Martes, 14 de Julio del 2020
Miércoles, 10 Junio 2020 02:15

Hacen la guerra con fake news y hasta se duelen

Hacen la guerra con fake news y hasta se duelen Escrito Por :   Arturo Rueda

“La banda de los conejos” ha decidido operar de forma cobarde, refugiándose en el submundo de las redes sociales para impulsar campañas de fake news que quieren desprestigiar al gobernador. Una guerra se libra en ese submundo.


 

Como no pueden ponerse de frente -diría el reo más famoso de San Miguel, el puto amo del patio-, los enemigos de Luis Miguel Barbosa han decidido combatirlo desde el anonimato de las redes sociales y las #FakeNews que impulsan desde ecosistemas digitales pagados con dinero público.

 

Estos enemigos del gobernador, conocidos como la “Banda de los Conejos”, tienen pánico de sufrir el mismo destino de Eukid Castañón, quien inútilmente trató de venderse como el “primer preso político del régimen”. No le funcionó hacerse “la vístima” y ahora enfrenta la posibilidad de quedarse varios años en la sombra.

 

A diferencia de Rafael Moreno Valle, quien recurrió sistemáticamente a la infamia de inventar delitos para encarcelar a opositores a sus proyectos, Barbosa no tiene necesidad de fabricar culpables que después sean exonerados o liberados por jueces federales vía sendos amparos.

 

A Barbosa le basta con la verdad, pues las cuentas bancarias de quienes se han declarado sus enemigos fueron construidas con corrupción, ilegalidades y lavado de dinero.

 

 

El gobernador lo tiene fácil con Hamponzo Esparza, Claudia Pandemia, FRENAndo Manzanilla, Genoveva Huerta y José Juan Espinosa, ya que ninguno de ellos puede justificar sus cuantiosos bienes y cuentas bancarias. Se enriquecieron de forma ilícita.

 

A excepción de Hamponzo que se declaró públicamente su enemigo, la “Banda de los Conejos” ha decidido operar de forma cobarde, refugiándose en el submundo de las redes sociales para impulsar campañas de fake news que quieren desprestigiar al gobernador. Una guerra se libra en ese submundo.

 

La primera fake news que lanzaron fue que con la Ley de Educación serían expropiados los inmuebles de los colegios privados. Que el gobierno tomaría el control de las escuelas particulares.

 

Los insultos y bajezas del tal Paco Zea les permitieron impulsar otra fake news: el internamiento del gobernador en el Hospital Ángeles por un cuadro agravado de la diabetes. Festejaron en redes sociales su falsa muerte.

 

La lógica de las fake news como la de las difamaciones: no mancha pero tizna. Y su acumulación ensucia la imagen del gobernador.

 

Ayer lanzaron oooootra campaña de fake news: que Barbosa había dicho que las mujeres que desaparecían se iban con sus novios.

 

Otra vez, falsedad y anonimato, la fórmula del éxito de los conejos cobardes.

 

Basta un titular escandaloso, amarillista: Mujeres No Desaparecen En Puebla, “Se Van Con El Novio”, Dice Barbosa.

 

El gobernador, sin embargo, nunca dijo eso al hablar sobre el fenómeno de la desaparición de personas y hacer una relatoría de los casos en que, tras las denuncias, las personas aparecen unos días después.

 

Específicamente, señaló:

 

“Y hay otros casos reales que son los menos, el porcentaje mínimo, ha habido casos en que la policía ministerial ha encontrado a las personas desaparecidas pues, con su novios pues, por ejemplo, en algún lugar”.

 

Es decir, no generalizó, sino que ejemplificó de los casos de desapariciones que no son reales.

 

Esta expresión tergiversada, descontextualizada desde el anonimato de las redes sociales, les permitió a Hamponzo Esparza y a Claudia Pandemia condenar esa declaración con sendos comunicados de la BUAP y el Ayuntamiento, sin atravesarse a poner el nombre de Luis Miguel Barbosa.

 

La BUAP se dolió de una fake new, pero nunca ha hecho nada para darle cauce legal al montonal de denuncias de acoso sexual en la universidad.

 

Y Claudia Pandemia igual, sin que limpie a la Policía municipal de sus nexos con el crimen organizado.

 

No se atreven a ponerse de frente, ni siquiera a escribir o pronunciar el nombre de Barbosa.

 

Ya encontraron un camino para hacer oposición desde ese submundo que influye, pero no determina.

 

La Verdad en la era de la posverdad tiene un camino difícil cuando la guerra política se traslada a las fake news, pero con estos bueyes nos tocó arar.

 

Ya veremos el revire.

 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •