Miercoles, 30 de Septiembre del 2020
Martes, 15 Septiembre 2020 02:55

Un triste 15 y 16 de septiembre

Un triste 15 y 16 de septiembre Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Una de las fiestas nacionales más esperadas por los mexicanos en general y los poblanos en particular, es la ceremonia del Grito y el desfile del 16 de Septiembre, aniversario de nuestra Independencia Nacional.


 

               Hoy será diferente. Habrá una ceremonia virtual del Grito de Independencia, desde el Palacio Nacional para todo México y desde el Palacio Municipal de esta capital, para todo el estado, sin multitudes que coreen los vivas a los héroes que nos dieron patria y libertad y a México. La pandemia del coronavirus que asola al mundo es la culpable de esto.

 

               Las noticias que llegan de Europa son alarmantes. En países como España, Italia, Francia, Inglaterra y Alemania, hay rebrotes de contagios y se vuelven a imponer medidas sanitarias para frenar su expansión. En algunos países de América Latina, como México, Argentina, Perú y Centroamérica, la curva de contagios se ha ido suavizando. Varios estados del país ya estaban en amarillo del semáforo sanitario, pero han tenido que volver al naranja porque la gente se excedió, por razón natural, en querer volver a la normalidad, cuando todavía se tienen que guardar las medidas de protección.

 

             Las Fiestas Patrias en Puebla han tenido una evolución en los últimos cincuenta años. Los combates de flores en la Avenida Reforma y en los portales del Centro Histórico desaparecieron por los excesos que empezaron a cometerse entre los asistentes, pues bandas de jóvenes de algunos barrios y colonias de esta capital tuvieron un comportamiento poco respetuoso con la gente, y esos combates de flores, que eran esperados sobre todo por los enamorados, tuvieron que prohibirse.

 

            Tradicionalmente era el gobernador, acompañado discretamente por al presidente municipal en turno y sus respectivas esposas, los que desde el balcón central del Palacio Municipal daban el grito ante la multitud reunida en la plancha del Zócalo.

 

             En el primer año del gobierno panista de Rafael Moreno Valle, éste quiso mostrar públicamente su antipatía por Eduardo Rivera, el presidente municipal, también del PAN, y el gobernador apareció en el balcón, acompañado del senador panista, Javier Lozano Alarcón, como muestreándolo. Después, se llevó la Ceremonia del Grito a la plaza que construyó en Los Fuertes y se dejó al Zócalo como recuerdo. Afortunadamente ya se recuperó para tal acto, aunque hoy, por las circunstancias, estará vacío.

 

            AYER, EL DELEGADO DEL PRI en Puebla, don Américo Zúñiga y Martínez, se lanzó contra el presidente López Obrador, acusándolo que llevar a la quiebra a Pemex, de la rifa del avión presidencial, de la suspensión del aeropuerto de Texcoco y de otras cosas. El delegado del comité nacional priista está demostrando la falta de sensibilidad y de inteligencia de los panistas (por algo buscan aliarse para las próximas elecciones) que critican lo que el pueblo aplaude.

 

             Nadie como los gobiernos del PRI y del PAN, de los últimos 30 años, pusieron en peligro la soberanía energética de México pretendiendo acabar con la empresa petrolera y la empresa eléctrica del gobierno nacional.

 

              Ya habían hecho de México un país dependiente alimentario, al retirar los apoyos al campo y degradar la producción de maíz, de frijol, de arroz y de oleaginosas, así como de leche y derivados de ésta. Y un país que carece de independencia alimentaria y energética, decía el maestro Carlos M. Ibarra, brillante estudioso de la economía en tiempos en que esta carrera no existía como tal, aunque hubo grandes abogados que destacaron como economistas, es un país que está perdido. El día que la potencia que nos surte de los alimentos básicos quiera presionarnos, como lo ha hecho con Cuba, con Venezuela y con Guatemala, en los años cincuenta, nos suspende las exportaciones y nos deja a oscuras, parando sus plantas generadoras de electricidad o nos deja de surtir combustible, estaremos acabados y sin poder hacer nada, en unas cuantas semanas. Ellos tomarían el poder en nuestro país, a través de los traidores que siempre han existido, sin disparar un solo tiro.

 

             DICE DON OSVALDO VILLEGAS MARTÍNEZ, dirigente de una organización campesina denominada “Plan de Ayala”, que está en peligro la salud de los habitantes de 29 municipios de Puebla, Tlaxcala y Veracruz, por las acciones que realizan empresas mineras y otras, en el corredor de Libres-Tehuacán, para evitar las lluvias en esa zona mediante el uso de cañones antigranizo, y el esparcimiento con avionetas de yoduro de plata. Con esto impiden las lluvias, se agotan los mantos friáticos y el agua de estos se contamina con substancias que provocan diversas enfermedades en quienes utilizan el vital líquido. Piden al gobierno su intervención para para evitar una catástrofe que acabaría con la producción agropecuaria de la zona. Por lo pronto, afirman, calculan las pérdidas de sus cosechas, en un 70 por ciento.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •