Tuesday, 16 de July de 2019


Durante 15 años, México reprobado en educación




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
UN DIARIO DE LA CIUDAD DE MÉXICO, El Universal, dio a conocer ayer datos de la OCDE, organismo internacional al que pertenecen más de 30 países, de los que México es colero en todos los indicadores de desarrollo económico y social.

Durante 15 años, en las evaluaciones que dicho organismo hace en forma periódica, nuestro país ha sido reprobado en el renglón educativo, “porque mantiene un modelo deficiente, en cuyo interior gobiernan relaciones perversas”, coinciden investigadores, según afirman Mariana León y Mario Alberto Verduzco, autores del reportaje.

 

 

Lo malo es que como dice la OCDE, el rezago es una de las barreras que frenan el crecimiento económico.

 

 

Los estudiantes mexicanos tienen un gran atraso con relación a los demás países afiliados al organismo, pues terminando la educación básica, muestran un atraso en lectura, matemáticas y ciencias.

 

 

Sin embargo, existe el problema de que las pruebas que se aplican para medir el progreso educativo, fueron elaboradas para países del primer mundo, como son la mayoría de los que están afiliados a ese club de países ricos. Nosotros estamos ahí, porque Carlos Salinas de Gortari, cuando fue presidente de la República, por todos los medios buscó hacernos creer que formábamos parte de ese grupo selecto de naciones y que habíamos dejado atrás el subdesarrollo, pero la realidad se impone y se ha venido imponiendo durante largos 15 años.

 

 

Tenemos un sistema educativo atrasado, sin evolución y enredado en un burocratismo atroz.

 

 

Así no podremos alcanzar los niveles de bienestar de los primermundistas, a menos que se hagan cambios sustanciales en el sistema educativo vigente.

 

 

Eso será muy difícil, pues los maestros se oponen terminantemente a cambios, como estamos viendo. Están más metidos en asuntos políticos que en cuestiones docentes y no han abandonado el sistema de enseñanza de la memorización, es decir, no procuran que los alumnos tengan libertad de pensamiento y se capaciten para resolver problemas. Al terminar la secundaria o la preparatoria, el joven mexicano no tiene capacidad para desarrollar, en la mayoría de los casos, ninguna actividad productiva.

 

 

Es urgente un cambio en la política educativa del país, pues la ignorancia nos puede llevar a perder todo lo que tenemos.

 

 

Ya estamos enfrascados en un clima de violencia, que parece no tener fin y en el que ha habido casos de salvajismo increíbles en un país que se precia de demócrata, civilizado y además fervientemente religioso.

 

 

Somos un país sumido en la pobreza (más del 60 por ciento de la población viven en esa situación) tenemos malos servicios de salud, administraciones públicas corruptas, etcétera, y nada de eso podrá superarse sin una educación de calidad. Para que esto se logre, todos debemos colaborar, pues si no lo hacemos, todos seguiremos sufriendo las consecuencias.

 

 

LA GOLPIZA QUE SE LLEVARON el pasado fin de semana los estudiantes universitarios que realizaban una huelga de hambre en la explanada de la fuente de San Miguel, en el zócalo de esta capital, no se la deben al gobernador, que posiblemente ni enterado estaba de esos planes, sino a funcionarios municipales de extracción universitaria, que manejaron a elementos que ya han participado en hechos similares, en la BUAP, nos dicen personas que conocen el actuar de esos ahora funcionarios del Ayuntamiento.

 

 

El objetivo fue tener limpio el zócalo de manifestantes para el sábado 14 del actual, fecha en que el alcalde Antonio Gali Fallad rendirá el primer informe de su administración.

 

 

MUCHOS HABITANTES DE LA MIXTECA poblana han pasado las de Caín al cruzar la frontera de México con los Estados Unidos. No son pocos los que han encontrado la muerte en el intento.

 

 

 Pues eso es nada comparado con el calvario que pasan los emigrantes indocumentados de Centroamérica que cruzan nuestro territorio para llegar a los Estados Unidos. A ellos les va como en feria, pues como dice el dicho de los pobres que mueren en pecado mortal y por lo tanto no van al cielo: “pobre del pobre si al cielo no va, lo friegan aquí y lo friegan allá”. Pues eso es lo que les pasa a los centroamericanos: los friegan aquí y los friegan allá y lo peor del caso es que luego los obligan a regresar, es decir, les va como en feria. Muchos también mueren en el intento. ¿Se acuerda de los 72 que fueron asesinados por el crimen organizado en San Fernando, Tamaulipas? Bueno pues nos informan que el número de emigrantes que cruzan la frontera sur, ha aumentado, pues los problemas en los países hermanos de Centroamérica son muy graves.

 

 

Se sabe esto porque la afluencia a la Casa de Acogida que existe en Arriaga, Chiapas, es mayor que antes y de cada 20 —hombres, mujeres y niños— 15 son asaltados en el camino… y lo que falta.

 

 

JORGE ESTEFAN CHIDIAC, EL PRECANDIDATO priista a la diputación federal por el Distrito XIV con cabecera en Izúcar de Matamoros, ha iniciado sus reuniones con priistas de la región en casas particulares o en oficinas de algunas organizaciones adheridas al PRI. Y en esas reuniones no han faltado las sorpresas, pues han llegado personas como el ingeniero Anselmo Venegas o el doctor Carlos Ochoa, y otros, que en los ajetreos de la política regional, han estado en trincheras ajenas al PRI. Pero bueno, eso está pasando en todos los partidos, desde que llegó la “democracia” a nuestro país, o lo que nosotros llamamos “democracia”.

 

 

Nomás mire usted lo que está pasando en el PAN: el ex dirigente estatal, ex regidor, ex diputado local y federal y ex senador de la República, don Francisco Fraile y García, dice que él no votaría por los que se perfilan como candidatos panistas para la próxima contienda electoral por su partido, para diputaciones federales —Trauwitz, Albizuri, Piña y Rincón— porque no representan la ideología del PAN. ¿Y quiénes tienen la culpa de que hayan sido arropados por el PAN como candidatos, personas ajenas a ese partido? ¿Vicente Fox, era panista? No, ni tampoco los casi 2 millones de “militantes” que abandonaron las filas del partido conservador tan pronto como éste perdió las elecciones federales de 2012. ¡A poco no!

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus