Miercoles, 20 de Octubre del 2021
Martes, 28 Septiembre 2021 02:56

¡No por mucho madrugar… amanece más temprano!

¡No por mucho madrugar… amanece más temprano! Escrito Por :   Anabel García Morales

Es muy común que en estos tiempos de acelere y baja tolerancia a la frustración todo lo queramos de forma inmediata: la comida a domicilio, nuestra comunicación digital, el acumulamiento de likes en redes sociales, nuestras transacciones, nuestros viajes y traslados, pero, no todo puede ni debe ser así; y hablando de negocios… ¡MENOS!


 

Hemos hablado sobre la importancia de darle tiempo a nuestros emprendimientos para que se vuelvan sólidos, pero hoy te explicaré con más detalle por qué no debes presionarlos de más.

 

Cuando abrimos o iniciamos un negocio debemos ser súper conscientes de que llevará tiempo no sólo darnos a notar, consolidarnos y estar en la preferencia del consumidor; sino lo más importante: conocer a nuestro negocio.

 

Quizá seas un experto en el giro comercial al que te vas a dedicar, incluso puede que ya estés familiarizado con la propia empresa que dirigirás, pero eso no te dará el pulso real para que puedas tomar las mejores decisiones.

 

El proceso natural de los negocios avanza por etapas y tú debes aprender de cada temporada, reacción, proceso y resultados para lograr empatar lo que plasmaste en tu plan de negocios con la realidad.

 

Sé paciente si los clientes no llegan con la velocidad que esperas, dale tiempo a cada estrategia para analizar la reacción ante los estímulos que envíes, recuerda que tú puedes poner las condiciones, pero la respuesta la da el mercado, así que, en vez de desesperarte, observa con atención.

 

No cambies los precios, responder ante la falta de venta de forma inmediata con ofertas y disminución de los precios es la primera señal de desesperación y así lo percibe el mercado, eso puede indicarle que no tuviste éxito y que vas a cerrar próximamente.

 

Si las modificaciones en las estrategias son delicadas, imagina el cambio de giro comercial de forma constante; por ello mantente por lo menos el tiempo necesario para poder brincar el tiempo promedio de prueba que son los primeros 2 años; claro, si de plano tus números son rojos desde el principio entonces cambia la dirección del barco, pero para que no caigas en ese extremo planea antes de iniciar.

 

Si tu negocio es de alimentos date cuenta qué productos deberás sacar de tu carta o cuáles se mueven con mayor frecuencia para convertirlos en tus productos estrella y atiende sugerencias.

 

Piensa que todo negocio es como un árbol, si quieres que te dé frutos y sombra fresca, deberás cuidar su germinado y apoyarlo hasta que su tronco sea tan fuerte por sí solo que puedas incluso, construir una casa sobre él.

 

Pon esto en práctica y no te desesperes, recuerda que la paciencia, estrategia, constancia,  plantación y la buena actitud son los elementos más importantes para convertirte en un… UNIVERPRESARIO.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto