Tuesday, 22 de September de 2020


El TLC veinte años después




Escrito por  Gabriel Sánchez Andraca
foto autor
Según la propaganda del gobierno salinista, con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, México ingresaría al primer mundo. Seríamos un país rico, con bienestar para todos los mexicanos, con grandes oportunidades de trabajo para todos y formaríamos parte del grupo de países más poderosos del planeta.

Por lo general nuestros políticos, desde Echeverría para acá, pecaron de algo que en un político es fatal, de falta de realismo. Salinas era un tipo inteligente, dicen que muy inteligente, pero poco realista. Ya lo había dicho el viejo líder cetemista, Fidel Velázquez: durante la inauguración de un congreso nacional cetemista, el entonces presidente Salinas fue y pronunció un discurso hablando de las maravillas que habían logrado los trabajadores mexicanos durante su gobierno.

 

 

A los tres días, durante la clausura de dicho congreso, Fidel Velázquez habló afirmando que la situación de la clase trabajadora era una de las peores de su historia. Entonces un reportero le preguntó: ¿eso quiere decir que el presidente mintió hace dos días cuando habló en el acto inaugural del congreso? Y la respuesta de don Fidel fue contundente: “yo no soy nadie para desmentir al señor presidente. Al señor presidente lo desmienten los hechos”.

 

 

Y veinte años después de firmado el Tratado de Libre Comercio con los otros países de América del Norte, los hechos desmienten todo lo que Salinas dijo, que el TLC nos traería a los mexicanos.

 

 

Con la política económica de los gobiernos surgidos de la Revolución Mexicana, éramos el país líder en América Latina y ahora somos el colero.

 

 

Salinas nos inscribió en la OCDE, que viene siendo un club de países ricos, y somos el que está en último lugar: último en educación, último en bienestar de los mexicanos, último en seguridad, último en todo. Estamos ahí haciendo el ridículo y causando lástima.

 

 

El Tratado de Libre Comercio sólo nos hizo un país exportador, pero qué cree, que 80 por ciento y un poco más de las empresas exportadoras son gringas, que están en México sólo para aprovechar nuestra baratísima mano de obra y todas las facilidades y privilegios que les otorga el gobierno.

 

 

Con el TLC, que es parte del sistema económico neoliberal que nos impuso Salinas y que siguieron todos los gobiernos panistas y priistas hasta la fecha, hemos caído en el peor de los mundos: tenemos un porcentaje de pobres superior al 50 por ciento de la población y de ese 50 por ciento, más del 12 están en pobreza extrema; la inseguridad en el país ha alcanzado niveles nunca antes pensados; el desempleo es galopante y el campo, la producción agropecuaria y ganadera, está devastada. Somos un país dependiente alimentario y por si fuera poco, los campesinos han abandonado al campo por millones, para irse a las grandes ciudades a vender chicles, a lavar parabrisas o a pedir limosna, otros han emigrado a los Estados Unidos para ver si allá consiguen algún empleo que les permita alimentar a la familia que aquí dejaron. Se percibe una peligrosa descomposición social.

 

 

Veinte años después de la firma de esa “maravilla” que se decía era el TLC, todos los mexicanos estamos convencidos de que fue un garrafal error con el que empezaron a agravarse todos nuestros problemas.

 

 

Un panista, José Ángel Conchello, ex dirigente nacional de su partido y senador de la República cuando murió en un sospechoso accidente carretero, se opuso cerradamente al TLC con argumentos sólidos, irrebatibles. Escribió un libro denominado El TLC, un callejón sin salida, que le comentaremos mañana. Ese libro, que se lee con mucha facilidad, predice todo lo que ha pasado veinte años después.

 

 

El presidente Peña Nieto en Puebla

 

 

Hoy estará en Teziutlán el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para inaugurar un hospital general de la región nororiental de Puebla y celebrar a las enfermeras por su día.

 

 

El gobernador Rafael Moreno Valle le dará la bienvenida y acudirán a recibirlo la mayor parte de los funcionarios estatales, así como representantes de los diversos sectores del estado.

 

 

Mañana miércoles estará en esta capital el procurador de la República, Jesús Murillo Karam, quien viene invitado por el gobierno estatal para inaugurar el nuevo edificio de la Procuraduría del Estado, que sustituye en el mismo lugar sobre el bulevar 5 de Mayo, al edificio construido en tiempos del doctor Alfredo Toxqui que sufrió serios deterioros en los últimos años y que hubo necesidad de demolerlo.

 

 

Se recordó a los mártires de Río Blanco

 

 

La Froc-Croc recordó, como cada año, a los trabajadores que murieron en un acto represivo en la fábrica de Río Blanco, Veracruz, en tiempos de don Porfirio.

 

 

Hubo un acto en la 34 Poniente de esta capital, al que concurrieron representantes de más de 50 organizaciones sindicales, afiliadas a la central mencionada.

 

 

El orador fue el dirigente froquista René Sánchez Juárez, quien hizo una dura crítica a la reforma a la ley laboral por considerar que resulta perjudicial para la clase trabajadora ya que le quita muchas de las conquistas que a través de los años y de intensas luchas, los trabajadores mexicanos habían logrado.

 

 

Consideró que ve muy difícil que con esa nueva ley laboral vaya a resolverse el problema del desempleo, que cada día crece más.

 

 

Notas breves: Hace unos días, los últimos del 2013, falleció en esta capital quien fuera dirigente de los trabajadores de las artes gráficas, don Oscar Lerín. Fue durante muchos años miembro de la CTM y uno de los promotores de la vivienda entre sus agremiados. Nuestras sinceras condolencias a su familia y cercanos colaboradores… También en el 2013 nos abandonaron para siempre el dinámico periodista José Luis Oviedo, un entrañable amigo con el que compartimos desde nuestros años en La Opinión, luego en El Heraldo y después en Novedades. Se especializó en las fuentes culturales y se fue a México donde fue colaborador en Excélsior en tiempos de Julio Sherer. También falleció en los últimos meses del año pasado el fotógrafo de prensa Ignacio Patiño. Fue varios años fotógrafo de la oficina de prensa del gobierno del estado, al final se jubiló y se le veía poco.

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus