Thursday, 12 de December de 2019

Inteligencia Financiera

Inteligencia Financiera

Hace un par de semanas le señalamos la manera en la que el gobierno de Barack Obama se había mostrado muy celoso con el de David Cameron, primer ministro de Reino Unido, por su “constante entendimiento” con China.

No hay espacio económico en el que no se aborde el tema de la posible alza de tasas de interés que la Reserva Federal (Fed), banco central de Estados Unidos, podría efectuar en su reunión de junio próximo. Conviene recordar que desde diciembre de 2008, la Fed bajó su rango objetivo para la tasa de fondos federales de 0 a 0.25% –un mínimo histórico, y se puso a inyectar dólares para tratar de estimular el crecimiento a través de la compra de activos.

En todo el mundo la pregunta de hacia dónde irán los precios del petróleo aparece todos los días. Por eso, es más que relevante seguir los pasos de uno de los jugadores más importantes del mercado no solo por razones de producción y de sus supuestas enormes reservas, sino por su cercanía y juego político al servicio de Washington: Arabia Saudita. En este espacio  por ejemplo, hace un par de meses reprodujimos en el artículo “Nunca más petróleo a 100 dólares por barril”las declaraciones vertidas en ese sentido por el príncipe saudí Alwaleed bin Talal, quien además de ser miembro de la familia real, es considerado como el árabe más influyente y rico del mundo.

Barack Obama está celoso, y no precisamente de Michelle, su esposa, sino de uno de sus más cercanos aliados: David Cameron, primer ministro británico. De hecho, según el Financial Times la administración del presidente estadounidense acusó al gobierno del Reino Unido de tener un “constante entendimiento” con Beijing. Esto, luego de que Londres decidiera unirse a una institución financiera –liderada por China, que pretende competir con el Banco Mundial. Se trata del Banco de Inversión en Infraestructura Asiática (AIIB, por sus siglas en inglés).

Miércoles, 11 Marzo 2015 10:30

OLVIDEN AL DÓLAR, ¡AMEN AL ORO!

Como sabe, los últimos meses ha prevalecido una fortaleza del dólar que se ha acentuado en semanas recientes. Los 16 pesos mexicanos por unidad están a la vuelta de la esquina, y no se ve hasta dónde podría parar. En este espacio anticipamos desde el año pasado que los “sólidos fundamentos” de la economía mexicana no eran tales. Debido a diversos factores como la deuda creciente, el déficit público del gobierno no visto en décadas y los números rojos de Banco de México en su balance general, entre otros, nuestra divisa debía ser evitada. Quien tomó posiciones ahora celebra y llena sus bolsillos. El resto, seguirá lamentando el no haberse posicionado a tiempo contra la devaluación de nuestra moneda.

Ayer el periódico alemán Die Welt publicó el contenido de una entrevista que sostuvo con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien propuso crear un ejército europeo para demostrar a Rusia “que nos tomamos en serio el defender los valores europeos”. El tono de Juncker denota una preocupación por la abrumadora superioridad de las fuerzas armadas rusas, tanto convencionales como nucleares en el Teatro de Operaciones Europeo.

Página 6 de 6