Thursday, 25 de April de 2019


La lista de los políticos y empresarios estafados por el Bernard Madoff de Actinver




Escrito por  Arturo Rueda
foto autor
Dentro y fuera del grupo financiero Actinver se dice que Jorge Estefan Chidiac es el principal afectado por el fraude, así como sus empresas subsidiarias. El ex director de Bansefi y hoy candidato a la diputación federal por Izúcar de Matamoros habría perdido alrededor de 70 millones de pesos, más menos. Su caso ya se analiza en oficinas centrales, aunque el priista no quiere hacer olas ante su inminente candidatura. Lo que menos necesita es un escándalo financiero. Con una cantidad mucho menor su socio Antonio Fernández Brito también habría sido afectado

La alarma recorre las mesas de los mejores restaurantes de la capital. A diferencia de los defraudados por Sitma o Invergroup, que hicieron marchas y presentaron denuncias, los potenciales estafados por el director regional de Actinver cuchichean. En más de una década, Luis Ortega Trelles se hizo de una cartera brutal de clientes, principalmente de políticos y empresarios que querían buenas ganancias y moderados riesgos. Como acaba sucediendo con todas las burbujas financieras, también la de Actinver estalló y ahora Luis Ortega Trelles es conocido como el Bernard Madoff de Puebla, en honor al célebre estafador que hace cinco años sacudió al mundo financiero de Wall Street al declararse en quiebra.

 

 

Los clientes no quieren hacer escándalo, aunque todo mundo sabe quiénes le habían confiado a Ortega Trelles sus dineros. Aunque no hay un comunicado oficial de la empresa propiedad de la familia Madero, trascendió que el monto del fraude ronda los 300 millones de pesos. En todo el mundo los esquemas piramidales se juegan igual: ganancias exorbitantes que son pagadas con el dinero del siguiente inversionista. La fiesta dura hasta que los hoyos ya no pueden taparse. Lo mismo le pasó a Madoff en Nueva York y a sus poderosísimos inversionistas.

 

 

Dentro y fuera del grupo financiero Actinver se dice que Jorge Estefan Chidiac es el principal afectado por el fraude, así como sus empresas subsidiarias. El ex director de Bansefi y hoy candidato a la diputación federal por Izúcar de Matamoros habría perdido alrededor de 70 millones de pesos, más menos. Su caso ya se analiza en oficinas centrales, aunque el priista no quiere hacer olas ante su inminente candidatura. Lo que menos necesita es un escándalo financiero. Con una cantidad mucho menor su socio Antonio Fernández Brito también habría sido afectado.

 

 

La lista de clientes de Ortega Trelles incluye al joyero Enrique Torres, quien ayer lloraba sus cuitas con varios empresarios y les pedía asesoría. Los hermanos Ernesto y Salvador Echeguren perdieron una pequeña cantidad, pero perdieron al fin y al cabo. Se salvaron por poco los Julianes Ventosa, quienes hace tiempo se separaron de la casa de bolsa. No le fue bien al empresario transportista Lorenzo Rojas, director de MexTur y tampoco a Herminio Peregrina, ex presidente concesionario de la General Motors. En la nómina de defraudados también se ubica a Raymundo Alonso Sendino, presidente de TV Azteca Puebla, a su hermano Agustín y a Maurice Gendreau de Invermobiliaria. Hasta el constructor y tuitero Lalo Cortés salió rasurado por el Madoff poblano.

 

 

Hay más nombres de políticos poblanos embaucados, pero ven difícil reclamar y hacer escándalo. No podrían justificar sus ingresos y también estarían en la mira del SAT para detectar si hubo evasión fiscal. ¿Quién dice que los corruptos no sufren? A lo mejor Ortega Trelles lo planeó así y por eso huyó con toda tranquilidad acompañado por su esposa Débora Balcázar.

 

 

El problema arrancó hace unas semanas cuando los señores Gazca asistieron a la sucursal de la Juárez para hacer un retiro fuerte de varios millones. Ortega Trelles les pidió tiempo porque no tenían el circulante necesario. Después de varios días sin ver su dinero, los Gazca se pusieron nerviosos y asistieron a la Dirección Jurídica de la matriz nacional para presentar una queja. El Bernard Madoff poblano acusó a su subordinado Raúl Sánchez de hacer movimientos irregulares. Se ordenó una auditoría y antes de afrontarla, ambos se dieron a la fuga desde el pasado fin de semana. Como relató el columnista Ricardo Morales, la bomba estalló el lunes pasado cuando empezó a correr la voz de la estafa.

 

 

Actinver no quiere crear pánicopara evitar una retirada masiva de capitales, y por ello no ha emitido un comunicado oficial ni ha anunciado las acciones jurídicas para detener al Madoff poblano y a su segundo abordo. De acuerdo a una grabación transmitida ayer en el noticiero Efekto 10, asegura a los inversionistas que responderán por el dinero estafado siempre y cuando tengan los papeles que amparen los depósitos e inversiones. Pero muchos poblanos ya andan nerviosos.

 

 

¿Por qué Luis Ortega Trelles es el Bernard Madoff poblano, y en qué se diferencia de otros defraudadores como los Tiro Moranchel?

 

 

Así lo establece el sumario de El País el día en que el financiero neoyorkino fue condenado: “a lo largo de tres décadas, Madoff se había ganado una brillante reputación como gestor de carteras capaz de lograr de forma sostenida altas rentabilidades tanto en mercados al alza como a la baja. Su fama se extendió por todo el mundo y ser parte de su clientela era casi un privilegio. Celebridades como Steven Spielberg, gestores como Ezra Merkin, grandes instituciones financieras como el Santander (a través de su gestora alternativa Optimal), ricos jubilados, universidades, organizaciones benéficas y amigas cayeron en sus redes.

 

 

”El pasado 11 de diciembre confesó a sus hijos que todo era ‘una gran mentira’, que había pagado a los antiguos inversores con el dinero de los nuevos, en el mayor esquema Ponzi de la historia —como se conoce a este tipo de estafa, en memoria de la protagonizada por Carlo Ponzi—. Los investigadores descubrieron después que llevaba 13 años sin hacer una sola operación para sus clientes. En marzo, cuando se declaró culpable, explicó que en la década de los noventa, ante la caída de la Bolsa, empezó a falsear las rentabilidades con la esperanza de recuperar luego el dinero. Pero la bola fue creciendo y creciendo hasta que estalló cuando, en plena crisis financiera, no pudo atender las peticiones de reembolsos de sus clientes”.

 

 

Esta historia apenas arranca. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus