Viernes, 18 de Septiembre del 2020
Martes, 25 Agosto 2020 03:11

La realidad escolar del ciclo 20-21

La realidad escolar del ciclo 20-21 Escrito Por :   Irma Sánchez

Al 2020 ya lo consideramos un año perdido en muchos aspectos.


 

En el terreno educativo, mucho preocupa.

 

No es fácil y sí muy caro perder un ciclo escolar, pese a los esfuerzos de maestros y algunos familiares de los escolares que ponen todo su empeño y voluntad para mantenerse al lado de los niños en las clases, en la modalidad online.

 

En algunas familias, se estableció el criterio de no inscribir a los hijos, ante la falta de capacidad económica para comprar una computadora o teléfono para cada hijo y pagar una mensualidad para el internet, además de asegurar el pago por el servicio de energía eléctrica.

 

Este ciclo escolar 2020-2021 es totalmente atípico.

 

Se estima que el 25 por ciento de niños y adolescentes que han cursado desde el jardín de niños en planteles particulares, para este ciclo, sus padres tuvieron que buscar espacio dentro de un plantel oficial, por la falta de capacidad económica para hacer frente a las colegiaturas y todos los gastos escolares.

 

Un 20 por ciento de la matrícula en planteles particulares, pone de manifiesto la reubicación de alumnos en escuelas que manejan un esquema de tarifas más cómodas.

 

Los números hablan también de que, en el sistema de colegios particulares, se dan 2 fenómenos: un lamentable y hasta preocupante ajuste a la baja en los salarios, que de por sí son los más bajos, y la reducción de personal con una nula contratación de profesores, como tradicionalmente ocurre para iniciar un nuevo ciclo escolar.

 

El rendimiento con el sistema online, tiene muchas dudas. Se reconoce que en algunos sectores funciona, pero en la totalidad, tanto el maestro como el alumno, y luego también los familiares del educando, terminan dándose de topes.

 

Que la educación online está incluida en los programas futuros, se admite. Pero en el momento en el que se echó mano de ésta, el sistema se brincó un proceso de preparación que ha pesado sobre el aprovechamiento y rendimiento escolar.

 

Y lo más preocupante del caso, es la decisión que se tomó en algunas familias de no inscribir a sus hijos para cursar este ciclo 2020-2021, y mantenerlos en casa, al carecer de ingresos seguros para hacer frente a gastos de inscripción, útiles, cuotas, por carecer de una computadora e internet para que los niños sigan el curso de sus estudios.

 

Estos paterfamilias consideran que vendrán mejores tiempos para que sus hijos retomen los estudios.

 

Este es el México real, y el que necesita atención urgente, no discursos ni más promesas. Se trata de mexicanos con los que la patria está en deuda y por los que se tienen que presentar opciones, porque como nación, no se puede permitir que haya niños sin acceso a la instrucción básica.

 

¿Qué futuro puede tener México con una generaciones no escolarizada?

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •