Tuesday, 22 de September de 2020


México está en grave crisis




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
LO QUE ESTA PASANDO EN EL PAÍS, puede ser considerado como la crisis política más importante de los últimos años, que podría agravarse con la sensible baja que está sufriendo la economía.

Los acontecimientos derivados de la matanza de 6 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y el secuestro de 53 más, en Iguala, Guerrero, ha puesto al país de cabeza, sobre todo porque no se ha aclarado el hecho y eso está provocando mayor inquietud, más inconformidad.

 

 

Estudiantes de todo México y del extranjero, arrecian cada vez más sus protestas y a ellos se han unido diversos sectores de la sociedad, lo que hace temer que el problema derive en situaciones más graves, difíciles de controlar.

 

 

POR SI TODO LO ANTERIOR FUERA POCO, la Iglesia Católica, a través de un editorial de su periódico semanario Desde la Fe, en la capital del país, se lanza contra los partidos políticos, de los que dice que han fracasado “pero de manera particular los de la izquierda”.

 

 

El editorial del periódico vocero de la Arquidiócesis de México, acusa a la pasada administración del Distrito Federal, encabezada por Marcelo Ebrard, como “la más corrupta que ha tenido el país”.

 

 

Señala que los partidos de la “falsa izquierda” son los que han entregado los peores resultados” pues han dejado al descubierto que en vez de estar comprometidos con las clases más desfavorecidas, son los que más daño le han hecho al país.

 

 

La edición del mencionado periódico vocero de la Arquidiócesis de la capital del país, afirma que los partidos políticos tienen como única finalidad proponer problemas para solucionar los problemas sociales y postular candidatos para acceder al ejercicio de gobierno y lograr los cambios que necesitamos, sin embargo “han fracasado todos los partidos políticos, porque no han buscado en el ejercicio de gobierno el bien de la sociedad, sino beneficios personales y de grupo a través de una insultante corrupción.

 

 

“Haciendo a un lado sus compromisos sociales, se han distinguido por la total ineficiencia y, lo más grave, por sus alianzas con grupos criminales, sea por impotencia o por conveniencia”.

 

 

MUCHOS OBSERVADORES Y POLITÓLOGOS darían la razón al o los editorialistas del semanario Desde la Fe, pero los partidos seguramente revirarán los ataques, pues considerarán una intromisión inadmisible de la Iglesia Católica en asuntos políticos, algo que ha tenido vedado desde los tiempos de don Benito Juárez.

 

 

Los problemas del país son graves, tanto que a todos tienen preocupados y como dice el semanario católico, vocero del episcopado mexicano, los partidos políticos, base de nuestro sistema “democrático”, no aciertan a dar solución a los problemas que confrontamos y hasta parece que los agravan pues dan claras muestras de ineficiencia para enfrentar una crisis como ésta.

 

 

Sin embargo, todavía hay en México, muchos ciudadanos que no aceptan la injerencia de autoridades religiosas en asuntos netamente políticos, aun cuando las reformas de Salinas de Gortari, al artículo 130 constitucional, dieron personalidad jurídica a las iglesias.

 

 

Seguramente que habrá respuestas airadas de los partidos políticos contra la Iglesia Católica, cuya actuación de los últimos años, ha tenido mucho de criticable por la conducta de algunos de sus pastores y jerarcas.

 

 

El editorial del semanario Desde la Fe, pegó a los partidos donde más les duele, que les digan que han fracasado, que son corruptos y contrarios al interés nacional, algo que muchos críticos y analistas han venido diciendo desde hace tiempo, pero ahora se trata de una institución religiosa, que desde hace más de siglo y medio, había sido marginada por el Estado Mexicano de su intervención en los asuntos que se consideran exclusivos del gobierno y los partidos.

 

 

POR OTRA PARTE, EN LA CELEBRACIÓN DEL 85 aniversario de la Coparmex, Confederación Patronal de la República Mexicana, el dirigente nacional de ese organismo, afirmó que desde su fundación, empresarias y empresarios dedicaron su compromiso al servicio de México y contribuyeron a construir las instituciones que otorgan a los mexicanos progreso y paz, así como oportunidades de educación, trabajo, salud y bienestar.

 

 

Todo iba más o menos bien, hasta que un grupo de empresarios se dio cuenta que el mediocre crecimiento económico de los últimos 30 años, no ha dado a los mexicanos oportunidades de trabajo, de educación, salud y bienestar. Por el contrario, la brecha de la desigualdad lejos de reducirse aumentó, la injusticia se extendió por todos los rincones, el orden y el respeto a la ley se perdieron, comenta en su columna Agenda Confidencial, don Luis Soto, en el diario 24 Horas.

 

 

No lo señala, pero esa debacle se debió a la imposición en nuestro país, del sistema económico neoliberal, que vino a trastornarlo todo, en aras de la modernidad y de la globalización.

 

 

El resultado es que la mitad de la población vive en pobreza, que somos uno de los países del mundo con mayores grados de inseguridad y de criminalidad, que estamos en una verdadera crisis política, económica y social y que según expertos, tardaremos veinte años como mínimo, dos décadas, para empezar a recomponer las cosas.

 

 

Lo que estamos viviendo, es algo que no se había visto desde los años veinte y treinta, al término de la Revolución Mexicana.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus