Miercoles, 08 de Abril del 2020

Ximena venció la leucemia infantil en Colombia y perdió la vida en Puebla

Miércoles, 26 Febrero 2020 02:35
Ximena venció la leucemia infantil en Colombia y perdió la vida en Puebla

Los familiares de la joven de 25 años la recuerdan como una luchadora de vida, quien quería estudiar la especialidad de ginecología, una vez que terminara su servicio en Puebla

Valeria Gallardo

@Valery_23



 


A los 11 años, Ximena Quijano Hernández venció la leucemia que padecía, pero 14 años después fue localizada en un terreno de cultivo en Santa Ana Xalmimilulco, masacrada tras asistir al carnaval de Huejotzingo; su sueño era ser médico y salvar vidas luego de ganar la batalla contra el cáncer.


Los familiares de la joven de 25 años la recuerdan como una luchadora de vida, quien quería estudiar la especialidad de ginecología una vez que terminara su servicio en Puebla el próximo 31 de mayo.


Ximena Quijano Hernández, de 25 años, estudiante de la Fundación Universitaria (Sanitas), llegó a Puebla en agosto del 2019, y en las últimas horas sus familiares esperan trasladar su cuerpo a Bogotá, Colombia, de donde salió con la ilusión de conocer las costumbres y tradiciones de México.


La joven, estaba realizando su servicio social el Hospital General de Cholula, llegó a Puebla junto con José Antonio Parada Cerpa en agosto del año pasado para estudiar medicina en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), seis meses después se convirtió en el feminicidio número 25.


Ximena conoció a Francisco Javier Tirado Márquez, estudiante de la BUAP, en Colombia, quien la invitó a ella y a José Antonio Parada a venir a Puebla a hacer sus estadías, pues les dijo que era un lugar seguro.


Prima de Ximena pide justicia


A través de redes sociales, la joven se despidió de su prima en una emotiva carta, donde exigió justicia para Ximena Quijano Hernández y su mejor amigo José Parada, mejor conocido entre sus familiares y amigos como ‘Xime’ y ‘Koti’, es más, dijo que siempre estaban juntos y así fue como murieron.


“Xime y Koti se conocieron desde primer semestre en la Fundación Sanitas cuando empezaron su carrera de medicina y como todo lo hacían juntos (eran inseparables), decidieron mudarse a Puebla por 10 meses en calidad de intercambio para hacer el internado medico como último requisito antes de graduarse. No he conocido a nadie en mi vida hacer cada cosa en su vida con tanta convicción y amor como Xime, su sueño era ser médico y salvar vidas luego de ganar la batalla contra el cáncer cuando era una pequeñita de 10 años”, era parte del mensaje de su prima Nathalia.


Además, en su publicación espera que esta tragedia “no pueden seguir siendo la realidad de más familias, nada nos devolverá a Xime, ni a Koti dos jovencitos que apenas estaban empezando a perseguir sus sueños, dos personas que no le hacían mal a nadie al contrario, decidieron dedicar sus vidas a salvar las de otros en su labor como médicos”.


Por último, se espera que ‘Xime’ y ‘Koti’ sean un símbolo de todos los estudiantes asesinados en México y en otras partes del mundo; además hizo un llamado a las autoridades internacionales para que esclarezcan todos estos asesinatos y tomen medidas reales frente a estos hechos de violencia.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •