procuraduría Agraria; Lorenzo Rivera Sosa, de Corett, y Juan de Dios Bravo Jiménez, de Liconsa, entre otros, explicaron las bondades de los programas que realizan el monto de lo que se invierte y el beneficio para la población.

 

 

Hubo además del doctor Madero, presidente de Izúcar, otros alcaldes de la región que están tomando parte en los trabajos que las dependencias federales están llevando a cabo.

 

 

ESTAS VISITAS Y REUNIONES CON PERSONAS de todas las clases sociales (en Izúcar hubo 3 mil personas reunidas a un costado del zócalo) tienen también la intención de que los ciudadanos estén debidamente informados de lo que está haciendo el gobierno federal, pues se percibe que en entidades como Puebla, con un gobierno no priista, la obra del gobierno federal no tiene una adecuada divulgación y que es necesario que los delegados federales lo hagan, sin desconocer la colaboración que brindan los gobiernos estatal y municipales, sean del partido que sean.

 

 

Un efecto colateral de esta actividad de divulgación es el reencuentro de los priistas que en los últimos años, aquí en Puebla, no sólo han estado divididos y hasta confrontados, sino que muchos han abandonado sus filas. Estos reencuentros han hecho renacer amistades o relaciones políticas y pueden llevar a una reunificación en el mediano y corto plazo del dividido y debilitado partido tricolor. Ya se verá.

 

 

JOSÉ DOGER CORTE, EX RECTOR DE LA UAP y después director del Órgano de Fiscalización del Gobierno del Estado tiene la intención de buscar la candidatura del PRI, para una diputación de la capital del estado.

 

 

Sabe que no será fácil lograrla, máxime que él no pertenece a ninguno de los grupos de poder, corrientes o tribus que buscan posiciones en la próxima legislatura federal.

 

 

Pero el PRI debería tomar en cuenta su trayectoria y no su pertenencia a alguno de los grupitos que buscan influir en las decisiones sobre las candidaturas.

 

 

Doger Corte inició en la ahora BUAP el proceso de modernización y de excelencia académica, que luego continuaron Enrique Doger Guerrero, Enrique Agüera Ibáñez y que continúa el rector actual Alfonso Esparza Ortiz. Ese proceso iniciado por el ahora aspirante a una candidatura priista, salvó a la máxima institución de enseñanza superior del estado, de la debacle en la que se encontraba, después de más de una década de continuos enfrentamientos internos que dieron origen a una sensible baja de la calidad de la enseñanza que ahí se impartía.

 

 

Había necesidad de salvar a la institución y el salvamento se inició con un programa de trabajo que implementó Doger Corte y que han continuado los rectores que lo sucedieron hasta la fecha, con diferentes estilos, claro, pero con el mismo objetivo.

 

 

Doger Corte fue en su juventud militante del Partido Comunista Mexicano —ya desaparecido— y llegó a ser cuando acababa de obtener la licenciatura en Economía, candidato a la presidencia municipal de Puebla.

 

 

Eso fue en los tiempos heroicos del “Cristianismo Sí, Comunismo No” y del “burgueses huevones, por eso están panzones”, pero esa fue una etapa ya superada por la sociedad y por los actores de aquélla época.

 

 

José Doger es ahora un hombre y un político maduro, con una trayectoria profesional y personal reconocidas, milita en el PRI por considerar que es el partido mejor organizado y estructurado del país, que tiene una doctrina progresista derivada del movimiento social de 1910 conocido como Revolución mexicana. No desconoce las grandes debilidades del PRI y de los priistas, pero con todo y eso, es el partido que se adapta mejor a la realidad nacional.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus